La Dirección General de la Policía ha destituido al Jefe de la Comisaría de Distrito Centro de Valencia, Ricardo Ferris, que estaba ocupando un puesto de libre designación, por sus declaraciones en el Ateneo Mercantil de Valencia en las que ha dicho que “los fenómenos delincuenciales están protagonizadas, prácticamente en su totalidad, por extranjeros, los delitos contra la propiedad, además cada uno tiene su propia especialidad, es decir, los robos con violencia, intimidación, mataleones o que dan una paliza por la calle pues siempre son los mismos, o son argelinos, son marroquíes o son sudamericanos; el tema de los hurtos pues también son argelinos, son marroquíes y también hay un montón de bandas actuando del Este, gitanas búlgaras, gitanas bosnias”.

La delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Pilar Bernabé, ha condenado esas declaraciones: “Son absolutamente despreciables, reprochables y, sobre todo, son falsas. No responden a ningún dato real ni objetivo”.

Cada uno es responsable de sus palabras y de sus actos. Y el Gobierno, destituyéndole, también.

No había transcurrido una semana de los hechos comentados cuando hasta nueve patrullas de Policía Nacional y Policía Local tuvieron que intervenir en una multitudinaria pelea de hasta 70 personas, en el centro de Valencia, en la Gran Vía Marqués del Turia, destrozando mobiliario urbano y lanzándose sillas y mesas de los restaurantes, protagonizada por dos grupos étnicos diferentes, informa la prensa que, evidentemente, no citan la nacionalidad ni características de esos dos grupos, haciendo “el caldo gordo” al poder gubernamental, y comiéndose ellos los garbanzos de las subvenciones recibidas.

Sin pretensión alguna de entrar en discusión de ningún tipo, voy a intentar resumir los datos estadísticos oficiales facilitados por el INE sobre el número de delitos cometidos en nuestro país, aunque, supongo, se discutirán por aquellos que quieran maquillar la foto, porque como dijo Ortega y Gasset, “en España se discuten hasta los datos”.

En el año 2021, las penas totales impuestas por los tribunales han sido 789.329, los delitos cometidos han sido 410.842 y los condenados por sentencia firme han sido 295.805 personas, de acuerdo con siguiente cuadro, en el que se aprecian unos porcentajes de crecimiento mayores del 20% en todos los casos con respecto al año anterior y que el de condenados extranjeros es, en términos relativos sobre el total de la población de cada uno de los segmentos, del 250,94% con relación a los condenados españoles.

Estos porcentajes, absolutamente válidos por su procedencia, podrían verse distorsionados porque hay 2.515.382 personas nacidas en el extranjero y nacionalizadas españolas, muchas de ellas no incardinadas en la sociedad española, su libertad y democracia, y que han llegado con unos usos y costumbres distintos a los nativos, unas leyes más laxas -únicamente el 7,2% de los condenados ingresan en prisión al tener penas superiores a dos años de condena- y unas cárceles mejor dotadas y preparadas que en sus países de procedencia.

Como siempre, todo el mundo lleva razón, o sinrazón, porque para la historia van a quedar las palabras de esa íntima colaboradora de la ministra de Igualdad, que dijo: “Debemos dar la nacionalidad a todos los inmigrantes para evitar el racismo que producen las noticias de violaciones a manos de extranjeros”.

  • De los 101.873 delitos realizados por extranjeros, 26.349 lo han sido por menores de edad, el 25,86%.


El INE pormenoriza los datos de los CONDENADOS mayores de edad, pero no ofrece un detalle minucioso de los delitos, los de las penas impuestas ni los de los menores de edad.

En 2020 españoles menores de edad condenados fueron 8.911, lo que supone un incremento interanual del 21,1%; los extranjeros fueron 2.327 lo que supone un incremento interanual del 20,0%. El total del incremento fue del 21,0%.

En cuanto a delitos de carácter sexual, estas son las cifras, que han tenido un crecimiento interanual del 34,0%.

Hay que destacar que, en ningún caso, se facilitan datos en los que las víctimas son hombres u homosexuales.

Las mujeres víctimas de violencia de género han sido:

Las fallecidas por violencia de género  han sido:

De todos los datos que anteceden, pueden obtenerse las siguientes conclusiones:

  • En términos relativos, es mucho más numerosa la delincuencia extranjera que la nacional. Faltan datos y estudios sobre si las causas son motivadas por la cultura e idiosincrasia de los inmigrantes o por su marginalidad al encontrarse en España de forma ilegal, sin trabajo y viviendo de las subvenciones, pues el grupo de extranjeros que con mayor frecuencia delinque es el de los magrebíes y algunas nacionalidades latinoamericanas, que son los que más registros oficiales por delitos acumulan.
  • El número de extranjeros nacionalizados españoles podría distorsionar, no las cifras puesto que son españoles legalmente y a todos los efectos, pero sí el concepto que en España se tiene de ciudadanía integrada socialmente, lejos de usos, costumbres y violencia existentes en los países de los que proceden.
  • El inspector-jefe de la Comisaría de Valencia cometió tres grandes errores: Hacer las declaraciones que hizo en un acto organizado por VOX; generalizar, que nunca es bueno y muy malo cuando el contrario es el sistema que se ha hecho con el poder omnímodo de este país (Poder Ejecutivo, Legislativo, Fiscalía, Consejo General del Poder Judicial, Tribunal Constitucional, Tribunal de Cuentas, el CIS, el INE, TVE, parte importante de la Justicia, la que blanquea el golpe de Estado catalán y pone en libertad a dos líderes radicales musulmanes salafistas a instancias de la franquicia catalana de Podemos, y crea la Unidad de Inteligencia Militar, algo parecido al SIM franquista, valedores y chivatos militares de quien esté en contra del poder establecido; y presentarse sin datos fehacientes de lo que realmente ocurre en su Comisaría, pues el INE se centra en el número de condenados por sentencia firme, pero obvia “la letra pequeña” de las faltas penadas y no dice nada de las denuncias habidas, de las retiradas por miedo a represalias y otras diversas causas, ni de las detenciones realizadas por la totalidad de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Sobre este asunto, les remito al libro “Don’t fuck the Police” en el que dos policías en activo destapan el avance de la delincuencia y de la ineficacia del sistema policial español, batallas internas con connotaciones políticas que impiden que los policías se enfrenten a los delincuentes que se apoderan de cada vez más zonas del país. 

  • El fracaso absoluto del Ministerio de Igualdad, que gasta el dinero en cualquier cosa menos en prevenir y habilitar los medios necesarios para contener el exagerado aumento de los delitos de violencia de género, de delitos sexuales y de mujeres fallecidas por dicha causa y que no ha abierto la boca para condenar el terrible crimen de la niña en Gijón por parte, presumiblemente, de su madre, demostrando con ello que únicamente es un nido de víboras vividoras a costa del resto de ciudadanos.

Como últimamente termino mis artículos, yo he expuesto los datos, interprételos usted mismo.

 

También te puede interesar...


Artículo anteriorPreguntas y respuestas (VIII)
Artículo siguienteAbierta la veda a las manadas
Antonio Campos
Antonio Campos nació en Ciudad Real, en la España del queso amarillo y la leche en polvo de los americanos. Licenciado en Económicas, Diplomado en Humanidades, PDG por el IESE. Ha trabajado durante muchos años en un importante grupo multinacional del sector financiero, al que reconoce estar agradecido por haberle dado la oportunidad de desarrollarse profesional, académica, personal y humanamente. Conseguida cierta estabilidad profesional y dineraria, volvió a su verdadera pasión de juventud, escribir; desde entonces, han sido cuatro libros y unos dos mil artículos de opinión, económica y política, publicados en diferentes medios de comunicación, pretendiendo conjugar la libertad individual o personal (el progresismo) con la libertad económica (el conservadurismo), elogiando las ideas y no las ideologías. Y lo hace, dice, pretendidamente independiente, ideológica y socialmente, con la libertad de quien tiene libre el tiempo, el pensamiento y la palabra.

3 Comentarios

  1. En Expaña hay dos comportamientos muy mal vistos, dos comportamientos detestados por la “sociedad” del hombre-masa: tener razón y hablar bien. Negar los datos es negarnos el derecho a pensar, a decidir y, en último término, a poder acabar llevando razón en un intercambio productivo y organizado de ideas. Por supuesto, es la negación de la democracia. Ojalá se discutiesen los datos, la información y el saber, ojalá, porque eso significaría una implicación inteligente. Ojalá se discutiesen en publico de un modo civilizado para escarnio de todo ese lastre subhumano que padecemos. La chusma es dictatorial siempre. La chusmocracia odia la retórica clásica. Toda autocracia aberrante es un monólogo. Toda democracia auténtica es un diáliogo.

  2. Marine Lepen,sobre el asesinato de Lola de 14 años,desgarrada anal y vaginalmente y asfixiada,tras la aparición de la autopsia recientemente,por una secta de inmigrantes clandestinos.
    Marine Le Pen y Éric Zemmour se apresuraron a convertir el caso de Lola en una batalla política: acusando al Gobierno de «negligencia» y «laxismo», para lanzar otra batalla de fondo, «Francia, víctima de la inmigración criminal…».

    La prima de Vanessa, la niña española asesinada en Francia, completamente devastada: “Era muy sonriente”

    En ningún momento dirán,si el asesino era o no inmigrante y que origen tenía si francés o magrebí,para colmo encima dicen que la inmigrante era la niña…como si España fuese un país cualquiera.

    Este Señor policía tiene toda la razón,y los que le denuncian son una cabronazos con el cerebro lavado por el comunismo versus judaísmo Illuminati.

  3. Se trata de que por porcentaje de población,los inmigrantes delinquen muchísimo más que los naturales.

    Y la ley de la malnacida Irene Montero,está destinada a liberar a los encarcelados por delitos sexuales,para que sigan violando o maten a las mujeres (que les denunciaron),y de este modo…seguir haciendo más manifestaciones violetas,seguir chupando del bote y justificar está mierda de Ministerio.

    Aquí lo convierten todo en política,y nadie habla de justicia…ni del dolor y trauma de las víctimas como tampoco de la creciente inseguridad ciudadana,que se tienen que comer los policías arriesgando sus vidas cada día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here