Siempre han existido los líos de faldas, de conocidos, vecinos, amigos e incluso cuñados, primos, sin olvidar los compañeros de trabajo, los hubo de todas las categorías y disciplinas. En este caso que me ocupa. Como hay estudios de todas clases, ya que hablamos de infidelidades, las hay sorprendentes, se aprecia que, dos de cada tres hombres han sido infieles y por contrario una de cada tres han sido infieles las hembras y como todo lápiz tiene su punta, diremos que el resto se lo está pensando. Con todo este barullo de datos hay que decir ¿cuántas son dos y dos o cuantas son dos más dos, a todo esto, debo comunicar que, España es la que menos infidelidades de pareja tiene en nuestro entorno europeo, por delante tenemos a Dinamarca, Italia, Alemania y Francia. ¿O es que, tanto los hombres o mujeres somos más listos?

¿Hay también otro tipo de infidelidades? Si me preguntara a mí mismo, diría que sí, que si las hay. Hay amancebamientos entre políticos, con unos líos enormes, con unos envoltorios difíciles de saber. Hemos tenido estos últimos días, noticias, con un informe que apoya por limpiar de tertulianos en RTVE, para aplacar las críticas al gobierno en esa televisión. Televisión que debe ser plural en todos los sentidos y quien ha dicho esto, es ni mas ni menos que, de CC. OO para hablar más mejor de comunistas y de Podemos. Aquí hay una señal de infidelidad. 

SÍGUENOS EN TELEGRAM:

La política tiene un entramado muy difícil de entender, por ello una infidelidad política la define muy bien la revista Expansión diciendo: Otra infidelidad en el Gobierno que pone al rojo la legislatura. (Iñaqui Garay 5ep.2020) donde con bastante detalle delata con fácil pluma, cuando dice que: la fusión de CaixaBank y Bankia, a Podemos, hace crecer la división en el seno del Gobierno y tensa la legislatura. La incertidumbre de unas nuevas relaciones mantiene vivo el pacto Iglesias y Sánchez. Toda España vivió aquellos días que este amancebamiento no era fácil de llevar a España a buen término. Este casamiento político se vio aquellos días que no podía subsistir.

Las infidelidades policías existen y máxime cuando las dos partes no se conocían. Aquí hay otra pregunta que me asalta en profundidad, es esta: ¿Por qué, está durando tanto ese casamiento político? pues es muy sencillo. Al igual que cuando un hombre y una mujer se ponen los cuernos, uno contra la otra o viceversa una infidelidad y viven juntos. Cada uno va por su lado. Cada uno hace lo que quiere y desea. Igualito que este gobierno comunistasocial, cada uno anda por los mismos pasillos de la casa, cada uno-como he dicho antes- hace lo que quiere y aquí paz y después gloria. La infidelidad es la ruptura traicionera o embustera de un pacto afectivo preestablecido.