Marlaska

Queridos lectores de este periódico, crean que les comunico la verdad, las circunstancias en España me sobresaltan de manera grandiosa, la sinrazón, el atentado y la inmoralidad del jefe del ejecutivo español, y de una manera intencionada los graves acontecimientos y hechos palpables de este traidor y grandilocuente estafador que, por mucho que desee dejar en el tintero sus meteduras de pata y mi punto de partida de mi integridad, en este caso, la política, donde esta nación está metida en un fangal a punto de ahogarnos todos e incluso como muertos vivientes, iremos como zombis a nuestros enterramientos. No es pesimismo, ni vanidad de mí mismo, solamente veo que, estamos en un atolladero muy grande de saltar y caer al vació.

Las cartas y paquetes bombas han vuelto. Las cartas bombas han vuelto a los remitentes de siempre. Hace cierto tiempo muy corto, si no recuerdo mal, fue en abril del año pasado, cuando las recibieron el incoloro Marlaska, así mismo al inmoderado Pablo Iglesias y aquellos mimos días a la directora de la Guardia Civil.

Esta última semana que está a punto de terminar nuestro, mejor dicho, el presidente del gobierno Comunista social, unas muestras parecidas a las que recibieron anteriormente sus más aliados amigos. Parece ser que, el pasado 24 el presidente del Gobierno ha recibido un encargo em forma de “paquete bomba”. También al parecer, puesto que aquí hay muchas medias aclaraciones, con unas divagaciones no preciosas y según la diversidad de periódicos que han dado la noticia, no por ello, la alarma sigue ya que esta misma mañana día 1, la base aérea e Torrejón de Ardoz ha detectado un paquete bomba por los servicios de seguridad, según también al parecer del la Presidencia del Gobierno.

La tensión y la tirantez de Ucrania y la Unión Soviética, están entretenidos dándose proclamas unos con los otros, por la situación entre ellos ya que, también parece ser que, Ucrania ha tenido por medio de su embajada en Madrid otra carta con artefactos explosivos. Con toda esta aglomeración de cartas y paquetes bombas; a la policía no le llega la camisa al cuello, motivados porque en Torrejón de Ardoz hay instalaciones de la OTAN. Otro sobre fue recibido en el Ministerio de Defensa, al parecer dirigido a la ministra de Defensa. Y, por último, otra carta en Zaragoza, en una fábrica de armamento militar.

Siempre he dicho que aquí hay gato encerrado y si es, en este tema tan engorroso, tan complejo, diré que hay muchos gatos encerrados en esta parafernalia en donde está metido el gobierno y la autoría de las cartas bombas, Dios no lo quiera, como he dicho antes, no veo nada claro estas situaciones ocurridas hace unos días. Toda esta mezcolanza de escenarios distintos, e incluso el mismo color de los sobres, y los días que hay entre estos paquetes incendiarios, se podría haber dado la alarma en los establecimientos que tiene correos a lo largo de la geografía española, y si fuese enviando desde fuera de España, pues la misma razón. Sea quien sea el mandatario de estos paquetes y sobres bombas no me atrevo en aclarar sus razones, incluso lo veo mal, ya que la justicia no debe tomarla uno por su cuenta, aunque, a decir verdad, y no justificable que, la sinrazón se asemeja mucho a la razón, ¿Hasta dónde pueden llegar los derechos y la injusticia? ¿O son estas dos palabrejas insumables de ir juntas? O esta otra: ¿No sería bueno que fuesen derechos y justicia?

 

3 Comentarios

  1. Super-sona un sonoro cuesco se tiró.
    Su fiel lacayo Bolaños lo enlató
    y super-sona sonado estruendo a su persona se envió.
    Al tonto de narices correo del Zar, otra vez se le despistó
    y a super supersona llegó.

    A “bomba” platillo y fanfarria,
    anuncia atentado su persona.
    Un p.edo se mando desde la Alcarria
    Y siete días tardó.

    ¡Pedicidio, pedicidio¡

    Super-sona está que no caga,
    a su señoro no le queda limpia una braga.
    Es de mal gusto esta gesta,
    todo indigesta y otra vez apesta.

    Lo siento, me lo tengo que tomar a cachondeo o me volveré loca.

    Saludos a todos.

Comments are closed.