España se va caracterizando cada día que pasa en un país atragantado donde sus políticos se ven en una espiral muy grande de definirlos y catalogarlos según su especie, siguen columpiándose en esta nación aún más fachosa, más grotesca. Allá, no hace mucho tiempo, pasó por una desgracia una de tantas ministras que sonrojaron a media España, con majaderías sorprendentes, no voy a recordarlas, puesto que están en la memoria de todos mis conciudadanos, hubo una ministra que con un idolatrado desconocimiento en su quehacer cotidiano dejó para el recuerdo frases como esta: “el dinero público no es de nadie”. Sucinta frase de la señora Carmen Calvo, ministra de Cultura del ínclito y glorioso presidente de España, llamado José Luis Rodríguez Zapatero. 

SÍGUENOS EN TELEGRAM:

 Esta y otras frases fueron garrapateadas y pavoneadas por los periódicos de la época.  Donde Zapatero su presidente tiene unas frasecitas que tiene riles: “Los 130.000 no son parados, sino son personas que se han apuntado al paro” “Hoy estamos mejor que hace un año y dentro de un año estaremos mejor que hoy” “La tierra no pertenece a nadie salvo al viento”.   

Yolanda Diaz ha vuelto a una nueva pasarela. Se le ha visto en una foto en una barca de pescar, en este caso, según he visto solamente en dos periódicos, los cuales no voy a nombrar por aquello de la disconformidad que, quien fue el primero en darla. Esta noticia me ha hecho saltar, esta señora la ministra de Trabajo y Economía Social, su ministerio ha dado 600.000 mil euros a la filial de UGT que le montó una exhibición con las mariscadoras, no de mariscadores que se entienda. Dado que se entienda su feminismo. En honor a la verdad la cantidad exacta ha sido de 592.386 del ala de su ministerio a una subsidiaria cofradía de Carril de Villagarcía de Arousa, llamada (ANMUPESCA). En colaboración, además, con el sindicato hermano del PSOE. Así todo queda en casa, como de costumbre. 

Por cierto, esta nueva diva de la pasarela ha dado su apoyo a UGT y demás sindicatos para manifestarse contra la patronal para un aumento de salarios que, como está la cosa, hay que aumentar el avispero. Mientras tanto, a repartir el dinero que, como sus antecedentes compañeros en el trabajo ministerial dieron su juego, para que ahora vengan estos nuevos despilfarradores, sacando los dineros de nadie, sentados- en este caso sentada- en una hamaca mirando a las nubes. Mientras tanto el sueldo de los currantes aumenta un 2,6% y fíjense ustedes, el PS y la jauría de Podemos suben un 3,5% el de los diputados. ¿Y que dicen los demás diputados? Silencio que están rodando.