Adrián Barbón, presidente de Asturias

Parte oficial de guerra de 23/10/2022. Tercer año triunfal.

En la interminable lista de políticos de todos los colores (sin excepción, para disgusto de ingenuos), jueces y funcionarios venales, sindicaleros baratos y “furcias mediáticas” con cuentas en el extranjero, siempre de ignota procedencia y fiscalmente opacas, está el presidente del gobierno asturiano, Adrián Barbón.

La delegación asturiana del Expediente Royuela ha requerido a la Junta General del Principado (nombre oficial del lupanar asturiano… digo, del Parlamento) que investigase esas cuentas para saber si son, o no, ciertas esas cuentas, y tranquilizar a así a todos los ciudadanos.

Los solicitantes están citados con los grupos parlamentarios el martes 25 de octubre, a las 11:30, y hay prevista una concentración delante de la Junta (C/Fruela 13, Oviedo) para animar a los solicitantes y a nuestros queridos diputados regionales a llegar a un acuerdo para resolver ese espinoso asunto

Es importante que los diputados noten el calor y solidaridad de sus ciudadanos. 

Muchos preguntan qué pueden hacer contra la corrupción. Aquí hay respuesta para quien esté en Oviedo, ocioso, el martes 25 por la mañana.

No es admisible que la mujer del César tenga ventilando trapos sucios en la ventana, y que nadie haga nada por limpiarlos.

Si investigan y resulta ser falso, ¡albricias! Quedará en entredicho la veracidad del Expediente Royuela, y habrá salido el tiro por la culata a los insurgentes.

Si investigan y resulta ser cierto, se habrá puesto una carga de demolición en el chiringuito del Españistán cleptocrático, y estaremos más cerca de la liberación. Los sinvergüenzas tendrán los días contados.

En ambos casos, todo ventajas.

Pero si no investigan, una mente sana sólo admite una posibilidad, que es la misma que cuando son los jueces los que se niegan a investigar: los hechos son ciertos pero los requeridos para investigar están implicados de algún modo y no quieren que se investigue. La sospecha de complicidad es inevitable, y el descrédito de la Junta será absoluto.

Porque aquí no cabe la presunción de inocencia. Esa sirve para que no vayan a la cárcel, pero no para restituirles el buen nombre a los que esconden y protegen la corrupción.

La pelota está ahora sobre el tejado de los diputados astures, que deben decidir si parapetan a su presidente -y se inmolan con él- o si deciden poner luz al asunto, y que caiga quien caiga.

El lector puede hacer apuestas con sus amigos, sobre si se investigará algún día el Expediente Royuela, ya sea por los jueces (muchos denunciados por lo mismo), la UDEF Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional (cuyo comisario jefe ha sido también pillado con cuentas en el extranjero), o por la Junta General del Principado.

Quien tenga una hipótesis mejor para justificar esa inactividad, que la complicidad de los llamados a investigar, que nos la cuente, y nos reímos un rato.

Sin duda alguna, vivimos tiempos emocionantes. Se está desmoronando el fraude que “Ellos” tienen montado desde hace siglos en base a la mentira, porque la verdad tiene un efecto demoledor. Y esto es así, aunque políticos, jueces, periodistas y funcionarios lacayos, todos cómplices, intenten taparlo. De hecho, huele peor cuanto más lo quieren tapar.

El futuro se escribe ahora, y nosotros somos los protagonistas.

Redoblan los tambores.

Poner fecha, pasar a limpio y enviar.

 

4 Comentarios

  1. Cualquiera que tenga no ya unas mínimas nociones de derecho sino un mínimo raciocinio, puede intuir que investigar cualquier supuesto delito supone un coste en tiempo, dinero y esfuerzo. Es por eso que sólo se inician investigaciones cuando se aprecian suficientes indicios de que se haya cometido un delito o falta.
    Obviamente, los jueces son falibles y por ello existen las opciones de presentar los oportunos recursos.
    Quien no tiene conocimientos suficientes acerca de lo que dice, debería buscar asesoramiento antes de hablar.

  2. La última del Santo Padre Adrián Barbón: siguen queriendo posicionarse en la parte alta del PSOE utilizando la buena fe de los asturianos y la mala fe de los políticos:
    LA TASA DE VACUNADOS CON LA CUARTA DOSIS DEL COVID EN ASTURIAS DOBLA A LA DEL PAÍS.
    La tasa de vacunados con la cuarta dosis del covid en Asturias dobla a la del país…
    Lo que no dicen estos sinvergüenzas es que la tasa por exceso de mortalidad en todos los países es directamente proporcional a la tasa de vacunados. España y Portugal, liderando el ranking.

    https://www.lne.es/asturias/2022/10/22/tasa-vacunados-cuarta-dosis-covid-77561720.html

  3. Estimado Roberto:
    Supongo que dices en serio lo de que no se investiga la corrupción porque consume recursos caros de tiempo y dinero.
    Un consejo: No es recomendable abusar de los psicotrópicos. Se corre el riesgo de perder conciencia de la realidad.

    • Intermedia A:
      Entiendo tu sarcasmo hacia el comentario de Roberto, que siempre está dando la nota discordante, cómo aquel que se siente por encima de todo, todo lo sabe e intenta desacreditar gran número de los comentarios que aquí se vierten, incluidos los artículos.
      Volviendo a esos costes a los que alude, parece que no conoce el funcionamiento de las investigaciones, cuyos encargados de hacerlas, son funcionarios de la Brigada de Delincuencia Económica y Fiscal y en particular, la Brigada Central de Inteligencia Financiera. Es decir que lo único que hacen es cumplir con su trabajo, siempre y cuándo, haya presunción de tales delitos. Por lo tanto, el coste siempre es el mismo, ni más ni menos.

Comments are closed.