El panfleto de Ignacio Escolar ha tenido dos etapas bien marcadas en cuanto a las farmacéuticas y a los medicamentos se refiere: la primera etapa se podría llamar pre-pandemia y la segunda, post-comienzo de la pandemia. En la primera etapa, cualquiera puede hacer una búsqueda en su web, este panfleto era my crítico con la industria farmacéutica e incluso se puede llegar a encontrar artículos en los que se denuncian las millonarias “ayudas” que estos han dado siempre a los médicos en España y en buena parte del mundo.

Pero después llegó la pandemia y un panfleto como este, que va de alternativo pero que no es más que otra clara herramienta del sistema, se posicionó del lado fácil y, probablemente, del más rentable, del lado del discurso oficial. A partir de ese momento ha sido uno más en todo este asunto y ha defendido y promovido las inoculaciones como si no hubiera un mañana. ¿A base de recibir las mismas ayudas que antes denunciaba? No lo sabemos, pero es probable.

SÍGUENOS EN TELEGRAM:

Y en esa cruzada pro-farmacéuticas en la que están ahora instalados, hoy nos encontramos con un artículo en el que atacan a Josep Pámies, a quien califican como “curandero”, por el asunto por el que Pámies está siendo juzgado por parte del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña: “por promover el uso de MMS”, al que llaman, en esta ocasión, “clorito de sodio”.

Pero lo más llamativo del artículo es que, como hace habitualmente este medio, sin esperar ni a que Pamiés sea juzgado, ya juzgan y casi emiten un veredicto sobre este asunto que, como siempre, es el que más conviene a su negocio “mediático”.

También llama la atención de este artículo, y más en un medio claramente anticlerical como este, que conviertan a la llamada ciencia en nuestro nuevo dios con frases como´”se enfrenta a una multa administrativa por su difusión de terapias sin aval científico”, o “… polémica celebración de una conferencia en Balaguer –el municipio de Pàmies– en la que se defendía el uso del MMS para prevenir el autismo, algo refutado por la literatura científica…”. Nos imaginos que se referirán a esa ciencia que recomienda de forma entusiasta la inoculación de un medicamento que está provocando miles de efectos secundarios en muchas personas e incluso la muerte en otras muchas, mientras esa endiosada ciencia, simplemente calla.

Por otro lado, y esto ya provoca hasta la guasa, nos hablan de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) diciéndonos que el MMS no tiene autorizado su uso por parte de este organismo. Curiosamente, el mismo organismo que ha aprobado el uso experimenal de las vacunas, ocultando los efectos secundarios que están provocando.

Pero lo mejor es el último párrafo de este mismo artículo ya que desmonta por completo todo lo que han expuesto en los anteriores: “A día de hoy, la asociación Dulce Revolución sigue ofreciendo productos como el MMS para su compra a través de la web, aunque no los asocia explícitamente al tratamiento de ninguna enfermedad grave”.

Si no las “asocia explícitamente al tratamiento de ninguna enfermedad grave”, ¿a qué vienen todas las acusaciones que le lanzan a lo largo del resto del artículo? Muy fácil, ellos saben perfectamente que serán muy pocas las personas que lleguen a leer ese último párrafo. La mayoría, se quedará en los dos o tres primeros, en los que se ataca con dureza a Pámies, este último no es más que una forma de cubrirse las espaldas ante una posible respuesta judicial del afectado.

Como siempre, manipulación cobarde falseando datos sin ningún tipo de escrúpulo. Nada nuevo bajo el sol.

 

 

 

8 Comentarios

  1. Gran artículo. Pámies no puede perder porque hay mucha ciencia que lo avala, porque hay miles de médicos que lo avalan, como los que forman la organización médica COMUSAV.

  2. Con tanto experto y tanta ciencia, están convirtiendo en Ley, lo que no es. Llevar ante un juez a un profesional que considera que existe un tratamiento genérico (respaldado por otros profesionales).podrá tener sus detractores o sus partidarios, pero no acabar en los tribunales porque a sus detractores les interese, pues para decidir si algo es bueno, malo o según, hay que demostrar lo contrario sobre algo que se está demostrando que tiene beneficios, pero que precisamente a esos detractores, los beneficios monetarios les saben a poco y tira por tierra la parafernalia tanto farmacéutica, como médica.
    Que la AEMPS no lo aprueba, es lo normal, están presuntamente vendidos a las farmacéuticas, lo que provoca que si a éstas no les interesa, no se aprueba y punto.
    Cuándo por esos intereses y la manifestación en su día de Trump, más el impresentable de FJ, se corrió la voz de que era lejía y por lo tanto “bebelejías” a aquellos que no sólo lo apoyaban, incluso llevaban años consumiéndolo, Esto creó un rechazo al compuesto, dejando como única alternativa, la kakunación.
    Todo se centra en lo ya descrito, si interesa a las farmamafias, se aprueba y si no, la vorágine se encarga de desprestigiar tanto al producto como a quienes lo aconsejan.
    Si partimos de que todo producto farmacéutico, es química pura, el dióxido de cloro igualmente. El problema es que éste , aparentemente cura y previene enfermedades, el resto, en su gran mayoría, no. Mantener a la gente enferma, es el negocio, no el curarles. ¿Cuántas multas reciben las farmamafías por productos que provocan enfermedades o están contraindicadas contra ciertos trastornos , provocan infertilidad y efectos secundarios e incluso muertes y sin embargo son aprobadas por los organismos competentes? (Véase la kakuna, como ejemplo).
    Esto demuestra lo corrupto de esos clubes de expertos vendidos. Y recuerdo un ejemplo claro como el de la aspirina “infantil”, que dejó de suministrarse por los efectos a quienes iban indicadas e incluso se llegó a recomendar su ingesta en mayores a los que se les aconsejaba su toma, regularmente, para prevenir infartos.
    Como decían los italianos…”Porca miseria, vaffanculo”.

  3. Preescolar es un buen lacayo de los genocidas de la agenda vente y trinca . La farmafia está forrada y paga bien. Preescolar, como buen apesebrado, le corre la galga a cualquiera que venga con cuartos. Basura, estómago agradecido.

  4. Ignacio Escolar es el hijo de su papa, que no tienen ni periodismo. No sé si es amoral, golfo, o idiota o las tres cosas juntas, lo que está claro es que es el paladín de la NECROFILIA por su amor a que se vacunen todos. Ya no se salva ningún medio de este TERROR, pero este pollo pera QUIERE SER EL PALADIN DE LA MUERTE.
    Ana de la fuente del buey

  5. Le llaman curandero,sin saber del negocio familiar tan importante que tienen,acaso es malo el clorito de sodio?.

    Es tan paradójico!,los hechiceros del Gobierno administrando vacunas experimentales que ni previenen,ni curan,sino que crean enfermedades y matan,y luego la toman con los herboristas.

    Claro es,que por qué la tendencia es la de menos medicamentos derivados del petróleo y más derivados de plantas o los de toda la vida.

    Y en Cataluña ya sabéis…el que no encaja con la dictadura comunista-marxista-anarquista…es metido en la lista negra,comenzando por Royuela y terminando por Pamies.

  6. Todos los rojos como el preescolar, van al calor del dinero.
    Me parece que a este paso, va a salir la gente a la calle antes por el hartazgo y el ascazo, que por todas las medidas delictivas y contra la economía de los ciudadanos que ha ejercido este atajo de delincuentes que nos mal gobierna.
    ARRIBA ESPAÑA.

Comments are closed.