Hay muchas lecciones que hemos podido sacar con esto de la farsemia y muchas lecciones que nos hemos visto obligados a aprender. Si se dan cuenta, aquellos países en los que la población ha sido menos engañada son casi todos a los que habíamos considerado, hasta ahora, como países del tercer mundo o subdesarrollados. Debe ser que la población de esos países ya se han hartado de ser cobayas de las farmacéuticas y no han pasado por el aro de inocularse el veneno experimental. Ya han sufrido demasiado en sus carnes a la mafia farmacéutica y no han estado dispuestos a seguir haciéndolo.

Pero aquí, en los supuestos países desarrollados, en los países considerados como avanzados la cosa ha sido bien distinta: el número de engañados ha sido enorme. Y a pesar de que haya mucho farsanta, la realidad es que muchos de los que, hasta ahora, considerábamos como listos, preparados o inteligentes han caído en la trampa de forma inmediata.

Y no es que a personajes como Jorga Javier Vázquez lo consideráramos como tal, ha sido él mismo el que, demostrando ser lo contrario, ha estado yendo por la vida dos metros por encima de los demás, de una forma totalmente injustificada.

Tal y como ha quedado demostrado en infinidad de ocasiones, él se lo cree y ha tratado a gente como Marlene Morreau de tonta porque, además, ella se lo ha hecho. Pero tal y como ha quedado demostrado en uno de los últimos programas de ‘Sálvame’, todo lo contrario.

Morreau se hace la tonta y Vázquez el listo, demostrando su gran ignorancia. Y la lección que Marlene les pega a todos en el programa es de las grandes. Es como si los hubiera dicho: “a ver quien ríe el último”.

1 Comentario

  1. Jorge Javier Vázquez no tiene mucho coeficiente intelectual si tenemos en cuenta la clase de tele bodrio que hace. Muy lumbreras al chico no se le ve, la verdad.

    A Marlene Morreau se la quitan de encima rápido no vaya a ser que diga algo que tire abajo el chiringuito y coincida con que algún borrego esté viendo el programa.

Comments are closed.