Como bien dice nuestro colaborador César Bakken, por fin se acabó el mundial de “Cagar”. Y es que nunca se ha notado tanto en la vida aquello que se ha venido en llamar “pan y circo”. En esta ocasión, el pan y el circo ha llegado en el momento más oportuno para que los farsantes criminales intentaran calmar a la plebe durante un mes. Miedo nos da pensar en lo que pueda venir tras este mundial. Recuerden que ya se ha empezado a hablar del virus del camello y nos da la sensación de que se está empezando a organizar una nueva farsa.

Canales en Telegram 👇👇👇
👉 El Diestro https://t.me/ElDiestro
👉 El Diestro TV https://t.me/eldiestrotv
👉 Lo que no te cuentan las televisiones  https://t.me/LoQueNoTeCuentanLasTelevisiones 

Pero volviendo al mundial, en la celebración de la victoria de la Selección Argentina nos encontramos con un extraño y ridículo gesto del portero que no conseguimos entender, excepto si el chico solo tiene el cerebro justo para que no le metan goles.

¿A qué viene esto? Medio mundo mirándole, miles de niños viendo el partido, ¿y al tipo no se le ocurre celebrarlo de otra forma? Sinceramente, hay que ser imbécil. Y hemos de decirle que, a pesar de que no nos interesaba en lo más mínimo el partido ni el campeonato, preferimos el resultado que se dio ayer, en lugar de que hubiera ganado Francia.

Pero respondiendo a ese tuit, al que hemos hecho mención antes, nos hemos encontrado con una increíble respuesta de alguien con cuenta verificada y que, buscando en Google, hemos sabido que es escritor, guionista de radio y televisión y director creativo publicitario. Hay que ser forofo y maleducado para responder y justificar al portero argentino de esta forma.

Llevamos ya varios años dando la espalda al fútbol por completo. Cada vez nos interesa menos. Y viendo respuestas y debates como estos, cada vez nos alegramos más. El forofismo de algunos convierten este deporte en un negocio cada vez más despreciable e irracional. Es simple, los niños tienen que aprender a perder y, sobre todo, a ganar.

 

4 Comentarios

  1. Yo sentí lástima ayer por Argentina,.”no somo una mierda” dijeron los argentinos eufóricos junto al símbolo de la sumisión que papa Paco tiene también a la entrada de su casa. No tengo nada contra los argentinos, me recuerda mucho a la España actual,.y además Borges siempre me.cayó bien, pero claro, Borges era inglés de Las Malvinas como yo soy Ibero del Sahara.
    Uno de mis motivos para detestar el fútbol que jugué con pasión de niño, solo de niño, son los argentinos. el fútbol es un juego maravilloso cuya maravilla no se repite después de la adolescencia aunque algunos quieran vivir del recuerdo. De niño, cuando jugaba al fútbol y otros niños me enseñaban sus cromos de futbolistas yo pensaba que debían ser adultos muy idiotas para seguir jugando a in juego de niños.

    Ayer sentí pena por los argentinos, felices sumisos abducidos bajo el símbolo de la sumision, el obelisco, aunque me alegró que ganara Argentina.
    Te jodes Macron. Ayer te jodieron los idiotas vacunados y sin vacunar.

  2. El nivel internacional de la gente que siguió el mundial lo refleja la foto del payaso y el jeque represor al fondo de Qatar.
    Eso si les da igual todo lo que les hagan las elites a la gente mientras no le pase nada en casita y les den pan y circo.
    Lo malo es que las van a pasar putas tarde o temprano…

  3. Pura carnaza para la masa aborregada, todo un circo montado por sicopatas globalistas y sus esbirros bien untados y carentes de neuronas

  4. El mundial, y esa foto, también sirve para que forofos escritores creen una nota. En lugar de ignorarlo lo amplifican, todo por el afán de buscar “vistas”. Eso es ser forofo.

Comments are closed.