abortismo

Nos avergüenza decir que el aborto vuelve a ser noticia, pues deberíamos tener siempre presente el acto execrable que supone arrancar de las entrañas de una mujer al hijo concebido. Son los peajes del llamado Estado del bienestar, matriz del relativismo moral que nos impele a obrar en función de la conveniencia del momento.

La noticia viene a cuenta de la polémica suscitada entre VOX y el resto de partidos laicistas, entre ellos, aparte de los del rabo peludo, la cada vez más zurda formación de Feijóo que, de momento, sigue nadando entre los frailes y las monjitas de los conventos, alguna gente de bien, que aún queda, aunque despistada, y los más progres de la avergonzada derecha de la que apenas quedan las raspas.

Los del partido verde, hasta donde sabemos, no pretenden una rebelión contra la patria para merecer la amenaza por parte de Sánchez de un 155 en la Comunidad. El delito es bien distinto. Se trata de que los médicos informen a las mujeres que acuden a un abortorio, de la trascendencia del hecho. Debería ser el protocolo normal, dado que eliminar a un bebé en gestación no es una intervención intrascendente y tampoco las consecuencias. Que se lo pregunten a los miles de mujeres que sufren el Síndrome Post Aborto en sus variadas manifestaciones, muchas veces, de por vida, aunque ni ellas mismas conozcan el origen de las dolencias que les afectan.

Proponen los de VOX que las embarazadas escuchen el latido del corazón de su hijo y vean la ecografía en el monitor. Los antivida han reaccionado echando espuma por la boca, como los posesos ante lo sagrado. Se oponen a ello por varias razones de peso: por una parte, tienen que ser fieles a la Agenda 2030, que ordena abortos masivos en cumplimiento con el plan genocida y sacrificial para honrar a los entes maléficos que se alimentan del dolor humano, el caos y la entropía. Cada aborto es un banquetazo, una batalla perdida de la humanidad, además de una subversión del orden del Creador. Por otro lado, sería atentar contra el imperio económico de la multinacional de la muerte, dado que muchas mujeres suelen dar un salto en la camilla y huir corriendo cuando se dan cuenta del error que iban a cometer. Si la mujer no está demasiado intoxicada por la propaganda, suele producirse un cambio de conciencia de manera instantánea. La consigna de que las mujeres no vean a su bebé en la pantalla del ordenador ni escuchen su latido proviene de la satánica International Panned Parenthood (IPPF), creada por la desequilibrada Margaret Sanger en los años cincuenta, tras asesorar a Hitler y hacer muy buenas migas con el Ku Klus Klan. La entidad lleva décadas asesorando a la ONU en esta materia. Y si bien el protocolo no es vinculante, ha sido aceptado por todos los estados laicistas. La IPPF lleva medio siglo reivindicando que los niños deben pertenecer al Estado y que deben ser estimulados sexualmente desde la cuna. Lo que está ocurriendo en el mundo no ocurrió de la noche a la mañana. El atanor del mal lleva años funcionando a toda mecha.

La noticia nos ha dado pie para incidir en el error del aborto e informar y denunciar a los magnates y ayudantes  de esta  industria abominable. El tráfico de bebés asesinados en los úteros de sus madres surte a la industria de cosméticos, de vacunas y a la propia ciencia, con la particularidad de que los científicos exigen que los fetos estén vivos. ¡Y en vivo les extraen los tejidos! Muchos de ellos provienen de abortos tardíos, es decir, a partir del quinto o sexto mes gestante, cuando la criatura es ya viable. La sórdida industria del aborto mueve al año millones de euros. Es la peor de las lacras humanas y el horror más execrable.

No nos cansaremos de dar la batalla, hablando claro y denunciando a los instigadores de este genocidio silencioso disfrazo de derecho y vendido como un avance social. Jamás utilizaremos el eufemismo “interrupción voluntaria del embarazo”; porque abortar no es interrumpir, es ponerle fin a una vida, es asesinar, por mucho que las leyes gestadas en parlamentos irresponsables, lo hayan hecho legal firmando con sangre.

Abortar no es progresista, por mucho que los que así se denominan digan lo contrario. Todas las constituciones y leyes sobre derechos humanos coinciden en postular que “todo individuo tiene derecho a una vida digna”. El aserto no tiene discusión y así se repite y reivindica. Pero, si ese derecho se defiende desde el momento mismo de la concepción, surgen los disidentes que cuestionan el comienzo de la vida humana, con definiciones científicas sobre el cigoto, el preembrión, la mórula o el blastocisto, argumentando sobre sobre la ley, la ciencia o el momento a partir del cual el feto es viable. Yo prefiero llamarle bebé en gestación, es decir, ser humano independiente compuesto de un alma inmortal y de un cuerpo al que solo hay que darle tiempo. Se trata, simplemente, de una etapa en la línea de la vida; la primera fase sin la cual no pueden ser posibles las demás. Por eso, en el aborto no puede haber excepciones.

Algunos sectores tildan de retrógrados a quienes defendemos la vida humana desde el instante de la concepción hasta la muerte natural. Arguyen que es una cuestión religiosa, sobre todo al referirse a los cristianos. Sin embargo, antes de la llegada del cristianismo, Hipócrates, considerado el padre de la medicina, condenaba el aborto, y actualmente existen activistas ateos que defienden la vida, por no hablar del propio Gandhi, icono de tantos progresistas. Más que una cuestión religiosa es un Problema personal, familiar, biológico, filosófico, político, jurídico y moral. Un Problema con mayúscula.

Los colectivos antivida han ido inoculando su veneno a las mujeres del mundo. Han tomado posiciones en la política y han ido consiguiendo despenalizar la muerte y aprobar leyes para matar legalmente. Para ello, se han valido de datos falsos y de encuestas fraudulentas. Así han hecho en Estados Unidos, confesado por el propio doctor Bernard Nathanson, apodado “el rey del aborto”, después de arrepentirse de todos sus crímenes, y así han continuado en el resto del mundo. Conocemos muy bien todas sus tácticas y estrategias.

Vivimos en una sociedad que a diario se mancha con la sangre de los inocentes. ¡Por culpa de los verdugos ejecutores y de los tibios y cobardes que permanecen silentes! Muy grave y muy triste todo.

 

 

7 Comentarios

  1. Es muy fácil lo que dicen estos ” gobernantes ” es :la mujer puede abortar porque es suyo el bebe que lleva en su cuerpo, al cual no puede ver ni escuchar, antes de matarlo.

    Lo que no dicen estos es la aplicación real y subliminal que pretenden, que es :como sois súbditos o ciudadanos de este país, podemos , nosotros los “gobernantes” mataros a todos vosotros pero eso sí : que no salga en los monitores telerepulsivos que nadie los verá ni oiga.
    Plan diabólico

  2. La natalidad cae en picado en España…solución:hacer que aborten las niñas y mujeres,lógico no?,es decir hacer que toda España quede despoblada.

    En la televisión hablan sin pudor de 10.000 abortos 20.000 abortos,es decir de miles de bebés asesinados en el vientre materno…y no les conmueve en absoluto.

    Cuando debería de estar prohibido por ley…y cuando algún político intenta al menos orientar a las mujeres ante esta atrocidad,que hacen los políticos?,demagogia…apología de la maldad en estado puro!.

    Y algunos muestran sus verdaderas caras como el sádico Feijoo,que ya solo piensa en acceder a la Presidencia por encima de todos…claro está,que tenía un buen maestro:Rajoy que permitió el aborto de más de 100.000 bebes como pacto con los socialistas para estar en el poder,acaso no causa traumas físicos y psicológicos en las madres?.

    Al final lo que entendemos,es que la vida de las personas no vale nada,a los políticos les interesa matar y asesinar…y que decir de los centros tutelados subvencionados con impuestos de los españoles?,no son centros de tutela de menores sino de prostitución de menores,institucional.

    Y la cabrona de Mónica Otra se hace la Santa,Gandía-Valencia acumula un número increíble de redes de pederastas…hoy han detenido un grupo,la policía?…no una niña raptada ha llamado a su madre está se ha hecho pasar por menor,y así han pillado a una red que rapataban a niñas tuteladas las drogaban y las violaban simultáneamente por grupos de hombres…quienes eran esos hombres?,jueces políticos y empresarios casi todos del PSOE.

    Pues no pasa nada,se arreglan las leyes para que los cerdos abusones no vayan a la cárcel,y a cuántas familias les están robando los hijos ‘la asistencia social’,para meterlos en centro de tutela de menores?.

    La prostitución de menores institucionalizada en España por el Gobierno es repugnante,y traspasa todos los límites morales y legales.

  3. El ABORTO comenzó en 1982 al ser implantado por el socialista Felipe González del PSOE. Desde entonces se han ASESINADO ininterrumpidamente a niños y niñas menores de 9 meses en esa infernal pena de muerte al INOCENTE entre los inocentes. Las personas tienen el perfecto derecho de abstinencia y continencia, que no mata a nadie, pero ha de asumir, como adulto, la RESPONSABILIDAD DE SUS ACTOS, no puede pretender quedar impune de esta INJUSTICIA DEMENCIAL. Todos hemos sido un embrión desde nuestra concepción, pero las madres sanas nos dejaron nacer. Hoy, el EGOÍSMO salvaje, lleva a cometer ESTA BRUTALIDAD SIN PARANGÓN EN LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD.
    El ABORTO es cosa de la democracia (previamente introducido en el mundo por Lenin en la URSS), sus políticos y votantes. Y el JUICIO JUSTO debe recaer sobre los demócratas NO ARREPENTIDOS SINCERAMENTE, responsables del GENOCIDIO de millones de INOCENTES a los que NO se les ha permitido vivir como a los propios ABORTISTAS. Los votantes de todos los partidos políticos son RESPONSABLES ante Dios (evidentemente son ateos cerriles, de lo contrario ni se les ocurriría ir a votar desafiando a Dios, que es Camino, Verdad y Vida, de esta manera, está claro. Y más si aman verdaderamente la vida de alguien, padre, madre, abuelo, hijo, hija, hermano, amigo, etc.) de este GENOCIDIO, al que han respaldado en las urnas gobierne quien gobierne, pues se ha matado con gobiernos socialistas y conservadores. Si se han asesinado a unos 100.000 no nacidos por año en España, la democracia con sus políticos y votantes son RESPONSABLES ANTE DIOS TODOPODEROSO del genocidio de 4 millones de INOCENTES menores de 9 meses. NO hay hecho más grave en toda la historia de España que éste, señal de lo profundamente enferma que está la humanidad.

  4. El ABORTO comenzó en 1982 al ser implantado por el socialista Felipe González del PSOE. Desde entonces se han ASESINADO ininterrumpidamente a niños y niñas menores de 9 meses en esa infernal pena de muerte al INOCENTE entre los inocentes. Las personas tienen el perfecto derecho de abstinencia y continencia, que no mata a nadie, pero ha de asumir, como adulto, la RESPONSABILIDAD DE SUS ACTOS, no puede pretender quedar impune de esta INJUSTICIA DEMENCIAL. Todos hemos sido un embrión desde nuestra concepción, pero las madres sanas nos dejaron nacer. Hoy, el EGOÍSMO salvaje, lleva a cometer ESTA BRUTALIDAD SIN PARANGÓN EN LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD.
    El ABORTO es cosa de la democracia (previamente introducido en el mundo por Lenin en la URSS), sus políticos y votantes. Y el JUICIO JUSTO debe recaer sobre los demócratas NO ARREPENTIDOS SINCERAMENTE, responsables del GENOCIDIO de millones de INOCENTES a los que NO se les ha permitido vivir como a los propios ABORTISTAS. Los votantes de todos los partidos políticos son RESPONSABLES ante Dios (evidentemente son ateos cerriles, de lo contrario ni se les ocurriría ir a votar desafiando a Dios, que es Camino, Verdad y Vida, de esta manera, está claro. Y más si aman verdaderamente la vida de alguien, padre, madre, abuelo, hijo, hija, hermano, amigo, etc.) de este GENOCIDIO, al que han respaldado en las urnas gobierne quien gobierne, pues se ha matado con gobiernos socialistas y conservadores. Si se han asesinado a unos 100.000 no nacidos por año en España, la democracia con sus políticos y votantes son RESPONSABLES ANTE DIOS TODOPODEROSO del genocidio de 4 millones de INOCENTES menores de 9 meses. NO hay hecho más grave en toda la historia de España que éste, señal de lo profundamente enferma y ciega que está la humanidad.

  5. Vox politico facista con una mentalidad como quien ha escrito este articulo es como volver a la epoca de franco. Las mujeres pueden decidir lo que quieran hacer con su cuerpo. Deberia haber una ley, la ley de castración para hombres que han realizado abusos a mujeres, porque no se hace porque hay mucho machismo y un retraso de mentalidad en este pais.

  6. No hay anticonceptivos y píldoras del día después???
    Yo flipo con las embarazadas que abortan,ahorran en anticonceptivos y quedan preñadas a lo tonto,es normal follar en un apretón pero…

Comments are closed.