Veo por Telegram un recorte de uno de esos desinformativos de televisión –sólo puedo ver esas cosas por las redes porque voluntariamente apagué del todo hace siete años  la caja llamada tonta, cuando habría que llamarla caja maquiavélica – consagrados a mentir a la inocente y crédula población para dejarla desprotegida y a merced de todo tipo de crímenes y abusos que quienes dirigen esas máquinas de manipulación mental deseen perpetrar sobre los creyentes en dicha caja. Mentir por un lado, por otro  encubrir directamente todo tipo de atrocidades, como las abominables, catastróficas y anticientíficas “medidas anticovid”, el márketing  agresivo de la timovacuna, y el velo de silencio sobre la mortalidad, la enfermedad y la pobreza disparadas tras la aplicación anticonstitucional y antihumana de todas esas medidas “sanitarias basadas en ciencia”.

En patrón idéntico al que utilizaron para mentir e hipnotizar a la gente sencilla convenciéndola de que había una pandemia mortal y duradera sin precedentes y que era de urgencia vital “vacunarse” con un producto “eficaz y seguro” obtenido “milagrosamente”, algo sobre lo que ya hemos escrito mucho pero que habrá que seguir recordando y compilando hasta dejar un necesario tratado detallado de la infamia de quienes ejecutaron ese diabólico plan, en esta ocasión desplegaban sus técnicas de engaño y encubrimiento sobre el asunto de la fumigación que llevamos padeciendo varios años, pero con mayor ensañamiento en los últimos tres coincidiendo con la fase de la cumbia climática con la que la plutocracia satánica apátrida pretende avanzar su guerra  disimulada pero brutal contra todos los territorios y seres humanos que aspira a poseer y “despoblar”. Despoblar es el eufemismo de matar y esterilizar por diversas vías.

El mencionado patrón:

  • presentadora en el plató introduciendo la “noticia” con lenguaje y expresión corporal que predispone al  tragacionista del sofá a creer que lo que se les va a pasar a explicar es la verdad, toda la verdad, y nada más que la verdad
  • reportero de típica entonación cargante estudiada para la manipulación del subconsciente narrando cómo los ‘conspiranoicos’ están empezando a saturar la Fiscalía (inciso: bien por ellos) de denuncias contra la fumigación masiva de nuestros cielos, y por ende suelos y aguas.
  • – “expertos” prostituyendo sus titulitos y puestos específicos en la función pública para ofrecer en lenguaje llano la “explicación científica” del  vapor de agua, que como la presentadora había anticipado, “la ciencia lo tiene muy claro”. Un meteorólogo y un profesor de Física de la UNED, cuyos nombres tengo aquí apuntados en una intrascendente lista personal de activistas y colaboracionistas que garabateo fantaseante, apuntalando la mentira oficial con su mera existencia y alquiler de nombre y cara,  dada la eficacia máxima que la falacia de autoridad muestra una y otra vez en la conquista de la mente del individuo promedio.
  • Comentarios corrosivos para la ridiculización de quien apunte a otras teorías, con la famosa escena de Cary Grant  a punto de ser arrollado por un biplano en Con la muerte en los  talones para ilustrar jocosamente la idea.

Lo de siempre. El patrón de siempre. El patrón que, a fuerza de verlo repetido, insultante a la inteligencia y la ética,  y machacón en todos los asuntos con los que desde la televisión, la radio y la prensa tradicional se nos intenta empujar  hacia el redil incomunicado de turno desde hace varias décadas, fue el que me llevó a apagarla hace ya unos cuantos años, y eso que la veía muy poco. Pero ese muy poco ya me resultaba insoportable.

Por supuesto ni el desinformativo, ni el narrador cargante cuyo nombre aún no conozco pero que acabaré garabateando en mi intrascendente lista casera junto con el de la locutora, ni el sapientísimo profesor de Física ni el altruista meteorólogo mencionan la geoingeniería. Esa geoingeniería que existe, que figura en el BOE, en interminable literatura científica, en programas divulgativos sobre su existencia, en ofertas de empleo para pilotos, en el ojo observador. Esa geoingeniería que esos mismos medios de desinformación nos narraban como anécdota curiosa cuando los chinos “lavaron” el cielo de Pekín de su humo impenetrable a base de crear  lluvias para ofrecer una imagen bella y amable durante los Juegos Olímipicos… ¡de 2008!  Y es que la siembra de nubes ya era pan comido en aquellos años. Pero ahora, quince años después, para los “expertos” de los medios, para el airoso narrador y para la seria presentadora, son historietas insustanciales de molestos ciudadanos afectos de trastorno obsesivo querulante.

Ya que nombraran a Gates, el genio visionario filántropo, hablando de su proyecto de “tapar el sol” mediante dispersión de químicos, sería impensable.  A ese sujeto sólo lo mencionan para alabarlo y predisponer al  tragacionista del sofá a aceptarlo como Emperador Universal por prodigioso designio de su excepcional  genialidad todoterreno.

Granizadas

Alguna vez algún medio despistado o con las defensas bajas ha acabado reconociendo a regañadientes que sí, que hay una mínima modificación del clima, pero que se trata sólo de abortar granizadas de forma local. Así que aunque mis registros meteorológicos personales que se remontan a una lejana infancia me hablan de una media de dos granizadas al año en los días más tórridos del verano, los aviones tienen que pasear a diario para que no granice. El caso es que hay una sequía monstruosa por el cambio climático, pero constantemente hay que salir a evitar granizadas, que son una forma de precipitación. No cuadra la cosa.

Y es que con la “ciencia” prostituida, oficialista, obtusa y colaboracionista nada cuadra. Basta cualquier agricultor, como los que en varias regiones de España llevan dos décadas denunciando los efectos desastrosos y observables de las avionetas, cualquier ama de casa atenta, cualquier pastor, cualquier estudiante inmune al adoctrinamiento o cualquier camionero para apuntar a la cantidad mareante de mentiras, falacias y balones fuera que nos regalan los “científicos” y los “divulgadores” preseleccionados del sistema.  Y bastan los verdaderos científicos sin alma de delincuente como la de los de mi lista casera para explicar las cosas como son.

Y en esta desesperante rueda de medios mentirosos y encubridores, científicos corruptos y mentirosos y encubridores (les concedo la posibilidad de que sean unos ignorantes  desactualizados, aunque posibilidad diminuta), políticos psicopáticos corruptos y mentirosos, y resto de funcionarios y prensa en absoluta dejación de funciones, la misión de desertización del país, claudicación del sector primario y privatización monopolística y usurera del líquido vital sigue en progreso sin que nadie lo detenga. Poco importa que el tiempo demuestre que los “negacionistas y conspiranoicos” teníamos razón en todo, como en el caso de la plandemia donde se ha demostrado punto por punto que acertamos en todo, basados en lógica y realismo y no en la pseudociencia  supremacista y asustaviejas del enemigo. La fase ha avanzado, una mayoría rutinaria y olvidadiza no se ha enterado de que teníamos razón en todo, casi todos llevan ya el pincho que nunca deberían haberse puesto, muchos otros ya no están, y todos los culpable, perpetradores y colaboradores siguen en sus puestos. Sus escaños, sus  micrófonos, sus aulas, sus despachos, sus columnas de los grandes mass media. Pero cuando el tiempo demuestre que también teníamos razón en la existencia traicionera  y la criminalidad extrema de la geoingeniería arrasadora, el daño será de una magnitud indescriptible. Y los supervivientes seguirán sin enterarse de que no ha sido la naturaleza ni ninguna causa inevitable la que los ha  condenado a esclavizarse por un vaso de agua, una ducha de un minuto y un pimiento marroquí… hasta que Marruecos decida.

Por cierto, el desinformativo en cuestión era de la cadena pública. La que pagamos todos. La del presupuesto desorbitado. La que se hace llamar española. La que desvía cientos de miles de euros a activistas caducos en programas condenados al fracaso desde su origen, pero que se retiran de la parrilla con los bolsillos a reventar. Pagamos una máquina de mentir, saquear y entregar a los españoles a su exterminio y esclavitud.

 

5 Comentarios

  1. Tenemos pistas que nos ha ido dejando nuestros ancestros por toda nuestra geografia,no les hacia falta estudios de ingeniería sino habilidades y sentido común,aljibes,acueductos,canalizaciones, pozos y los pantanos y presas, esto nos dice que nuestra peninsula ibèrica hubo escasez de agua y se paliaba con esos inventos, ahora estamos como las vacas mirando al tren,se derriban presas,pantanos y eso conlleva una caida de naipes a todos los niveles,ahora nos entretenemos con declaraciones de todo tipo,nos viene una anomalía tremenda en lo meteorológico,el niño entrarà antes de lo previsto, alerta la ONU y nuestro gobierno reparte dinero a los olivareros de marruecos+ potabilizadoras y a los nuestros que les den, si seguimos así,nos comeremos los mocos,el genocidio sigue en marcha,si no morimos del pinchazo, moriremos de hambre y sed

    • El hombre, y la mujer, que seguro que fue idea de ella, almacenó agua imagino que al mismo tiempo que ideó la agricultura y la ganadería. En este territorio sometido a sequías cíclicas y estiaje almacenar agua es obligado. Sí es cierto que todo tiene su impacto, pero el verdadero progreso consiste en estudiarlo y paliarlo si es posible, o desarrollar tecnología de compensación. Cortar por lo sano es propio de trogloditas sin cerebro, de esta subespecie desnaturalizada que son los pijoprogres urbanitas, de genocidas, o de unas entidades cada día más fuertes que buscan sus propios cultivos de energía, su alimento.

      Por otro lado muchos hablan de que nos dará de comer Marruecos. Cualquier observador sensible sabe que la fase que están viviendo allí es de expansionismo imperialista, con buenas dosis de odio sarraceno (todos los expansionistas albergan odio). Se están frotando las manos viendo cómo se les entrega a ellos el control de nuestra despensa. Si Argelia, supuesto país amigo (ja) cortó gas, estos cortarán los envíos de pitanza corriéndose de gusto. Cuando una fuerza quiere someter o destruir a otra lo quiere lo más débil y dependiente posible. Esto lo entiende cualquiera, menos la legión de mk-ultras, pijoprogres, traidores y borregos que nos rodean.

  2. Excelente y muy bien desarrollado articulo de ANA TIDAE.

    Pues si, tiene toda la razon nuestra amiga Ana, por una parte da gusto ver que en medio de la Borregada todavia hay gente lucida que ha “captado el concepto” de como esta la cosa,

    Muy mal y peor que se va a poner, la Ag2030 nos va a machacar, TOTALITARISMO, Despoblacion, Ruina, Esclavitud,,,,,pero, por otra es espeluznante ver a donde nuestras queridas autoridades, empezando por los Maridos del Begoño y el de Leticia pasando por multiples Mtros , Sanidad, Agricultura, Medio Ambiente,,,,hasta el ultimo partido politico o Institucion andan como locos para llevarnos al guano , bien sea por accion u omision.

    “La misión de desertización del país” comenta el articulista, tremendo, hay unos tipejos en el Poder que viven a nuestra costa como Marqueses y encima quieren “Desertizar el Pais” entre otras perrerias, no me extraña que La Borregada entre en “Disonancia Cognitiva ” no se entere de esta situacion absurda pero,,,¡real¡

    Buen articulo al respecto de otro gran Medio como El Diestro, “RAMBA LIBRE”, unos tipos coxonudos , como Fernando del Pino Calvo-Sotelo.

    http://ramblalibre.com/2023/05/04/el-timo-destructivo-del-calentamiento-global-la-sequia-y-la-destruccion-de-presas/

  3. Excelente artículo y reflexiones de Doña Ana.

    Lo que me recuerda a una tal Estrella Gutiérrez portavoz de AEMET, a la que muy probablemente habrá incluido en esa lista de embaucadores y apóstoles satánicos de la Farsemia del Cambio Climático y que cita en el texto. A dicha fulana hace días que dediqué el siguiente comentario :

    Ésa repelente portavoz, en realidad, una vomitiva vocera de la Farsemia del Cambio Climático, está cometiendo todo tipo de delitos. A saber:
    1. Está ocultando millones de pruebas acumuladas mediante fotografías nítidas de las fumigaciones de productos químicos que nada tienen que ver ni con las estelas de vapor de agua procedente de la combustión en los turborreactores (turbofans) ni mucho menos con la descarga de combustible a causa de alguna emergencia.
    2. Esa sinvergüenza sin escrúpulos se niega a debatir públicamente con científicos, ingenieros o técnicos independientes acerca de la naturaleza de los chemtrails.
    3. Después de dos o tres años de fumigaciones tóxicas, ahora en AEMET, emiten una nota reconociendo la existencia de tal tecnología (geongeniería climática), pero se niega a facilitar los datos de composición de los productos químicos dispersantes de nubes (sequías prolongadas e inducidas) o creadores de barreras a la radiación solar para eliminar o reducir la vital vitamina D en los animales superiores y, por ende, inducir enfermedades de múltiple naturaleza como forma indirecta de exterminio o genocidio.
    4. Èsa farsante apesebrada, se niega a publicar en los telediarios algunas de las miles de fotografías que le envían (con datos identificativos y lugar de procedencia) con las retículas tóxicas y las capas de calimas artificiales de baja altitud.
    5. Èsa misma Entidad pública y ahora encubridira de crímenes contra la Salud Pública (AEMET), se niega a publicar y explicar el análisis de concentración de elementos químicos presentes en la atmósfera tras las fumigaciones. Datos de carácter probatorio irrefutables y que demuestran la contaminación provocada sobre la atmósfera y los mantos de agua superficiales y acuíferos subterráneos. Los mismos análisis obtenidos en Laboratorios independientes sobre la contaminación del agua con nanopartículas de diversos metales, especialmente aluminio, grafeno, magnesio, boro, etc.
    6. Èsa misma embaucadora y presunta criminal se niega a compartir o debatir la informacion procedente de las Denuncias emitidas por estos mismos hechos en países de nuestro entorno como Francia, Italia,.. donde han sido admitidas por sus respectivas Fiscalías y ya están siendo investigadas.
    7. Se niegan a investigar o proporcionar información acerca del origen, identificación de los aviones, planes de vuelo, rutas,.. infraestructura de carga o abastecimiento de los depósitos de productos químicos a dispersar.
    8.Idem en relación a las autorizaciones ineludibles para homologación de los sistemas de inyección o dispersión instalados sobre las diversas aeronaves. El Organismo Estatal para realizar las Certificaciones de Idoneidad es el INTA, en cuyas instalaciones de Ajalvir (Madrid) se deberían haber realizado las pruebas y ensayos pertinentes.
    9. Identificación de las autoridades en cada Región Aérea que haya autorizado los miles de vuelos de fumigaciones tóxicas e informes de los resultados obtenidos, de los miles de Hl. o Kgs. dispersados con cada producto.
    10. Informes sobre adquisición y adjudicación de suministros de tales productos, ya sean de fabricación nacional o de importación. Identificación de los Contratos de adquisición y de los Organismos públicos contratantes y de los responsables de la adquisición.

    Finalmente y para no extender en demasía el comentario, habría que recordar que ésa pájara está incurriendo en flagrante delito de obstrucción a la Justicia, ocultación de información vital a la ciudadanía, presumible provocación de sequías inducidas, envenenamiento del aire y del agua (y por tanto de todas las plantas como soporte vital de alimentación de todos los seres vivos) probablemente una cadena de delitos gravísimos de lesa humanidad y que no prescriben jamás.

Comments are closed.