Si no fuera por las risas, vivir en Espena (antigua España) sería el más loable motivo de suicidio para todo ser racional y sensible. El penúltimo capítulo de las risas que pasamos aquí, aunque a veces hibridan con las lágrimas, es la invasión en parapente. Mira que hemos visto de todo en lo relativo a la invasión de inmigrantes. Para mí, el techo se puso en Gran Canaria, alojándolos en hoteles de 5 estrellas… pero bueno… eso ya cuestión de gustos, pues en este pantagruélico menú de estupidez y traición que sufrimos los españoles, en Espena, a veces no sabes si está más rico el salmón ahumado o el carabinero. Pero lo del parapente es muy bueno, caviar puro.

Qué no son gigantes, que son parapentes.

Hace unos meses nos expoliaron con más de 2.000 millones de euros para renovar los aviones de combate espenoles (20 Eurofighter) y ahora, por algo más de 2.000 euros (precio estándar de un parapente), nos invaden. La diferencia de ceros es notable, así como la diferencia de efectividad: el Ejército espenol no puede detener a un parapente sarraceno. ¡Dejamos el listón tan alto en la reconquista de Perejil! 

Los inmigrantes legales no quieren a los ilegales, no a muchos legales.

Me quedo con las reflexiones que mis amigos inmigrantes en España, me hicieron en su día (y, ahora, un sarraceno amigo mío en Cercedilla, que buena gente la hay en todas partes). Si ellos abandonaban sus países no era para hacer de nuestro país su país, sino huyendo del suyo para prosperar en el nuestro y olvidar su tétrico pasado. A los primeros que abruma la invasión sarracena (y panchita) de Europa es a los buenos y loables moros e hispanoamericanos; a los que no quieren vivir en la barbarie que dejaron. Ellos serán nuestros aliados y nuestra Quinta columna. ¡Mola jamás imaginó que su neologismo derivaría en esto! Como tampoco imaginó que se lo cargaran en 1937… y hasta aquí puedo leer, pues este artículo no va de historiografía, sino de actualidad.

 

6 Comentarios

  1. Al inmigrante no lo van a encontrar, pero merece que Pedro Sanchez lo condecore junto con Feijoó, Nadia Calviño y Carolina Darías aplaudiendo (la gran logia) y que todos los empleados públicos de la guardia civil, policía y altos mandos del ejercito desfilen ante él.

  2. Sr. Bakken:
    Los Excelentes EF-2000 no están diseñados para perseguir “Sarracenos en Parapente”.
    Todos los Cayucos que llegaron a Canarias estaban en un Puerto de Mahuritania, y fueron Fotografiados a Gran Altura. Yo vi la Fotografía… también pude ver a un Capitán y toda su Compañía (Brigada Guadarrama), recibir la Bendición de un Sacerdote en el Valle de los Caídos (Todos Armados y con una rodilla clavada en el suelo).
    También, a un Coronel del Ejército del Aire y de Uniforme, decirle a una Cámara durante 7 minutos: “Vivimos tiempos Oscuros….. Nosotros ya teníamos sospechas de las vacunas, y tomemos las medidas necesarias”.
    Un Oficial Médico de 1’90 de estatura (Brigada Paracaidista, Paracuellos del Jarama), decirle a una reportera de la Sexta: “Aquí la mayoría de infectados son los de la 2° Vacuna….el resto son de la 1°” (ahora vas y lo cuentas).
    Una Batería de Cañones Automáticos de 35mm, barrer el cielo con munición Trazadora desde las playas de Las Palmas de Gran Canaria…en mitad de la noche… parece ser (supongo), qué dos F-16 “Sarracenos” estabán Vacilando al Personal (cómo de costumbre)….pero ésa noche volvieron a casa con problemas de “Esfínter”.
    Sr. Bakken: Usted cree nuestros Militares son Idiotas?
    Los “Militantes Sarracenos” entraron cómo quisieron…..pero salir….salir ya veremos cómo salen.
    Un Cordial Saludo.

Comments are closed.