Hoy no voy a comentar de los notorios presentadores de A3. ¿Estamos?, bueno, yo estoy hasta los insensibles órganos genitales, de mi ocupado cuerpo, donde la sinrazón de la tan cacareada televisión “la tele abierta”, como he dicho antes, estoy hasta el gorro de los toscos y vulgares presentadores, a veces, en donde un, al parecer, iracundo cocinero, metido a presentador, más bien a animador de las campanadas de fin de año. Debo  decir que, desde hace muchísimo tiempo, la única tele que veo es esta, cuyo nombre, y sin temor a equivocarme se anuncia como “la tele abierta” durante cualquier programación, concurso y telediario, cuanto menos lo espera, te lo meten diciendo volvemos dentro de 2 minutos, con el consabido anuncio descrito que, mirándolo bien, se podrían ajustar cuantos minutos se llevan al cabo del día con el dichosito anuncio, más, los 15 minutos de los muchos descansos que tiene y si es en Pasapalabra es agobiante cuando el  presentador lo nombra por tres veces al final de este programa. Por cierto, este programa termina siempre pasadas las 10 de la noche, donde le sigue el telediario con el consabido retraso de su emisión. Bien es verdad que nadie me obliga a ver las televisiones, por ello me voy a permitir a no ver ninguna.

El día último de este año pasado, en donde estuve pasando la nochevieja, mi estupor fue tan grande que, cada año que pasa, esta televisión ha llegado al extremo de los ridículos y bufones baratos de los animadores de poca monta; los mismos de siempre, un cocinero y una-no sé cómo llamarla- señora, cuya presentación y anuncio del nuevo año, viendo como cada año, se fragua en esta tele. En este preámbulo del nuevo año, vimos como el metido a cocinero con ganas de pocos amigos y sus inexpresables muecas, asomando su cara de aburrido este aterrador de cocinas con cara de vinagre en su semblante. Así mismo fuimos testigos de que la señora entretenedora del programa de fin de año, esperaba un niño. Estoy seguro que antena 3, no tiene mejores presentadores para este programa, visto, lo visto los que tiene, donde estos se llevan el trofeo del premio a los presentadores en esta nochevieja, todos ellos, los presentadores de prestigio-aunque quedan pocos-desean estar con sus seres queridos. Y no pasar el frio reinante en el vetusto balcón dando las campanadas de nochevieja en la ya conocida Puerta del Sol de Madrid.

Ni más, ni menos, lo que sigue. La prensa pagada y las envanecidas y orgullosas, solamente han hablado del vestido, que si era así o asado. Me ha llenado de estupor y soporífero anuncio una noticia en un periódico deportivo (MD) que dice sobre el vestido lo siguiente: La capa cuanta con un esqueleto interno de ballenas aportando un amorfo e interesante volumen en forma de globo terráqueo que se cierra con ojales de acero y un cordón de algodón reciclado. Toma del frasco carrasco. Vaya frasecita, a mí me pareció que estaba metida en un saco de grandes dimensiones y esperpéntico de ver. La apoteosis y el ensalzamiento del público llegó cuando se despojó del bodrio del saco. Unos con un ¡Oh…Oh! Muy grande, tanto de los presentes allí reunidos. Fue una lástima que yo no lo viera, puesto que me fui al cuarto de baño para vomitar, no se si era debido al néctar de esa noche o al desafío de no querer ver, lo que hubiera provocado esta señora que lleva 7 años, esperando dar la campanada para quitarse un vestido o, como en este caso, el costal que, como si fuera un envoltorio englobado encerraba a esta señora en forma de globo terráqueo. 

La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida. (Don Quijote de la Mancha), pues eso, amigo Sancho esto es lo que hay. La gente esperando otro año más para ver estos falsos animadores de la noche vieja un año más. Si estoy celebrando esta noche en el mismo lugar de este año y la tela abierta contrata a estos dos bufones, yo volveré al escusado para vomitar este engendro vomitivo de esta parodia de liquidación. Las televisiones y la mayoría de la prensa, están por el poder para el poder. Ni más, ni menos, u lo que sigue. No pienses que el dinero lo hace todo o acabarás haciéndolo todo por el dinero. (Voltaire)

 

1 Comentario

  1. Parece ser que esta cadena de TV,no tiene dinero para comprar ropa buena bonita y apropiada para sus presentadoras.Nos alegra saber que Cristina Pedroche está embarazada,desconocemos en que masa ha metido las manos,si en una de harina o en una de cocaína.Si la gente dice que eso es ropa,un vestido de moda o elegancia…entendemos que pase lo que pase en España,desde la corrupción galopante hasta que se dejen matar con vacunas experimentales,pues cada vez hay más gente ‘ligerita de cascos’,por cierto que le pagaron por promocionar una cerveza y no la,quiso ni probar.. sólo quería cobrar,e irse,no sabemos adonde si a una playa nudista o a una mesa camilla con estufa,a menos que no sea una mujer y sea una alienígena,que no pasan ni frío ni calor.

Comments are closed.