Una parte de la política española sufre una enfermedad muy grave que precisa con urgencia de la aparición de nuevos fármacos que puedan salvarla de su estado cochambroso. La enfermedad consiste esencialmente en la aparición de unas desviaciones cerebrales en las personas que forman parte de los sectores llamados progresistas y de las minorías contrarias a España.

Precisamente se han visto con toda nitidez en las dos recientes sesiones celebradas en el Congreso de los Diputados con motivo del intento fallido a la investidura de Feijóo para presidir el gobierno de España. Aquello, más que la sede de la soberanía española, parecía un coso taurino donde los seguidores del PSOE, (muchos con zapatillas y vaqueros) en un continuo e ineducado guirigay, interrumpían con risitas, gestos y otros desplantes obscenos la magnífica faena que estaba haciendo el único espada, tanto con el capote de sus verdades como con la muleta llena de propuestas para salvar el futuro de España.

Como presidenta del coso actuó “Paca la Armengola” que aportó su acostumbrada torpeza no exenta de maldades. Y como crítico del espectáculo el vallisoletano destronado por los suyos, el mamporrero Oscar Puente, (“el alcantarilla” para los taurinos) cuyo vomitiva perorata -llena de embustes e insultos- recordaba la de algunos tendidos de analfabetos donde se pierde el respeto a la fiesta española, demostrando su perfil barriobajero.

De esa forma intentaba salvar los muebles de quien estaba obligado a participar en la “faena”, el jefe de la cuadrilla, escondido cobardemente tras el burladero de su mediocridad, conocido como El “niño del falcon”, un deshecho de tienta tan cobarde como “el niño de Waterloo”. Ni que decir tiene, que las alguacilillas, ataviadas con trajes inadecuados, aplaudían a rabiar a su ídolo del momento, “el alcantarilla” pues se sienten a gusto cuando se revuelcan en el barro y el estiércol que se acumula en el ruedo en ciertas corridas. Al terminar el evento el “niño del falcón” salió por la puerta de atrás para que no le afearan su faena.

 

1 Comentario

  1. El mundo de la masonería y de la política,está plagado de dolicocefalos…es decir de alienígenas,cuyo mayor representante es Joe Biden,sedientos de sacrificios humanos.

    Seguramente y por este motivo han elegido a Feijoo,el supuesto Rey de España justifica su tiempo,haciendo perder el tiempo a todos los españoles,por eso le pagan,o ese es su empleo.Además de promocionar la agenda 20-30,que no nos extrañe que tenga una amistad profunda con Netanyahu,ya que dice ser Rey de Israel,ese que ha organizado lo del ataque terrorista para justificar una guerra…

    El Netanyahu tiene semejanza con Sánchez,además de cometer todos delitos especialmente infanticidios,cuando sus desastrosos gobiernos van mal en lo social y en lo económico…organizan una guerra para distraer la atención,modifican leyes para seguir en el poder y librarse de sus corruptelas.

    Y bien quién sería peor?,Sánchez?…difícil ser peor,Feojoo…es por el estilo,Abascal?…desengañaros de una vez todos han pactado la vacunación forzosa de niños,es de OG por vía endovenosa,un gran infanticidio al estilo ‘los Santos inocentes’.

    Que les vote Chapote!.

Comments are closed.