Hablar de las vallas fronterizas con Marruecos es peccata minuta, así lo creo yo, aunque, a decir verdad, uno que las visto, no tiene sentido hablar de ellas, estas son barreras para principiantes de obstáculos y si son para los marroquíes y nigerianos los seis metros que tienen, lo he dicho, es peccata minuta.  Las herramientas que transportan los asaltantes son para coser y ponerse a cantar el amazigh o el popular chaabi. 

Estos días se está hablando mucho sobre el comportamiento del, pisoteado Marlaska, Ministro de Interior, donde le han subestimado hasta sus propios compañeros de Gobierno, como han sido los socios de gobierno, ERC, Bildu, los independentistas e incluso Podemos, han visto que, todo es cuento y mentiras una detrás de otras. 

Periódicos de todas las variedades y de distintas clases han hablado estos días de este asunto a la valla de Almería, hoy he leído en el Español que este martes la BBC contradice la versión del Ministerio del Interior sobre la tragedia acaecida el pasado 24 de junio en la valla de Melilla en la que fallecieron 24 personas y otras 70 continúan desaparecidas. 

Aquí hay un marrón de muy señor mío, es más, fuentes consultadas por ABC explican que «hasta la zona, como se puede ver en las imágenes, solo se desplazó una ambulancia, que permaneció a unos 100 metros de distancia sin poder aproximarse más por riesgo a ser alcanzados por los objetos y piedras que lanzaban los inmigrantes. Por tanto, era imposible que en esas condiciones pudiesen atender a las víctimas».

Aún hay mucho más. ¿tiene los agentes policiales las herramientas y métodos adecuados para contrarrestar a los asaltantes? NO. NO y NO. Fuentes del ministerio, por su parte, explicaron que Marlaska va a mandar una carta al Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, para explicarle que las imágenes que tiene no están editadas. «Las de dron, se graban minuto a minuto, y por eso son discontinuas, mientras que el helicóptero que grabó las otras tuvo que repostar en un determinado momento, por lo que tuvo que dejar de hacerlo». También hay otras, del dron, en el que el propio puesto fronterizo del barrio chino le impide recoger lo que está sucediendo al otro lado de la frontera, Escribiendo todo esto he escuchado por la tele que, la fiscalía ha pedido al Ministerio de Interior los videos que ese día 24 de junio asaltaron la valla fronteriza de Melilla. 

Con todo este embroque  de galimatías y el desatino de palabras de este exjuez, me deja un poco boquiabierto, digo un poco, ya que se ve que todo este tinglado que ha propiciado el ministro Marlaska, Este Ministro de Interior deja un tufo enorme y si a esto se le suma la pedantería del gobierno con sus silencios acostumbrados cuando son estos descalabros, tanto de sus ministros como de sus arrimados adictos que todos conocemos, apaga y vámonos.  Esperemos que la fiscalía reciba sin borrones y manchas la petición que le ha hecho al Ministerio del Interior los vídeos de ese día macabro y de espeluznante visión.  Dios premia a los buenos, pero estos buenos estamos hartos de esperar, de sufrir y de tantas mentiras de este ministro de interior.   

 

3 Comentarios

  1. La clave es estamos de lleno en el PLAN KALERGUI, hay que inundar Occidente de culturas ajenas mas atrasadas lo que provocara delincuencia, bajada de salarios, inestabilidad social, ruina, tension….

    En esta movida el pajaro este es simplemente un peon de torre, cuando hay alfiles, caballos, torres y por supuesto El Rey la la Dama que tienen muchisimo mas peso en el desarrollo de esta aviesa Agenda que transciende las fronteras de España

  2. Es lo que tiene un marimarlaska, sabandija, despojo nausebundo, inepto, corrupto, alimaña globalista, sin huevos

  3. Basura inmunda como pocas, dentro de un desgobierno de despojos humanos culpables de toda suerte de delitos, a cual más grave, entre ellos el de Alta Traición a la Patria, que debería llevar a toda esta piara de malnacidos al paredón de fusilamiento tras un juicio sumarísimo.
    A nadie escapa que son meros títeres del globalismo comunista genocida masónico-satánico cuyo fin último es la destrucción de la civilización occidental y sus valores y principios cristianos, despojar a la sociedad de cualquier atisbo ético o moral.

Comments are closed.