El artículo anterior molestó a algunos católicos, y seguro también, a algunos que se consideran protestantes y no protestan; y es que, si leyeron con calma, pudieron entender que, la tesis que se defiende, es que todos los cultos (o sectas) que surgieron del catolicismo, de Nicea, de la voluntad de Constantino, son igualmente anticristianos. Jesús dijo -Si quieres orar no vayas al templo, hazlo en tu habitación- pero unos y otros llenaron el mundo de templos. ¿No es eso contrariar a Jesús? ¿Cómo se puede llamar cristiano aquel que hace lo opuesto a lo que dijo Jesús-Cristo-Dios?

Todos los “pastores” quieren llevarte a su templo porque quieren que creas que Dios está en su casa y no en la tuya, más aún, quieren que creas que Dios está fuera de ti, que no eres divino. Para poder actuar como intermediarios y cobrarte comisión por ello, necesitan que creas que Dios prefiere su casa a la tuya. Necesitan pues construir templos y es esa necesidad la que los delata como “dualistas”.

Creer en la dualidad significa creer que hay alguien (o algo) que se llama Dios, que vive allá, en el paraíso y que hay otro, que eres tú, que vive acá, en la Tierra. ¡Significa creer que Dios y tú sois seres distintos! Bien se puede decir que tal creencia es el principio, el origen, la causa de lo que llamamos “maldad” pues si Dios representa “el bien”, “lo bueno”, “lo justo” y los humanos nos sentimos obligados a representar un papel distinto ¿A qué podemos aspirar sino a ser la encarnación del mal? El ser humano es malvado porque se considera distinto a Dios, porque no se ve hecho “a su imagen y semejanza”. ¡Esa es la idea que fundamenta el satanismo!

Creer en la dualidad es condenarse a no percibir, a no sentir, en modo alguno, la presencia de Dios, por creer que vive en un lugar distinto. Ello ocasiona un gran problema que los dualistas resuelven con la muerte. No ven a Dios pero tienen la esperanza de verlo ¡después de morir! Necesitan morir y es por eso que, a los satanistas, hay quién los llama “adoradores de la muerte”.

Todos los sacerdotes duales, o satánicos, quieren que ingreses en sus templos porque quieren apoderarse de ti, porque quieren que te hagas dependiente de ellos, porque quieren que les sirvas, que seas su sirviente, su siervo. Todos los templos cumplen la misma función, sean del culto que sean. ¿Quién buscaría intermediarios para alcanzar a Dios si lo sintiera en su interior? Así pues, para que acudas a sus templos deben hacerte olvidar tu divinidad: “Polvo eres y en polvo te convertirás” ¿Te suena? Ir al templo es asumir que Dios reside en un lugar distinto a ti; y si él vive en el paraíso ¿Qué puede ser el lugar en el que tú vives sino el infierno? Pero ¿Y si no lo parece? Eso los dualistas también lo arreglan fácilmente: Si el mundo no parece un infierno, ellos hacen lo posible para que parezca. ¡Así la idea de morir te resultará más atractiva! ¿Cuántas veces los has escuchado decir que “Este mundo es un valle de lágrimas”?

La cuestión es ¿Cómo les explicas todo esto a franciscanos y a benedictinos, que siguen intentando apuntalar esa misma iglesia que el papa y su casta están desmantelando? ¿Cómo decirles que son divinos sin que se molesten? ¿Alguien puede creer que el papa no evaluó el impacto que tendrían sus palabras, cuando incitó a sus seguidores a “vacunarse por amor”? Si no le importó provocar un cisma es porque no le importa el futuro de la iglesia. ¿Cabe otra explicación? ¿Espantar a millones de seguidores siendo que vive de ellos? ¿Cómo es posible que la iglesia esté siendo liquidada por la misma casta que la dirige? ¿No supone eso quedarse sin su medio de vida? No, porque su intención es seguir dirigiéndonos, a todos, desde los hospitales, que también son suyos. A tal fin inventaron un nuevo culto, el covidianismo, y son muy pocos los católicos que no creen en él, como también son muy pocos los ateos no creyentes.

10 Comentarios

  1. Si dios existiera no habrái iglesia ni biblia. La gente simplemente hablaria con el.

    Si hubiera inteligencia no habría politicos. La gente coexistiria con reglas justas.

  2. ahora va a llegar el retrasado mental de ‘cojones la cosa’ a decir que hitttttlerrrrr era aliado de la mafia criminal judia y que es el causante del Holocuento de los 6 millones. ajajajajaja es que me parto de risa jajaja

    • Hitler era judío. Toda la eĺite nazi lo eran. Más de lo mismo. Todo aquel que llega al poder es judío.

      El holo por supuesto un cuento chino.

      • No es un cuento chino pero tampoco lo que nos cuentan porque el objetivo era crear el exodo para poder crear el Estado de Israel por eso Goebbles se reunia con Ben Gurión y eso si que no es un cuento chino ni los experimentos de Mengele que uso la CIA.

    • Lo de los seis millones esta desmentido por la propia Cruz Roja y por las estadisticas.

  3. Jesús jamás dijo eso de orar en casa y no en los templos. La verdad y la justicia no se defienden con mentiras.

    • Mateo 6:5 y ss: “Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis”.

  4. Magnífico artículo. Quien tenga ojos para ver, que vea; quien tenga oídos para oír, que oiga.

  5. Las iglecias y religiones fueron creadas para manipular a la Borregada, infliltrandolas y corrompiendolas para hacerte creer que como en la tierra todo depende de representantes en un sistema piramidal, pero Dios o la espiritualidad no necesita templos fisicos ni mucho menos representantes en la tierra, nos doto a todos de un “wifi” que ahora pretenden quitarnos

Comments are closed.