Realidad  demostrada por el equipo de “La Quinta Columna”:

Desde hace tres años, se está produciendo un genocidio lento, a nivel mundial, perpetrado por entes energéticos demoniacos con la colaboración consciente e inconsciente de seres humanos, mediante la inoculación de inyectables denominados vacunas que contienen Oxido de Grafeno Reducido con su doble acción destructora: Una, sobre nuestro físico, afectando principalmente al corazón con su sistema circulatorio, junto al sistema nervioso, y dos, al control de la mente, permitiendo la comunicación entre nuestro cerebro y una IA (Inteligencia Artificial).

El propósito final de esta operación, es tan real y posible, como virtual y fantástico es su presentación en los medios de comunicación de masas. Real y posible porque ya se está dando hechos de comportamientos humanos tipo zombi o de ejecución de acciones violentas, donde la víctima convertida en verdugo, afirma realizar los hechos en contra de su voluntad. Virtual y fantástico, porque se presenta como una futura conexión entre nuestra neuronas y una “nube” (IA) que nos dará acceso a todo el conocimiento y creación de nuestras propias vivencias y realidades.

¿Cómo se ha podido llegar a esta situación? Hay una respuesta simple. El ser humano era ajeno a la existencia real y presente entre nosotros de estos seres no humanados y totalmente ajenos a su enorme poder a través de sociedades secretas como la masonería con sus miembros, humanos y quizás también no humanos, de las diversas ramas que hoy día dominan las alturas de todos los estamentos públicos, ya sean políticos, militares, judiciales, sanitarios y de comunicación.

¿Que pretenden? Después de todo lo anterior podemos deducir por los hechos, su ascendencia demoniaca, es por ello que su finalidad última como queda reflejada en la Biblia y mas concretamente en el Apocalipsis es una lucha por nuestra alma, ejecutada en estas circunstancias, por medio de unos inyectables que invaden nuestra mente a través de las neuronas. Inyectables con grafeno (6 6 6), la “marca de la bestia” citada en el libro referido; si, como se anuncia, se hace totalmente obligatoria.

Adquirir conciencia de esta realidad destructora del género humano, nos obliga a hacer un frente común que debe llevarnos a modificar nuestro sistema de vida. Existen dos principios básicos que constituyen nuestra fuerza y nuestra debilidad, se trata del amor y del egoismo.

El egoísmo. Fuerza espiritual negativa. Es propia de nuestra carnalidad, que es alimentada por la convivencia en el mundo terrenal. Mundo terrenal que ahora empezamos a vislumbrar, no ha sido creado solo por el quehacer humano, sino por seres que ocupando los grados mas altos en sociedades secretas de variados tipos y siempre tildados de satánicos han conquistado el poder institucional global y han aprovechado las debilidades humanas para crear guerras y todo tipo de calamidades en la medida que la ciencia y la tecnología que ellos promueven, se lo vienen permitiendo.

En la actualidad los avances cientifico-tecnológicos son tan poco conocidos como ocultados, no obstante su ejecución los delata: Oxido de Grafeno Reducido en los inyectables (dominio de la mente). Aluminio, el propio grafeno y diversos elementos químicos en los análisis de la lluvia, materiales lanzados por aviones (control del clima y envenenamiento). Incendios incontrolables no naturales por extensión, forma de producirse e incompetencia clara de la propia administración (cambio climático). Tormentas y precipitaciones  con gravísimas inundaciones e incluso terremotos, acompañados todos ellos de fenómenos atmosféricos no conocidos ni explicados (cambio climático). Invasión de antenas de telefonía 5G como elementos imprescindibles para llevar a término su macabro plan.

El amor. Fuerza espiritual positiva. Como todos hemos experimentado en diversos grados, se trata de una fuerza creadora, en la medida que genera orden, armonía, belleza y entrega desinteresada, lo que supone la transmisión de energía elevada al propio individuo y a la colectividad. Solo es preciso pensar el efecto que produce en nosotros las vivencias de amor ejemplar llevadas a cabo por personas de nuestro entorno. Amor, vinculo de unión entre personas que engendra sentimientos de fraternidad y unidad de todo el género humano, eliminando cualquier tipo de barrera establecida. Esa es nuestra defensa. En definitiva: Dios es Amor. Si Dios está en nosotros, ¿quién contra nosotros?

 

1 Comentario

  1. Lo que antes era hasta cierto punto,natural…el fallecimiento de enfermos…ahora se ha convertido en un negocio,donde se provocan las enfermedades mortales,y donde se hace fallecer a los enfermos a voluntad de las autoridades,a través de tecnologías de transmisión de datos,que activan la neuromodulacion creada con el interfaz de grafeno.

    El sistema sanitario está totalmente corrompido,los médicos ya no hacen ningun juramento,o se los pasan por el forro,el peor sistema sanitario del mundo está en Inglaterra,donde los médicos tienen los sueldos más altos de Europa,y donde ya no atienden a los pacientes,en listas de espera que tardan hasta cuatro años,o les niegan la medicación,la gente enferma muere en Inglaterra por falta de atención.

    En cualquier caso,es un engranaje de múltiples tipos de empresas interrelacionadas entre sí,cada cual con sus propios objetivos de beneficios económicos.

    Efectivamente los humanos ya no luchamos contra otros humanos,sino contra corporaciones,contra potestades…

Comments are closed.