Es el clásico profesional que vive del “cuento”,  de la teta de Papá Estado y de los que en su vida le ha dado un palo al agua. Como bien saben, espécimen muy numeroso y habitual en la actual sociedad Española 

Todos hemos escuchado contar alguna vez, puede que incluso alguna vez hayamos sido protagonista, ese hijo,  esa hija, respondiéndole a ese padre a esa madre, al reprenderlos por el mal comportamiento de aquellos;  “no haberme traído al mundo”

Esta mañana al llegar a la cafetería en la que me tomo el primer café de la mañana, el camarero me recibió indignado -un camarero de lo más servicial, atento y profesional- según me comentó, porque un cliente le pidió un vaso de agua y éste le contestó, señalándole a la vez, donde tenía una jarra con agua fresquita, incluso con cubitos de hielo y un gran número de vasos limpios para que se sirviera la que hiciera. La contestación del señor “cliente” fue: “entonces tú para que (…) estas”, sin importarle los muchos clientes que en esos momentos demandaban la atención del camarero, para además, consumir productos que repercutían en la caja, y  que a la postre, son los que pagaran su sueldo. 

El Fulanito protagonista – le conozco por ser ya uno, viejo en el pueblo-  es el clásico profesional que” vive del cuento”,  de la teta de Papá Estado y de los que en su vida “ha dado un palo al agua”, además de no darle nunca “un soplío en un ojo a nadie”. Que yo sepa y desde que lo conozco, jamás ha producido nada. Desde siempre cobra subsidios de todo tipo, para los que se da bastante arte. Como bien saben, espécimen muy numeroso y habitual en la actual sociedad Española. 

Como acabo de escribir, este es un modelo de individuo, muy habitual y numeroso en nuestra sociedad. Un modelo que el régimen actual que padecemos en España, se ha preocupado mucho de producirlo y de hacerlo cada vez más numeroso. Un individuo al que el estado se preocupa mucho de protegerlo pero eso sí, con el dinero de los que se ven obligados a trabajar para mantener a los unos y a los otros, en ambos casos los grandes parásitos del sistema.

Como les iba diciendo… tengo una perrita y la quiero tanto, que antes de que se hiciera demasiado mayor, me preocupé de que fuera madre,  y así, quedarme con una hija suya, una vez que ella me dejara. Estuve muy presente en su único parto y seguí muy de cerca los primeros días de los y de las recién nacidas. Todos se preocuparon de acercarse a las teta de la madre –naturalmente, era el instinto natural, el que les guiaba- para satisfacer su hambre y así engordar, y vivir. Sin embargo, hubo una de estas crías que desde el principio, no demostró interés alguno, en acercarse a comer de la madre. Por estar yo pendiente, me preocupé en todo momento de que se enganchara a la teta de la madre. Así conseguir que al menos sobreviviera un par de días. A la tercera mañana, amaneció fría y muerta. Sencillamente, así lo marca la naturaleza, no quería vivir.

 

También te puede interesar...


Artículo anteriorEl Gran Arguineguín, otra gran estafa ambientalista que se quiere llevar a cabo en Canarias
Artículo siguienteLa Tierra en la silla eléctrica 3. La gripe
Faustino
Terminadas mi obligaciones genéticas; lo de cultivar los árboles, garantizar la continuidad de la especie y escribir un libro, me dedico a darle voz a todo lo que me descuadra en mí de rededor, muy especialmente la falta de justicia en su más alto concepto. Cuando no lo hago, escucho la voz de mi padre que me recuerda que "nunca se ha escrito nada de ningún cobarde". como apenas puedo dar voz, escribo pequeños textos para intentar suplir "mi afonía" y además me esfuerzo intentando que lleguen a la gente. Tengo infinidad de escritos publicados en "círculos menores" He sido pregonero de la Semana Santa de mi ciudad, Tomares. He publicado la novela; Costalero de Sevilla, Mi blog personal es Incorrectamente Político, encabezado por una foto de George Orwell y su más célebre frase: Periodismo es publicar aquello que alguien no quiere que publiques, todo lo demás son relaciones públicas.

3 Comentarios

  1. Quizás a usted le pareció,que no quería vivir…o quizás los otros cachorritos,chupaban el doble de leche sin dejar suficiente para el último,también es una ley de la naturaleza ‘el cainismo’,en el reino animal.

    Mucha gente presume de trabajar,si es cierto que tienen un don,el de la disciplina,gente que cumple sus horarios y siempre están ahí,lo que tampoco indica que trabajen mucho,sino que ocupan su tiempo en un empleo.

    También es cierto que hay gente que tiene pagas sin hacer nada,sobre todo altos funcionarios o gente como Puigdemond,alguien sabe cuál es su trabajo?.

    Y tambien da por descontado que todo el mundo puede trabajar en todo,aunque su salud se lo impida,u otras circunstancias ancias,o que por el hecho de tener empleo sean eficaces,en la vida hay muchas formas de ser útil,y otras tantas de ser un inútil.

  2. El trabajo de puigdemond es dejar en evidencia la administración española de justicia ante tribunales verdaderamente neutrales.
    Crees que se está ganando el sueldo?

  3. Si Puigdemond está en busca y captura,tras un juicio de un tribunal neutral…no creemos que ser un delincuente sea un trabajo,sí no más bien que da mucho trabajo a los demás,como para que le paguen estancias de lujo y mucho dinero…buen empleo debe ser ese.

Comments are closed.