Embalse de Soria

Los ecosistemas no pueden tener personalidad jurídica, es un cambalache.

Quieren hacer en Arguineguín lo mismo que en el Mar Menor.

Desde la Asociación Contra la Agenda 2030 en el Parque Nacional del Teide anunciamos que no tenemos nada que ver con la manifestación que se anuncia para el próximo día 22 de octubre en Tenerife y Gran Canaria, por mucho que en sus eslóganes aparezca la no privatización del Teide a la que nos oponemos, por supuesto.

El motivo no es sólo que la parte central del cartel sea un símbolo religioso, concretamente la estrella de ocho puntas islámica o Rub el Hizb. Ignoramos que pinta en un cartel de ese tipo.

Tampoco es el motivo principal por el que nos desmarcamos de dicha manifestación, la connotación que tiene el 22 de octubre en Canarias, el día de la fundación del grupo terrorista MPAIAC y su bandera tricolor de siete pentagramas masónicos. Muchos de los que celebran ese día no saben que el MPAIAC de Cubillo perpetró un atentado vil y cobarde contra una floristería del grancanario aeropuerto de Gando en el que hirieron a siete personas, una de ellas, la dependienta de la floristería, jamas volvería a caminar y arrastró graves secuelas hasta su muerte, 16 años después, con sólo 41 años. El atentado produjo tal caos aéreo que derivó en el mayor accidente aeronáutico de la historia en el aeropuerto de Los Rodeos, en la vecina isla de Tenerife. Descansen en paz todas las víctimas. Descanse también en paz el artificiero que murió en otro atentado del MPAIAC intentando desactivar otro artefacto explosivo.

El principal motivo tampoco es que la Plataforma Salvar Chira-Soria, convocante de la manifestación y que está conformada por 101 asociaciones, entre ellas 3 federaciones distintas de los bien financiados Ecologistas en Acción o los partidos políticos Equo y Los Verdes, así como el independentista Frente de Liberación Nacional del Archipielago Canario, de un discurso catastrofista con respecto al cambio climático y aboguen por el decrecimiento. ¿Las personas saben el alcance del concepto “decrecimiento”? Este discurso hace el juego a la Agenda 2030 y por tanto al Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Nacional del Teide, al cual quieren privatizar en nombre de la “huella de carbono” y la “lucha contra el cambio climático”. Aún así, ésta tampoco es la causa principal por la que no queremos tener nada que ver.

No asistiremos a la manifestación del próximo 22 de octubre sobretodo porque la Plataforma Salvar Chira-Soria aboga por crear lo que llaman el “Gran Arguineguín” dando a todo el ecosistema (con todas las propiedades dentro de él) personalidad jurídica propia como se hiciera con el Mar Menor. Citando a Galo Dabouza, el problema es que esos derechos y obligaciones los ejercen siempre a través de personas físicas, en este caso serán probablemente los que promuevan la iniciativa legislativa que se integrará en tres “chiringuitos”, denominados Tutoría, Comisión de Seguimiento y Comité Científico y se excluye a los habitantes de la figura de protección ¡Qué golosa es la teta del Estado! Creemos que esto puede convertirse en una potente herramienta de control para la Agenda 2030, una forma de comunismo con sóviets al más puro estilo estalinista. La dictadura del Estado globalista, pero en vez de en nombre del proletariado en nombre de la madre tierra y la naturaleza. A este concepto le llaman “biocentrismo” donde la naturaleza y los seres vivos están al mismo nivel del humano, en la teoría, y por encima en la práctica. Si consiguieran llevar su macabro proyecto adelante, pobre del ganadero que se le ocurra soltar una vaca o una cabra en el “Gran Arguineguín” o hacer algo que no se considere “sostenible”. La ira del Estado caerá sobre él, lo llevará a los juzgados, pero la acusación vendrá del propio ecosistema representado por los ecologistas radicales afines a la agenda que se otorgaron su representación. Es por tanto más control del Estado sobre la propiedad privada y las actividades humanas. En la nueva normalidad los ecosistemas tienen derechos. Los derechos humanos, sin embargo, parecen estar anticuados.

Recomendamos a los vecinos de la zona que visualicen las entrevistas realizadas a la abogada Pilar Esquinas por Scabelum y “un Murciano Encabronado” para que sepan las consecuencias que tendría la declaración de personalidad jurídica al ecosistema y, si les parece tan grave como a nosotros nos parece, busquen asesoramiento legal al respecto.

Para los que no sepan de que va el Proyecto Chira-Soria en el barranco de Arguineguín que los ambientalistas quieren “salvar”, es básicamente una desaladora y dos presas que ¡ya están hechas! en las que el agua desalada se elevaría al embalse de Soria y a través de conducciones reversibles entre el embalse y la Presa de Chira se bombearía el agua en los momentos de baja demanda de electricidad y se vaciaría el deposito superior para producir electricidad cuando la demanda sea mayor. Desde luego no es el proyecto de Vázquez-Figueroa, que sería el deseable, aunque se le parece. ¡Esa si que sería una buena alternativa! Agua desalada barata y generación de energía. Y no las baterías obtenidas de forma realmente contaminante de tierras raras que es lo que proponen los ecologistas. No obstante, se trata de un proyecto de energía hidroeléctrica y no de una central nuclear como para tanto drama ambientalista.

Lo que si que es un drama es el exceso de mortalidad infantil en Canarias que se ha incrementado en un 21%, o que España lidere tanto el exceso de mortalidad como la tasa de vacunación entre los países europeos ¿casualidad? no lo creemos. Sin embargo ninguna organización ambientalista, partido verde o independentista se manifiesta por esta causa.

https://twitter.com/JulioCuenca07/status/1573193352677294080?t=LaaTYazTkSal5QkCGsz5AA&s=35

 

2 Comentarios

  1. Efectivamente lo único que mueve a “los verdes” en todo el mundo excepto algún despistado que también los hay, es el color de muchos billetes que en muchas monedas del mundo también tienen color verde.

    Saludos a los resistentes

Comments are closed.