Sin duda alguna, ser propietario de algún vehículo trae consigo muchas responsabilidades, no solamente en el día a día mientras se circula en las carreteras, sino también con la documentación que cada uno de ellos necesita tener, esta tiene que estar en orden, actualizada y lista para cualquier tipo de eventualidad que podamos sufrir. Pero, ¿qué pasa si uno de los vehículos que tenemos es una moto que no estamos utilizando? ¿Podemos dejar de pagar el seguro por ella? En este artículo encontrarás toda la información al respecto.

¿Qué cubre un seguro de moto?

Empecemos por el principio, para esto es necesario que entendamos y tengamos claro cómo funcionan los Seguros de moto. Contar con un seguro de moto es obligatorio para poder circular y estar protegido en caso de accidente.

Toda persona propietaria de un vehículo a motor que tenga su estacionamiento en España está obligada, por ley, a tener contratado y en vigor un seguro por cada vehículo que tenga a su nombre, aunque este sea el más básico. Este seguro cubre la responsabilidad civil obligatoria, es decir, solo cubrirá los daños materiales y personales que puedas ocasionar a terceros. La aseguradora se hará cargo de los perjuicios ocasionados a cualquier otro vehículo implicado, así como de los agravios que puedan sufrir el resto de individuos involucrados, tales como asistencia médica, traslado al hospital, etc.

Pero, si cuentas con la modalidad de seguro de moto a todo riesgo, la compañía cubrirá los daños producidos en tu propia moto, así como los gastos y la asistencia médica que necesites.

Entonces ¿tengo que asegurar la moto si no la estoy utilizando?

Ahora que sabemos cómo funciona un seguro de moto, entendemos que es obligatorio tener asegurado cualquier tipo de vehículo que poseamos. En otras palabras, la respuesta a esta pregunta es sí, es obligatorio tener contratado un seguro de moto, aunque la misma esté aparcada en el garaje y no se esté utilizando frecuentemente.

Esto quiere decir que no tener asegurada la moto es motivo de sanción, en estos casos sabemos que la Dirección General de Tráfico (DGT) tiene un sistema automático para detectar a cualquier persona con un vehículo matriculado en el registro de tráfico que no esté en regla con el seguro.

Las sanciones cambian, dependiendo de las características de la motocicleta, pero pueden ir desde 600 euros hasta llegar a los 3000 euros.

Otra de las razones por las que una moto debe de estar asegurada, es porque está expuesta a producir daños a terceros y si la misma no estuviera asegurada, todos estos daños deberán ser pagados por el propietario.

Por otro lado, aunque puede sonar contradictorio, existe una posibilidad para no tener que hacer el seguro de la moto. Para esto se tiene que tramitar una baja temporal en la jefatura provincial de tráfico que corresponda. Si la motocicleta no se va a utilizar durante un periodo largo de tiempo, entonces el propietario no está obligado a hacer un seguro, siempre y cuando la misma esté dada de baja.

¿A partir de qué edad puedo contratar un seguro de moto?

Como ya sabemos, si tenemos una moto, esta debe de estar asegurada, independientemente de si la utilizamos a menudo o no. Ahora bien, al contratar un seguro de moto https://seguros-moto.arpem.com/, la edad constituye un aspecto fundamental en la contratación de la prima. Por norma general, los años que tiene un conductor influyen de manera directa en el tipo de motocicleta que quiere asegurar y las coberturas que quiera contratar. En este caso, podemos decir que una persona de 18 años tiene mayor riesgo de sufrir un accidente que otra de 40 años que se desplaza en moto desde su juventud.

Por esta razón la edad mínima para contratar un seguro de moto depende mucho de la cilindrada de la moto, por ejemplo, si tienes una moto de 125cc, puedes asegurarla a partir de los 16 años, obviamente teniendo el carnet correspondiente, que te autorice a circular con dicha moto. Un ciclomotor de menos de 50cc puedes asegurarlo desde los 15 años. En ambos casos tendrás figurar como conductor principal o secundario, pero el titular o tomador de seguro debe ser una persona mayor de 18 años, puesto que no puedes firmar un contrato de seguro siendo menor de edad. Sin embargo encontrar un seguro para estos casos suele ser muy difícil, ya que las aseguradoras no aceptan tomar el riesgo a menos que cumplas otra serie de requisitos.

Por esta razón, un conductor más experimentado que quiera asegurar un modelo de mayor cilindrada, tiene a su alcance una amplia oferta de distintos tipos de seguros y coberturas. Además, los usuarios de más edad cuentan con un historial en carretera más prolongado, por lo que pueden beneficiarse de las pólizas más completas a precios más atractivos. 

¿Qué averías son más frecuentes en las motos por su falta de uso?

Ahora que la crisis aprieta, muchas personas abandonan las motos a su suerte. Es frecuente que en estos tiempos a veces es necesario dejar las cosas en el garaje por una temporada. Sin embargo, las motos, como cualquier otro vehículo, tienden a estropearse si no se utilizan. Evidentemente, hay muchas piezas de la moto que necesitan funcionar de manera regular para no dañarse. Por esta razón, es conveniente que aunque no planees desplazarte en la moto por un tiempo, la pongas en marcha y actives sus distintos componentes regularmente. Así nos garantizamos que, cuando por fin podamos hacer uso de ella, todo funcione como conviene.

Aquí tienes la lista de algunos de los elementos de la moto que más suelen sufrir mientras están parados:

  1. La batería. Indudablemente este es uno de los principales elementos que sufre en la parada prolongada de la motocicleta. Si esta se queda sin carga durante un tiempo largo puede que sea irrecuperable. Por eso la recomendación es que la desconectemos si no vamos a usar la moto durante un tiempo y además cargarla de vez en cuando, para que siga funcionando de manera correcta.
  2. La transmisión. Pareciera que el conjunto de cadena, piñon y corona si no se mueve no debería averiarse. Desafortunadamente no es así, ya que la cadena tiende a oxidarse y bloquearse por muy guardada que dejemos la moto. Para evitar esto puedes engrasar la cadena de manera generosa y darle un toque de vez en cuando para que tenga movimiento y el conjunto no se bloquee por estar estático en el mismo lugar.
  3. El motor. Los propulsores necesitan funcionar con cierta periodicidad para no estropearse, por eso si se ha quedado parado por mucho tiempo, después de hacer las comprobaciones correspondientes, es esencial lubricar de alguna manera el cilindro y el pistón.

Los neumáticos. Si la moto va ha estar parada durante mucho tiempo. Puedes liberar el peso de la misma poniéndola en el caballete central, para que no se deformen los neumáticos.

 

5 Comentarios

  1. No todo lo obligatorio es etico o tiene sentido comun, la desobediencia civil es un derecho, si yo no circulo con mi moto, no pago seguro, si yo le hago las reviciones a mi moto no paso itv, si yo no circulo no pago impuestos y si circulo tampoco, si me multan no las pago, mis principios y detechos estan por encima de las leyes corruptas

Comments are closed.