Miren ustedes hacia donde miren, da igual. Un mundo distópico ya está absolutamente en marcha a nuestro alrededor, de la mano de políticos y gobernantes que están al exclusivo servicio de las élites ocultas que les manejan, poniéndonos a todos nosotros como simples esclavos.

Y todo ello funciona en este lado globalista del mundo. En este parte en la que se está aniquilando a la población con un medicamento experimental, se pretende imponer que existen cientos de sexos, que nada tienen que ver con la naturaleza, o se pretende imponer la dictadura de una parte de la población, normalmente minoritaria, sobre el resto con la excusa de imponer una supuesta igualdad, absolutamente injusta, ilegal e injustificada.

De la mano de todas esas imposiciones, muchos miserables políticos están intentando hacerse famosos. Un nuevo ejemplo es la Congresista Demócrata Sheila Jackson Lee. Esta individua ha presentado el pasado 9 de enero, el conocido como Proyecto de Ley 61 de la Cámara de Representantes.

Este proyecto de ley se conoce como “Ley de liderazgo contra la supremacía blanca de 2023” y, en resumen, pide un nuevo tipo de cargo federal de conspiración de delitos de odio dirigido únicamente a los blancos.

Dice que las personas pueden ser acusadas de una “conspiración para participar en un crimen de odio por la supremacía blanca”, por crímenes o tramas de las que no tenían conocimiento real.

Cualquier persona que critique la inmigración o vilipendie a cualquier “persona o grupo no blanco” en un artículo o publicación en las redes sociales puede ser acusado de este delito. Se enfrentaría a este cargo si alguien a quien nunca conocieron o con quien nunca se comunicaron es acusado de “planificación, desarrollo, preparación o perpetración” de un delito.

Como verán, una ley absolutamente aberrante y criminal. Pero oigan, como forma parte del lado políticamente correcto de este mundo absolutamente desquiciado, se considera incluso normal que la tipeja lo presenta, salga o no salga adelante.

El agujero al que nos vamos dirigiendo es tan sumamente profundo, que ya dudamos que, a estas alturas, haya posibilidad alguna de salir de él.

 

4 Comentarios

  1. estados hundidos la puta de israel. vertedero de criminales pobreza y reemplazo etnico. el 33% son europeos el otro 33 hispanos y el otro 33 son negros. las estadisticas etnicas son una farsa y una mentira. hay muchisimos mas negros e hispanos que lo que dicen las estadisticas oficiales. los ‘blancos’ ya han sido sustituidos por negros. drumpf es un borracho puta de israel. en estados hundidos todo esta controlado por israel. educacion mariconaza y adoctrinan lgbt mariconadas y culto a los negros y a sus amos la mafia judiada y antieuropeismo. lobby pedofilo y reemplazo racial a toda vela. estados hundidos la puta de israel no tiene ni soberania y es un basurero acabado. tasas de crimen y pobreza increibles. un puto basurero de mierda totalmente controlado por israel. tan cobardes y vendidos como en china comunista. drumpf el borracho lameculos de la mafia y amos israelies. y biden el viejo pedofilo lider del lobby maricon pedofilo. estados hundidos la puta de israel es peor que un chiste muy malo. muchos paises americanos no llegan al nivel de crimen, violencia y podredumbre que tiene estados hundidos de israel, Jewsa. un vertedero totalmente acabado, pero desde hace decadas.

    • Esta gentuza se ha pasado muchos pueblos. No creo que se salgan con la suya; y si se salen, durará poco.

  2. Nada permanece inmutable, estático (salvo esa energía que te pone los pelos de punta, igualito que estos tiempos que nos ha tocado vivir), todo lo que sale, antes debe haber entrado. En esas estamos, precipitándonos en el pozo sin frenos, descendiendo cada vez más hacia el abismo, y es terrorífico, sí, pero también esperanzador, pues para poder coger impulso primero hay que tocar fondo. Espero que se vicien más y más rápido en su supremacismo recién adquirido, todas esas minorías que solas no son nada y juntas antes o después chocarán y se sacarán los ojos entre ellas, ese será el momento – mientras están distraídas matándose – para retomar la senda del sentido común. Los ríos se desbordan y cuando lo hacen provocan mucho daño, pero antes o después las aguas vuelven a su cauce, ante las leyes de la naturaleza nadie es todopoderoso. Ni unos ni otros, ni los que construyen presas, ni los que se las cargan, se imponen para siempre. Los constructores de presas se dejaron convencer de que sin presas el río se portaría bien, tendría auto-control y respetaría sus lindes naturales, no ha sido así – como era lógico por otra parte – y espero que hayamos aprendido la lección. “Si quieres saber cómo es Pablito, dale un carguito”, esa frase lo resume todo: el poder debe estar controlado, si no hay equilibrios, unos siempre acaban abusando de los otros. En cuanto hay un choque de intereses se desata la lucha: “sientate a la puerta de tu casa a esperar y verás el cadáver de tu enemigo pasar”……ya ha empezado (feministas contra feministas). La codicia ajena juega a nuestro favor, nadie quiere perder ni un milímetro de su terreno, ni un ápice de su estatus, ni uno solo de sus privilegios, ni la mínima parte de su supremacía. El poder no gusta de ser compartido, con la adquisición y/o adopción del supremacismo, va implícito el mecanismo mismo de su propia auto-destrucción. “Cria cuervos y te sacarán los ojos”, los hemos criado y nos los sacarán si les dejamos, va en su naturaleza. Eso ya no tiene remedio, protejamos nuestros ojos y que se los saquen entre ellos. Esto va por su camino, lento pero seguro (” puta coja”. Ángela Rodríguez “pam” “la feminista” de pro). Recordar la fábula del escorpión y la rana, y no seáis más esa rana estúpida, que bien se cuece lentamente, bien acaba envenenada y ahogada, o ahogada por culpa del veneno paralizante inoculado. Murió con o de…..COVID, recordáis?.

    Resistir, no queda otra. Ahora toca sufrir, pero nos llegará nuestro momento. Todo llega si se sabe esperar, hagamos por verlo.

    Saludos.

Comments are closed.