Dedicado al Dr. José Luis Sevillano, a Ricardo Delgado de la Quinta Columna y a los incomprendidos enfermos de electrohipersensibilidad EHS.

El objeto de este ensayo por capítulos es dar coherencia a la información que hemos recibido en los últimos años, puesta de manifiesto, fundamentalmente,  gracias a “la Plandemia”. La precipitación precipita al precipicio. Si “Ellos” hubiesen sido más pacientes y lo hubiesen realizado a más largo plazo, probablemente muchos no hubiéramos notado nada raro. Levantada la liebre, ya no hay marcha atrás.

SÍGUENOS EN TELEGRAM:

El planeta Tierra, hasta hace 200 años, no sufría más campos electromagnéticos (CEM) que los suyos propios y los que le llegaban del Sol y otros astros. A ellos está perfectamente adaptada la vida en el planeta.

Pero hace 200 años los seres humanos decidieron, en su inconsciencia, producir CEM nuevos, cuyos efectos al principio eran completamente desconocidos. 

Estos nefastos efectos se fueron conociendo, hasta que en un cierto momento, intereses espurios hicieron que esa información se ocultase. El motivo es poder implementar mortíferas agendas, sin resistencia de la población. 

Restauraremos esa información a los lectores, para que puedan adoptar las decisiones correctas, en base a información igualmente correcta.

Para manipularnos, muchas veces el sistema utiliza técnicas muy parecidas. Cuando las descubrimos, se neutralizan. 

Una muy usada se explica con 3 Ms: Muertos, Mentiras y Miedo.

Los muertos los pone la naturaleza, y cuando no son suficientes, se fabrican de muy diversos modos, como se hizo en la “plandemia”. 

Las mentiras transforman los muertos convencionales, junto con los fabricados expresamente, en trágicas víctimas de lo que interese en cada momento. Con una hábil campaña de propaganda, el resultado es siempre el miedo, mediante el cual la población permite que se pulvericen sus derechos y libertades a cambio de una supuesta seguridad. 

En este canje, siempre obtiene ventaja el sistema.

El 11-S, el 11-M, el cambio climático, la guerra, preferiblemente nuclear, la escasez y el hambre, el caos social, oportunas pandemias… y como no pongamos remedio, incluso una invasión OVNI, como “La Guerra de los Mundos” radiofónica de Orson Welles en 1938, pero con mejor atrezzo.

Probablemente el sistema tenga en el guion otra pandemia para frenar las protestas y manifestaciones que se avistan, pero estas técnicas son absolutamente inútiles si se dirigen a un público inteligente y bien informado, refractario a las burdas mentiras que se le lanzan. 

LA VERDAD ES EL ANTÍDOTO.

Por el contexto actual nos centraremos en el aspecto sanitario del problema, para ver las manos ocultas que mueven el mundo, pero sin olvidar que todo funciona de igual modo. Vistas las contradicciones, se reconocen en cualquier contexto.

Es habitual que cada persona, en el área en el que se mueve, encuentre numerosas incoherencias, que pensará que son simples excepciones. Ingenuamente, piensa que el sistema en su conjunto funciona razonablemente bien. 

Un maestro avispado sabe que la educación es una calamidad, pero pensará que la justicia funciona. Un abogado avispado sabe que la justicia es una entelequia, pero pensará que la medicina funciona. Un médico avispado sabe que la medicina no atiende principalmente a la salud de los ciudadanos, pero pensará que la política funciona, y así hasta el infinito. 

Pues no. Nada es lo que parece, y TODO LO QUE NO CONOCEMOS, ESTÁ IGUAL DE PÚTRIDO QUE LO QUE CONOCEMOS BIEN. 

Lo contrario sería incongruente.

La dedicatoria no es casual. El Dr. Sevillano y Ricardo Delgado, de la Quinta Columna, tuvieron la perspicacia de ver la realidad que aquí vamos a contar, y el valor de divulgarlo para advertir a sus semejantes. Los incomprendidos enfermos de electrohipersensibilidad EHS, como veremos en su momento, son la prueba de que todo lo que aquí se contará son hechos contrastados y no, como afirma la ciencia apesebrada, pura hipocondría. Tengo muy cercano a uno de esos enfermos, y sus infinitos padecimientos no son imaginarios. Los unos y los otros, cada uno a su manera, han hecho posible este trabajo y se merecen un reconocimiento. 

Un fuerte abrazo a todos los ciudadanos despiertos, y hasta el próximo capítulo.

Si consideras importante la información contenida en este ensayo y quieres contribuir a su investigación y divulgación, puedes colaborar con tus aportaciones aquí: ES64/2103/7029/7800/3000/0893

 

1 Comentario

  1. Las olas de muerte coinciden con esta gráfica de la NOAA:

    https://www.swpc.noaa.gov/products/goes-electron-flux

    Mide el aumento de los electrones por partícula, si sobrepasa la línea roja, es dañino para la salud. La cuestión es quien o que, está causando la elevación de electrones y experimentando con grafeno en busca de un efecto en la física o mejor dicho metafísica. Hay tecnología militar para este propósito, los científicos del CERN, seguro que conocen la causa, las cortinas de humo de pan y circo, deben tapar un experimento muy oscuro a nivel mundial. Conocimiento de física y este material para tener una idea de que va el tema.

    https://www.infoterio.com/2022/02/proceso-cosmico-simulado-con-grafeno-en-el-laboratorio.html

    Si las personas son inoculadas con este nano material de grafeno, por aire, con chemtrails con su ingeniería climática, alimentación, agua, medicamentos con coadyuvantes de este material, evidentemente que debe provocar un efecto de alta energía telúrica con los pulsos de aumento de electrones a nivel mundial. Las muertes por infarto, es por esta causa, al no poder soportar tanta energía de resonancia de este material en el corazón, aparte de la toxicidad que causa este material.

    La agenda 2030 de ONU con la palabra verde SOSTENIBILIDAD, que suena más bien a reducción de población, tiene que ver con este experimento de reseteo de la humanidad y a nivel planetario, el reino mineral, vegetal y animal. No sabemos a lo que nos estamos enfrentando a nivel metafísico, aparte del colapso de la civilización. Nada es lo que aparenta ser y es más fácil engañar a la gente, que convencerla de que ha sido engañada. Por lo tanto, sobrevivir a este infierno que nos ha tocado vivir en esta época, se necesita gran discernimiento para poder separar la información, de la desinformación y evidentemente orientación espiritual para saber qué hacer.

    Saludos cordiales

Comments are closed.