Ayer sábado vivimos otra noche mágica, esta vez en Valladolid, acompañados por esa gran familia que ya somos la resistencia, de nuevo, el poder de la música nos hizo vibrar, cantar, reír, bailar, y participar de una velada extraordinaria.

Quiero dar las gracias a Javier Villacorta, J.L. Camacho, Antonio Muñoz, y Alberto Rionda, por ejercer como anfitriones de lujo, y aportarnos ese toque de distinción marca de la casa, que convierte estos conciertos en experiencias únicas e irrepetibles.

Gracias de corazón, a toda la gente de Valladolid, y en especial a los que vinisteis desde Segovia, Burgos, Palencia, Aranda del Duero, Cantabria, Salamanca, Málaga, y como no, a mi querido Alf 13, que vino en vuelo directo desde Barcelona, para estar con nosotros, y encargarse del merchandising.

Una vez más, hemos demostrado que no pueden callarnos, no pueden silenciarnos, y cada vez nuestro grito de guerra está más vivo, y suena más alto y más fuerte, allí donde vamos.

Es maravilloso poder observar a un público de edades, ideologías, e incluso gustos musicales tan dispares, al que une una misma actitud, un mismo espíritu, y sobre todo una idea y un deseo inquebrantables de libertad y soberanía.

La música es un arma cargada de futuro, una herramienta mágica, que tiene el poder de unir y subir la energía, a través de su vibración sonora, como pudimos comprobar, músicos, invitados y asistentes, este sábado en Valladolid.

Canciones como Estado de Excepción, Yo soy la Ley, Nuevo orden mundial, Himno de la resistencia, o Quítate el bozal, son ya parte de la memoria auditiva de esta contienda, por eso es un gran honor para mi, compartirlas con todos vosotros, desde aquí, quiero enviaros un abrazo enorme, de parte de todo el equipo de Martin Sánchez & La Resistencia!!!

Feliz semana a todos los valientes, anti globalistas, desobedientes del planeta, energía y Rock and Roll, la cabeza alta y la cara descubierta siempre!!!!

 

3 Comentarios

  1. Soys los mejores, vuestro trabajo no tiene precio, la historia es nuestra y mas pronto que tarde os gratificara

Comments are closed.