Mañana, 2 de octubre, es el día. Mañana se celebrará la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil con dos candidatos: Luiz Inácio Lula da Silva, del Partido de los Trabajadores (PT) y Jair Bolsonaro, del Partido Liberal (PL). Aunque parezca sorprendente, por todos los casos de corrupción que ha protagonizado y de los que ha sido acusado, el candidato Lula da Silva parte con ventaja, ya que, según las encuestas, tiene una intención de voto del 50% y Jair Bolsonaro del 36%.

SÍGUENOS EN TELEGRAM:

Pero hay algo más: el candidato preferido del globalismo es Lula da Silva ya que Bolsonaro, entre otras cosas y a pesar de haber realizado campañas de vacunación en Brasil, ha sido muy crítico con el asunto del coronavirus y con las vacunas. De hecho, a lo largo de la pandemia estuvo a punto de perder la vida por una supuesta enfermedad, que más bien fue un envenenamiento.

De lo que nosotros tenemos muchas sospechas es de que en estas elecciones, como ha sucedido en muchas otras, vaya a haber limpieza electoral. Y es que, con titulares como este ya nos están anunciando que la cosa es más que sospechosa. Recuerden que en este mundo globalista hay de todo, menos disimulo.

 

3 Comentarios

  1. Bolsonario no lo ha hecho tan mal,ha sido muy valiente oponiéndose a las directrices de la falsa pandemia,pero Brasil está sumida en una red de sectas…en especial los Evangelistas,que son los que manejan allí el poder.

    Nos ha resultado hasta cómico,un reportaje de una secta sexual en Argentina que involucraba a Plácido Domingo,aunque de gracioso no tenga nada…tráfico de menores con fines sexuales…sectas que practican yoga meditación o Reiki=orgias sexuales y prostitución encubierta.

  2. Es una pena, porque Brasil es de los pocos países decentes que quedan en sudamérica. No lo permitan señores brasileños, no se dejen robar el futuro con ese corrupto lula.

Comments are closed.