Silencio. Exactamente eso es lo que nos encontramos en buena parte de la sociedad española, y todo el oficialismo, ante los aberrantes datos de sobremortalidad que se están produciendo en el mundo, en general, y en España en particular.

Una trágica sobremortalidad de la que, o no se habla, o se intenta camuflar con excusas tan absurdas, como indignantes. Si hace calor, porque hace calor; si hace frío, porque hace frío; si duermes de una forma, porque deberías dormir de la otra; si te duchas, si no te duchas, si ves la televisión, si no la ves, si ves fútbol, si no lo ves… cualquier cosa, menos la única y gran novedad que se ha producido en el mundo en los dos últimos años: el medicamento experimental.

Y es que el asunto es tan trágico, como sorprendente. Sorprende ver que, a pesar de tantas evidencias, haya tanta gente que no le de la gran importancia que tiene, o recurra a las mismas excusas absurdas que recurre el oficialismo.

Y aunque cada vez hay más gente con dudas, con preguntas o con denuncias, todavía no es la suficiente. Y eso ocurre porque, entre otras cosas, se está silenciando y censurando a todos aquellos que lo denunciamos.

Por eso, ante la censura, ante el intento de silenciamiento, hay que buscar soluciones para que la gente nos escuche.

El próximo viernes 27 de enero hay una nueva oportunidad para que aquellos que quieran saber, que quieran conocer la verdad, se informen de lo que está pasando. Será una charla – debate que se celebrará en la Escuela popular de la Prospe, en la C/ Luis Cabrera 19. Todos aquellos que quieran acudir pueden hacer a través del Metro Prosperidad, o las líneas de autobuses 1, 9 y 73.

 

9 Comentarios

  1. No hay peor ciego que el que no quiere ver osea que no hay solución,la gente ha decidido ser carnaza de la élite

  2. Es fácil enterarse de la gran cantidad de muertes que hay; basta con leer el Registro Civil.

    • Yo estaba pensando que hasta el Registro Civil estará falsificado como lo están todos los datos del INE sean estos parados, afiliados a la S.S., deuda soberana, inflación, PIB, etc,etc, CIS, censo electoral o recuento de votos.

      Un Estado que falsifica todos los datos oficiales de la nación no ofrece ninguna garantía de registrar con exactitud ni las defunciones ni su causa.

  3. Muy buena iniciativa.

    Ahora, a ver cuánta gente se interesa por saber qué pasa con la sobremortalidad, y por qué no se están investigando sus causas, y a qué es debido.

  4. También habría que revisar la cantidad de sedaciones que se realizan en los hospitales y cómo han ido aumentando. Para mí eso es parte del aumento de la mortalidad. A partir de una edad y según el estado del Anciano, se seda sin más.

Comments are closed.