¿Qué es un deseo? ¿Es algo más que un capricho de la mente? ¿Qué ocurre si no lo satisfaces? Hay quién compra ropas de determinados colores, según sus deseos. ¿Crees que va a cambiar algo tu vida si cambias tu jersey azul por uno verde? ¿Y qué es el apetito? ¿Es lo mismo que el deseo?

Los seres humanos sentimos la “obligación” de alimentarnos y también de aparearnos; y una obligación es lo opuesto a un capricho. El alimento nos permite sobrevivir como individuos y el apareamiento nos permite sobrevivir como especie. Es precisamente para que no descuidemos tan importantes funciones que la naturaleza nos las recuerda, provocándonos una sensación de apetito que hay quién confunde con un “deseo de comer”.

Todo deseo se puede extirpar de la mente sin mayores consecuencias, dándose cuenta de su intrascendencia (Dándose cuenta de que da igual verde o azul). Esa es “la vía del conocimiento”. Para los que no tienen intención de transitar por ella queda “la vía de la realización”, eso es, realizar los deseos hasta alcanzar la desilusión (y poder así salir de la ilusión y regresar a la realidad). Buda sostenía que la libertad empieza donde acaba el deseo.

Pero ¿Puede uno librarse del deseo de comer o de aparearse, sin mayores consecuencias, como puede librarse del deseo de tatuarse el que comprende lo tonto que es tatuarse? Si uno deja de alimentarse muere como individuo y si deja de aparearse muere como especie. La naturaleza no quiere que eso suceda; por eso, quién deja de comer, notará como su apetito va aumentando, va ocupando más y más espacio en su mente; y si sigue ayunando, llegará un momento en que no podrá pensar en otra cosa. Lo mismo ocurre con el sexo.

Ese “no poder pensar en otra cosa” es lo que llamamos “obsesión” y es la previsible consecuencia de haber reprimido el deseo, es decir, de no haber optado por la vía del conocimiento ni tampoco por la de la realización. Pretender extirpar un deseo sin pasar por la desilusión es siempre contraproducente: Lo que reprimes persiste porque reprimir es retener. Reprimir el apetito sexual lleva a tener más apetito sexual como reprimir el hambre lleva a tener más hambre. No es extraño que, quién hace régimen por el día, asalte la nevera en mitad de la noche, como no es extraño que, quién reprime el sexo, se convierta en un maníaco sexual.

La Iglesia siempre ha utilizado la represión para obtener la sumisión del rebaño. Si un sacerdote te induce a creer que el sexo es “pecado” ¿En qué te convertirá sino en un pecador? Al creer que el sexo es pecado lo reprimirás, y al reprimirlo conseguirás que el apetito sexual crezca en tu mente. Tarde o temprano, acabarás sucumbiendo a “la tentación”. Entonces el sacerdote aprovechará para imponerte una penitencia y tú asumirás la condición de penado, de culpable. ¿Y qué puede hacer un culpable más que implorar misericordia y “ofrecer sacrificios” para obtenerla? ¿Quienes han sido siempre los beneficiados por esos sacrificios? Eso lo explicaba muy bien aquel cura que decía -Yo lanzo al cielo las monedas que ofrecen los feligreses y le digo a Dios: Coge las que quieras. Las que caigan al suelo, entenderé que no las quieres, y me las quedaré yo-. ¡Son astutos los curas!

El mecanismo de la represión (Extensamente analizado por Freud) llevó a la iglesia a convertirse en la corporación más rica e influyente del mundo (Solo hay que ver los edificios que han levantado, a lo largo de la historia, y compararlos con los que habita la feligresía sacrificada… Y eso que empezaron con un pesebre, decía Gila). Hoy, asombrados, nos damos cuenta de que los políticos pretenden utilizar el sexo de la misma manera que los curas. ¿Cómo puede ser eso? Pues puede ser, porque los políticos son, al fin y al cabo, individuos reprimidos por un sistema educativo que siempre ha estado en manos de la Iglesia. ¿Por qué quieren ilegalizar la prostitución? ¿Es peor alquilar el sexo que alquilar las manos o la cabeza? Hay prostitutas a las que les gusta su trabajo. ¿Viven peor que un obrero? ¿Hay algún obrero enamorado de su trabajo?

Los políticos (como los curas y como Freud) saben perfectamente que proscribir la prostitución convertirá a muchos “clientes” en proscritos, en “culpables”. Los políticos saben que muchos-as van de putas-os porque les resulta difícil encontrar a alguien con quién “hacerlo” gratis. ¿Qué hará esa gente?¿Qué puede hacer un culpable más que implorar clemencia y sacrificarse para obtenerla? Los políticos están diseñando un sistema penitenciario en el que cualquier ciudadano estará en riesgo continuo de dar con sus huesos en la cárcel. Están pensando una “cárcel democrática”, eso es, para todos, para cualquiera. Eso explica que hayan rebajado las penas de los delitos sexuales a la vez que han aumentado la lista de delitos (Si alguien quiere saber la gran diferencia entre franquismo y democracia lo tiene muy fácil comparando lo que pesa el Código Penal del 73 y lo que pesa el Código Penal actual). ¿Cómo puede ser que, en un régimen de libertad, se repriman más conductas que en un régimen dictatorial? ¿Cómo es posible que, en la actualidad, la lista de delitos, sea más larga? Los políticos ya están “haciendo sitio” en las cárceles porque prevén que habrá una avalancha de detenidos cuando penalicen la prostitución. Ellos esperan, como los curas de los que aprendieron, conseguir un rebaño de culpables, dócil y sacrificado; y esperan, como los curas, ser los grandes beneficiados.

9 Comentarios

  1. Me pregunto como hay tanta gente en la Iglesia Católica si dice que el sexo es malo, vamos, que no sé cómo he podido nacer yo con unos padres católicos ¡oiga!

    • Eso mismo se debieron preguntar tus padres. La sociedad funciona como una cadena, en la que cada generación engañada, engaña a la siguiente

  2. Quedémonos con lo bueno y ejemplar,en EEUU el aborto está penalizado es ilegal.

    La ciudad de Arkansas es pionera en abandonar las máquinas de votación,están haciendo el recuento manual de siempre,buenas noticias para Dakota del Sur.
    https://frankspeech.com/video/arkansas-county-votes-return-paper-ballots-and-good-news-out-south-dakota

    Los documentos de Biden implican tanto al padre como al hijo,lo que le obliga a ser cesado,es posible que entre como nuevo Presidente el representante de la Camara Kevin Mcarthy.

    Como misteriosamente Italia ha desaparecido de los mapas de las televisiones españolas,nosotros creemos que habría que hablar sobre la gran labor de Meloni,más de vez en cuando.

    • Resumen: El señor Vigano dice que los globalistas quieren destruir la familia. ¡Qué novedad! En cualquier caso, no censuraré a “Adoración y Liberación”, es decir, no haré lo que ellos hacen conmigo. Quién censura, demuestra con ello su desprecio, su falta de amor y demuestra lo poco que aprecia la libertad y el mensaje de Jesús pues él nos quería libres.

Comments are closed.