Aunque a mucha gente le parezca muy cómodo eso de pagar con tarjeta de crédito o con el móvil, la realidad es que, lo mejor que podríamos hacer todos es pagar en efectivo. Si ustedes recuerdan, cuando llegaron las redes sociales muchos de nosotros, inocentes que éramos, nos preguntábamos acerca de cómo era posible que fueran gratis, sin darnos cuenta del enorme beneficio económico que les estábamos dando con solo darnos de alta e ir subiendo información.

Por desgracia, en este mundo cuando nos ponen algo demasiado fácil y cómodo es porque lleva gato encerrado. Efectivamente, pagar con tarjeta o con el móvil es mucho más cómodo que llevar monedas y billetes en el bolsillo ya que, además de poder perderlo, es un engorro ir controlando la cantidad necesaria que tienes que llevar en cada momento.

Pero esa comodidad tiene una gran desventaja: el control y la pérdida completa de anonimato. Con la tarjeta o con el móvil, le vamos diciendo al banco y a todo el mundo dónde estamos en cada momento, qué hacemos, en qué nos gastamos el dinero y cuáles son nuestras costumbres.

Y eso, en estos tiempos más que nunca, supone un gran riesgo teniendo en cuenta que la gran obsesión de todos los gobiernos es controlarnos en cada minuto de nuestras vidas. Obligarnos a nosotros mismos a llevar una vida un poco menos cómoda nos da muchas más ventajas que buscar una comodidad, que al final tiene muchísimos más inconvenientes que ventajas.

Y aunque ya hay muchos servicios que son imposibles pagarlos en efectivo, tenemos que intentar hacerlo en aquellos lugares en los que todavía se pueda. Nos beneficiaremos nosotros y beneficiaremos, también, al propietario del negocio en el que nos gastemos ese dinero. Vamos a intentar tener una vida menos cómoda por nuestro bien y por el de todos.

 

10 Comentarios

  1. PAGAR EN EFECTIVO EN EFECTIVO ES COMO” CASABLANCA ” NUESTRO SALVOCONDUCTO A LA VIDA Y LA LIBERTAD.
    Ana de la Fuente del Buey

  2. En especial, si vas de putas, no pagues con la tarjeta de la empresa (ni con el carnet del PSOE o del PP).

  3. Jo, yo que he sido de izquierdas toda la jodía vida, vamos, de estrema izquierda, de donde ya no hay más, ahora leo este digital y no puedo estar más de acuerdo.
    Desde luego, no se donde vamos a ir a parar.

  4. En el año 2000 se me “tiró al cuello” un inspector de hacienda. Por fortuna conseguí salir vivo e indemne, pero era flipante lo que buscaba y lo fino que hilaba. Sobre todo, los movimientos bancarios, hasta el céntimo (de aquella, la peseta) e indicación de en qué se había gastado aquel dinero y el origen exacto de los ingresos. Si yo hubiera sido tan estúpido de utilizar tarjeta, no habría librado.
    Y cuantas más personas nos resistamos a entrar por su aro, más difícil les será imponerlo.
    La tarjeta y el móvil para emergencias muy emergentes. El resto EN METALICO.
    Consejo de defraudador.

  5. La verdad es que yo utilizó siempre el dinero en metalico para las compras cotidianas, y francamente, me parece ridículo esa gente que va a comprar un pan y saca el movil o la tarjeda de débito para pagar. Mi intención es seguir haciéndolo mientras no sea ilegal.

  6. En Barcelona ya no importa,de todos modos los inmigrantes ilegales lo robarian,y si no…pues el Gobierno de Sánchez a través de impuestos.

    La policía confiesa,que el 100 % de los delitos realizados en España,son a manos de inmigrantes,ya que Soros solo envía a los presos hacia España,quizás ese fue el pacto de Sanchez con el Rey de Marruecos,con la finalidad de destruir y desmoralizar España.

    La joven Lola fue torturada, violada y asesinada, por una inmigrante ilegal argelina en la ciudad de París,es decir que solo ocurre en los paises donde Gobierna la izquierda.

    Y para más perversión odio y fiereza cruel de los comunistas…Irene Montero saca a las mujeres inmigrantes delincuentes de la cárcel,y a las que vengan les darán derecho a paro,así sin más.

    Visteis el vídeo de una inmigrante disfrazada de enfermera que robó un bebé de un hospital para venderlo a algún rito satánico?,en seguida los medios la han convertido en una Santa,la pobrecita tuvo un embarazo mental…o quizás era un hombre operado?.

    A todo esto que Gracias a Zelensky o por culpa de Zelensky el dinero desaparecerá,o dejará de tener valor,pues se lo han gastado todo en el capricho de la guerra del socialista Zelenski.

  7. Lo de las tarjetas, tanto de débito cómo de crédito, ya sabemos que no es nuevo, lo que si lo es, es que se haya sustituido por el efectivo.
    Hasta la llegada de la plandemia, sus uso era el normal, pero como con tantas otras cosas, ya se encargaron de que su utilización fue casi, primordial.
    Si recordamos, todo empezó con la recomendación de su uso, por aquello de los contagios. De manera machacona, allá dónde fueras a comprar, inducían a la gente a que abonara sus compras así. Aquella situación, a partir de marzo de 2020, ya me dejó claro, por dónde iban los tiros y el tiempo ha ido dando la razón. Pero ésto, no se conseguiría con recomendaciones, para lo cual necesitaban ahondar aún más en su uso. ¿Y qué hicieron? Pues los propios bancos ir quitando sucursales. Cambiar algunas de éstas, por cajeros automáticos. Una vez que la gente tenía que acudir a ellos pues, las sucursales que quedaban sólo atendían hasta las once de la mañana y para sacar dinero, les dirigían a los cajeros exteriores de la sucursal y los usuarios por no esperar más, así lo hacían. A continuación, los acondicionados para cajeros, también desaparecieron y ¿qué opción queda?, pues pagar con tarjeta, móvil o reloj.
    Cómo la comodidad y la fácil manipulación han dado sus frutos, ahora cualquier establecimiento, sea de la actividad que sea, se ve obligado a disponer de datáfono, porque si no, pierden ventas. Y claro está, los bancos se llevan sus comisiones de cada operación, lo cual va en detrimento de los propios negocios, por poca cantidad que parezca. Si a eso añadimos que en 2020, se podía disponer de una tarifa plana en cuánto a esas comisiones se refiere, al generalizarse el pago con medios electrónicos, los bancos quitaron la “ventaja de esa tarifa plana”.
    Así pues y resumiendo, esto también formaba parte del plan para hacer desaparecer el dinero en metálico y controlar cualquier operación que se haga y los movimientos que realice el ciudadano ignorante de lo que eso nos va a suponer a todos. De un plumazo, cambio del sistema y bienvenida la moneda digital para desgracia de nuestra libertad y la de toda la humanidad.

  8. Pues mira,Rodríguez Zapatero puede pagar con lo que quiera,por qué va sobrado!.

    Es el único expresidente que forma parte del Consejo de Estado –órgano consultivo al que pueden integrarse con un salario que ronda los 70.000 euros anuales– y el único que no trabaja para la empresa privada…(por qué nunca ha trabajado) por su parte, sigue practicando running en su tiempo libre, juega al ajedrez, lee todo lo que puede y disfruta de los servicios que reciben los exmandatarios en España: pensión vitalicia, chófer, oficina propia y el tratamiento de presidente de por vida. Son prebendas que aprobó en su día su hoy rival, Felipe González, y que el propio Zapatero amplió en 2008 para añadir que, en caso de fallecimiento del político, sus viudas pudieran seguir disfrutando del coche oficial y de la protección, si el Ministerio del Interior lo estimara necesario.

    Es lo que tiene desear que España sea otra Venezuela mientras desayuna caviar,en la nueva ‘choza’ que se ha comprado con el dinero recibido por haber arruinado a miles de empresarios españoles,junto a su amante Sonsoles la Camila española,y con Pablo Iglesias que tras haberse trajinado a sus hijas,las ha enchufado en lo de telecomunicaciones es decir en discotecas,donde acudía el ex de la hija de la Presley.

    Imaginaros Sánchez lo que pedirá…así que ahora los españoles tendrán que alimentar a la Familia,Real y a las Familias de los expresidentes socialistas que a este paso harán leyes de derechos de primogenitura y una especie de Abolengo incluso títulos nobiliarios,Barones de.

  9. Pues no. Pagar con tarjeta o con el móvil no es más cómodo que pagar con billetes o monedas, ya que, aparte de tardar más en pagar y generar mayor volumen de cola en los establecimientos, la puedes extraviar, te la pueden copiar, te pueden echar algo en la bebida para que reveles tu clave y, así, realizarte compras con ella (como ya ha ocurrido) y, lo más importante, CON LA TARJETA TE GASTAS MÁS QUE SI PAGAS EN EFECTIVO, idea que hay que meter en la sesera de los borregos que pagan con tarjeta. Yo nunca pago con tarjeta y me jode que, cuando voy al supermercado, de cada diez personas ocho o nueve pagan con tarjeta. En ese caso, la cajera suele preguntarme: “¿Con tarjeta?” y le contesto: ” En efectivo”. La próxima vez voy a añadir: “Esta gentuza de casta política pretende eliminar el efectivo para controlar cada vez más a la población y encima no se lo vamos a poner fácil”. Por otra parte, hay que fomentar que la hostelería y diferentes negocios se adhieran a la idea de que no se pague con tarjeta, hay que felicitar a todo hostelero que tenga el cartel “No se admiten pagos con tarjeta” y hay que fomentar que los indecisos a la citada idea a los clientes que paguen con tarjeta les cobren una tasa extra. No es descabellado. Por ejemplo, en Alemania la Deutsche Bahn (el equivalente a la RENFE), si pagas con tarjeta, te cobra un euro más y la cadena de hostales A&O también te cobra una tasa. A ver si así se quita el vicio de pagar con tarjeta y contribuir a la eliminación del dinero físico. Recordemos también que al inicio de la farsemia, como dice Cristina Martín Jiménez el supuesto virus “se adhería a los billetes y monedas con la firme intención de matarnos”. Es curioso que a las tarjetas de crédito el “virus” no se adhería y fomentaban el pago con tarjeta. Pero, vamos, que no había un plan para conducirnos a lo que nos están conduciendo, Es que había un “virus” y, en consecuencia, había que cambiarlo todo (coche eléctrico, comer mierda, eliminar el dinero en efectivo etc. etc). En conclusión, hay que contarle a los adictos a la tarjeta, que, en estos tiempos en que el ahorro se está volviendo una necesidad imperiosa, que con la tarjeta te gastas más, ya que no valoras de la misma manera el gasto que haces que si pagas con dinero y que la casta política quiere eliminar el efectivo para controlar nuestras vidas cada vez más.

Comments are closed.