Rivera

Al país y al ejército: 

Españoles, ha llegado para nosotros el momento más temido que esperado –porque  hubiéramos querido vivir siempre en la legalidad y que ella rigiera sin interrupción la  vida española– de recoger las ansias, de atender al clamoroso requerimiento de cuantos  amando a la Patria no ven para ella otra solución que libertarla de los profesionales del  derecho y la político, de los que por una u otra razón nos ofrecen el cuadro de desdichas  e inmoralidades que empezaron ya en el año 1898 y amenazan a España con un fin  próximo, trágico y deshonroso […] 

Con estas alegres palabras hace justo cien años, allá por el 13 de septiembre de 1923,  proclamaba y tomaba el timón de España el Capitán General de Barcelona, Miguel Primo  de Rivera, a fin de frenar los excesos e inmoralidades reinantes en una España de frío,  hambre y miseria. Mismas palabras que fácilmente podrían extrapolarse al día de hoy,  cuando de nuevo un enemigo común amenaza con verter sobre los ríos de nuestra Patria  el carmín glorioso de nuestra sangre, sangre íbera, romana, judía y árabe. 

Es por eso que hoy, cien años después de la Proclama de Primo, me propongo a analizar  la figura misma y tan desprestigiada de la dictadura, así como en último término hacer  un llamado por la dictadura. 

Empecemos por el principio, ¿Qué es una dictadura? El término dictadura procede de  Roma, del periodo extraordinario en el que los abusos de los profesionales del derecho  y la política eran tales que el pueblo, hollado y ultrajado, aupaba a tomar el mando del  Estado a un general por un tiempo específico y delimitado a fin de sanear las cuentas,  evitar la destrucción misma de la Patria y proporcionar el suficiente pan y justicia al  Pueblo. 

Esto hace que nos preguntemos, ¿Es la dictadura una forma negativa de gobierno?  Sencillamente es una forma ambigua, pues no es ni buena ni tampoco mala, tan solo  necesaria. Así pues, la dictadura es necesaria solo cuando no viene a prometer nada,  sino a cumplir con su ascético y tácito deber de recoger los clamorosos anhelos de  cuantos, ante tal ignominioso espectáculo, no ven para su Patria otra solución que  libertarla de los profesionales del derecho y la política. De otro modo, toda dictadura  que se construya en falsas promesas y vagos testimonios, no vendrá a ser otra cosa que  una nueva prolongación con otro nombre del mandato de los políticos profesionales. 

Con todo ello visto, ante la España de hoy que recoge un cuadro de desdichas e  inmoralidades como pocas veces ha visto su historia, es necesario que se tomen las  medidas pertinentes y suficientes para que siga siendo la misma que fue, es y será. Es  necesario, por tanto, en España de una dictadura.

Es necesaria una dictadura que no venga a destruir España como los profesionales del  derecho y la política han hecho y siguen haciendo impunemente a mano descubierta,  maniatando y secuestrando, tras falsas mordazas ideológicas, la voluntad real de todo  el Pueblo español. Es necesaria así una dictadura que venga a curar y a sanar la mayor  parte de los males de España que, en su mayoría, han sido encumbrados por las  francachelas y oscuros intereses de los mismos que, desde un primer momento, debían  de haber velado por el pan y la justicia de todos nosotros. Es necesaria así, aunque  siempre hubiere sido preferible otro tipo de soluciones menos anómalas, una dictadura  que venga a acabar con más de cuarenta y cinco años de abusos de estos criminales  profesionales, de aquellos que se han aprovechado y, aun peor, reído de todos nosotros  a costa de apoltronarse en el poder y enriquecerse de ello mismo. 

Motivos sobran para llamar aquí, en estas líneas, a la figura de la dictadura: el coste de  la vida, la situación en marruecos, la pérdida total de la soberanía frente a una Europa  de vientre roto y de rapiña, la más reciente sedición de territorios tan españoles como  Cataluña y la imperiosa amenaza de una nueva rebelión, la agenda ideológica, la  orfandad de nuestros hermanos saharauis, puertorriqueños, entre otros, el desempleo,  la miseria, el frío y el hambre, el abuso de los poderes y de la justicia, los políticos  profesionales y su labor de concupiscencias, el desprecio por nuestros valores y por la  vida, la desmemoria del pasado, el desprecio y olvido hacia las instituciones castizas y la  burla y el desprecio de los gobernantes hacia todos nosotros. Motivos nos sobran para  exigir una dictadura. 

Solo por medio de una dictadura patria, que no patriotera, lograremos salvar a España  de lo fatal, y con ello regenerarla de todos sus males. Una dictadura jamás ha de ser el  modelo a seguir de un Estado, pero sí una solución que, en un tiempo nunca mayor a  seis meses, imponga las medidas cautelarísimas pertinentes con la mayor rapidez y  agresividad posible para volver a hacer reinante la paz y el orden que solo a un país y  una raza como la nuestra le corresponde. ¡Españoles, hasta aquí hemos llegado!  ¡Españoles, ya es hora de una dictadura!

 

6 Comentarios

  1. Dicho asi, esta bonito, lo malo es que el ejercito de hoy en dia y mucho menos “el muy preparao” No tienen cojones para otra cosa que no sea hacer desfilitos, llevar mascarillas y pines de agendas globalistas varias

    • Aclaremos conceptos.
      Estado de Derecho: Estado con leyes que se imponen,
      No significa que el Estado sea Democratico ni que respete los Derechos, todos los Estados son de Derecho por muy dictatoriales que sean porque tienen leyes que se imponen. Por eso cuando estos Letardos dicen vivimos en un Estado de Derecho dando a entender que esas Leyes protegen Derechos me doy cuenta de lo idiotas que son. La critica tiene que ser total y absoluta al Sistema Judicial la causa de nuestra ruina y de todos nuestros males. Todo por incumplir sus juramentos lo que ya les deja sin jurisdicción de manera automatica pero nada yo soy tonto y no tengo ni idea…

  2. El delito de Alta Traición perpetrado por policias, jueces, fiscales, politicos, periodistas esta más que probado. Ilegal es vd sra portavoz del CNP Elisa Rebolo Gallego que ya se esta pasando de lista y se va a llevar una querella por prevaricar en breve, Lo que es ilegal es lo que hacen vds y de AUTORIDAD nada de nada. La AUTORIDAD somos nosotros que ya esta bien de que os paseis de listos. Ilegal es saltarse la Constitución Española e ilegal es el CNP que prevarica con su santa cara. Y desde luego me va a explicar quien le ha nombrado a vd Portavoz del CNP porque desde luego el Pueblo no lo ha hecho, Se os va acabar el cuento a tanto listo y lista 2030.

    https://www.youtube.com/watch?v=6rD0t6DUirc

  3. Ilegal es que vds secunden un fraude sanitario y armas biologicas, ilegal es que vds secuestren a la gente amparandose en leyes criminales, ilegal es que vds permitan el robo y el allanamiento de morada por la interpretación absurda de un loco con toga que no se sabe ni la Constitución Española, ilegal es que vds apoyen invasiones e ilegal es que vds no hagan nada mientras atacan a la población los poderes politicos y economicos no legitimos e ilegal es que vds secunden como mercenarios toda esta basura, Les vamos a detener a todos vds y van a dar cuenta de sus delitos que ya son muchos e intolerables. Estamos hasta los cojones de todos vds. A ver si hacen honor al lema de proteger y servir al pueblo no proteger ni servir a delincuentes los que les dan la orden a todos vds. Multa de 500 no de 50.000 Euros al policia o funcionario publico que vaya tocando los cojones con falsemias, climas, animales y demás tonterias 2030. Estas no son vuestras funciones ni vuestras obligaciones, no teneis dicha potestad avisados quedais. No consentimos ni teneis porque obedecer ordenes ilegales y lo sabeis muy bien que es DELITO a ver si se os mete ya en la cabeza.

  4. La Dictadura ya la tenemos, el autor omite un hecho importante que los que el llama profesionales del Derecho no lo son y los politicos violan su mandato ergo se hacen dictadores. Y la dictadura es militar porque controlan todos los poderes incluido el militar. Lo que es necesario no es una dictadura sino un alzamiento popular, un 2 de Mayo absoluto y que sea contundente con ellos con los que nos han llevado hasta aqui y es perfectamente legal y legitimo puesto que no sirven al pueblo y lo han traicionado. Pedro Sanchez es un dictador sin lugar a dudas pero a ordenes de Felipe Vi que tambien lo es, sino no permitiria que se violará la Carta Magna con tanto descaro lo que les situa a ambos fuera de la ley.

  5. ¿Sangre judía y árabe? ¿O más bien sangre íbera, griega, romana, visigoda, sueva y de otros pueblos de Europa? Ah, que en muchos sitios de España había juderías (como en Alemania, Polonia, República Checa, etc., etc.). El articulista se olvida también de que los turcos sometieron Grecia, Bulgaria, Rumanía, Serbia, Hungría, etc., etc. ¿Por eso debemos suponer que esos países tienen gran cantidad de sangre turca? ¿Los actuales andaluces descienden de árabes o más bien de colonos castellanos, gallegos, asturianos, etc., etc. que repoblaron esas tierras según avanzaba el proceso de la Reconquista?

Comments are closed.