Las evidencias acerca de lo que está sucediendo son tantas y tan grandes, que no deja de llamarnos la atención que, a estas alturas de la película, haya tanta gente tan sumamente perdida y despistada. Tal y como sucede en muchos ámbitos de la vida, la mayor parte de los individuos de esta sociedad piensan que las cosas malas siempre les van a suceder a los demás y a ellos nunca les afectará.

Por eso, cuando se les habla de aborto, de eutanasia o de despoblación, por poner algunos ejemplos, son muchos de los que acaban siendo convencidos sobre las bondades de esas medidas, pensando siempre que serán otros los afectados. Piensan que cuando se habla de despoblar siempre le va a afectar al vecino. Es como cuando se publican esas encuestas en las que todo el mundo opina que la situación económica va a ser muy mala, pero que a ellos no les afectará. Unos auténticos “linces”.

El caso es que la web ‘Pirámide de población’ tiene publicados unos gráficos en los que se muestra la evolución de la población en todos los países del mundo. Si nos vamos a los gráficos de Europa y de España podremos comprobar que ambos gráficos son casi idénticos.

Se recogen datos desde el año 1950 y se hace una previsión hasta el año 2100. Como podrán observar en ambos gráficos la curva es ascendente hasta el año 2020. A partir de ese momento, la curva empieza a caer de una forma muy acentuada. En la previsión que se marca en esos gráficos, en el año 2100 Europa tendrá una población de unos 588 millones de habitantes, habiéndose alcanzado en 2020 más de 746 millones y en el caso de España, la población en 2100 será de más de 30 millones, habiéndose superado en 2020 los 47 millones de personas.

No deja de llamar la atención que la Europa avanzada, que la España del siglo XXI, tan llena de eminencias, vea estos datos y se quede tan tranquila. Produce más desasosiego esa tranquilidad, ese aborregamiento, esa pachorrez, que los datos en sí.

La población europea en general, y la española en particular, asiste impasible a su propia destrucción.

 

8 Comentarios

  1. En una era en la que ya son habituales ideas aberrantes como “hay demasiada gente en el mundo”, “nos estamos cargando el planeta”, “el ser humano es un cáncer” o “haríamos bien en extinguirnos”, no es sorprendente que gran parte de la población reaccione con pasotismo e incluso con satisfacción. Hasta tal punto es poderosa la programación mental a la que nos han sometido durante décadas.

  2. Por cierto, interesantísima web. He estado curioseando las pirámides poblacionales y predicciones sobre diversos países, y he observado algunos detalles sorprendentes. Me llama la atención que el declive población es muy pronunciado en los países de Europa occidental propiamente dicha (especialmente dramáticos me parecen los casos de Alemania y, sobre todo, Italia, de auténtica catástrofe), sin embargo… en el norte de Europa no existe ese declive. Uno podría pensar que el Reino Unido, cuyo gobierno es uno de los principales promotores del nuevo orden globalista, también debería sufrir una caída poblacional similar, pero no, se mantiene en unos niveles bastante decentes.

    Pero, más sorprendente aún: cabría suponer que Suecia, el modelo globalista europeo, debería tener una curva descendente en picado, pero no es así; al contrario, la curva sube hasta ganar unos tres millones de personas en 2100. Alguien dirá: sí, claro, la población sueca aumentará a base de inmigrantes. No sé… ¿Tanto? Las curvas poblacionales de Noruega y Dinamarca también suben. Incluso Islandia sube. ¿Cabe deducir de esto que los fríos escandinavos, a pesar de sus condiciones adversas en cuanto a “multiculturalidad”, “inclusividad”, “diversidad”, etc., de algún modo se las apañan para seguir teniendo hijos de forma normal, mientras que de Alemania para abajo nos hemos instalado en la autodestrucción complaciente? Curioso cuanto menos.

    Nos vamos entonces a la pirámide de Estados Unidos, y comprobamos que la curva también sube. Y aquí ya la cosa empieza a oler a chamusquina. Porque a uno no le cabe más remedio que sospechar que todo esto de la Agenda 2030, ODS y demás mandangas parece especialmente dirigido a unos determinados pardillos (Europa occidental), que son los que van a cumplir con los objetivos de desindustrialización y despoblación, mientras los principales impulsores de esas medidas no tienen la más mínima intención de cumplirlas.

    Ahí lo dejo.

  3. ¿Preocupantes, dice? ¿A quien le preocupan? Los amos de la UE estarán encantados de que se cumpla su agenda. Y a las masas cretinizadas les debe dar igual morirse que vivir.

  4. Lo preocupante es no haber podido elegir quién desaparece.
    Mi sensación es que el destino ha tenido un mal gusto deplorable, pero igual es un sesgo subjetivo como la velocidad de las filas de las cajas del súper.

  5. Existe una guerra aunque la gran mayoría de ciudadanos no se haya dado cuenta.
    Sabemos quien es el enemigo y hay que combatirlo con todas las armas posibles, es una cuestión de supervivencia.
    Desaparecen vacunados como por arte de magia a la vez que se pierden todo tipo de derechos invividuales y colectivos. Aniquilan a los ancianos y ahora van a por los niños.
    Hay una guerra, hay que armarse.

  6. Entre la baja natalidad, el aumento de abortos (ya en el año 2021 se practicaron más de 90.000) y las terapias génicas genocidas pues ya me diréis cómo va a aumentar la población.

    Pero no pasa nada, que ya permitimos que vengan inmigrantes (si están recién salidos de la cárcel mejor) con nuestras políticas de reclamo y que pueblen nuestro país. Un plan sin fisuras, sí señor.

  7. Nos gusta mucho este artículo,es fundamental para darse cuenta de la nueva ‘realidad’,y por desgracia esto solo acaba de comenzar,pues el Estado profundo está decidido a diezmar la población mundial,con armas biológicas,con antenas 5G,con estelas quimicas y con otros venenos ocultos como los insectos pulverizados que en febrero ya estarán incluidos siniestramente en una gran cantidad de alimentos procesados, incluso en cervezas y en chocolates.

    Si realmente conociesemos las cifras de habitantes de China aniquilados por el PCCh,se nos podrían los pelos de punta!,nunca lo llegaremos a,saber…al igual que en la,India,en la ciudad de Méjico o en otras zonas superpobladas.El gobierno de Japón paga a la gente para,que habiten zonas vacías…de lo contrario serán exterminados.

    Y la última noticia del equipo de Q,es que preparan una nueva plandemia que estará originada en Brasil,por eso lo de Lula…se avecina un holocausto en Brasil.

    También nos advierten de otra batería de mentiras mediáticas por parte del comunismo democrático y sus medios,lo mejor será apagar el tv.

Comments are closed.