20) Si el pueblo paga impuestos, todos pagan impuestos sin excepción de ninguna índole, por lo tanto, el impuesto debe ser una forma de cubrir e impulsar la producción y no una forma de llenar las arcas de particulares, políticos y gobiernos.

“La historia de los impuestos es casi tan antigua como la historia del hombre pensante. Desde las primeras sociedades humanas, los impuestos eran aplicados por los soberanos o jefes en forma de tributos, muchos de los cuales eran destinados para asuntos ceremoniales y para las clases dominantes. La defraudación de impuestos teniendo el carácter y destino que se les daba eran poco comunes, debido al control directo que de la recaudación hacían sacerdotes y soberanos…”

SÍGUENOS EN TELEGRAM:

“En Egipto, los faraones crearon un sistema de recaudación que se apoyaba en una burocracia especializada y eficiente. Los recaudadores de impuestos eran conocidos como escribas. En la antigua Grecia existía un impuesto llamado “eisphorá” que se imponía a los muy ricos. Los impuestos indirectos eran significativos. Los primeros impuestos en Roma fueron derechos de aduana de importación y exportación llamados “portoria”. César Augusto fue considerado por muchos como el más brillante estratega fiscal del Imperio Romano. Cuando Tomas Jefferson repartió su Biblia al asumir el poder, comienza aludiendo a Jesús de Nazaret y a un decreto de César Augusto, que dice que todo el mundo tiene que ser gravado.”

“Un impuesto es un tributo que se paga al estado para soportar los gastos públicos. Estos pagos obligatorios son exigidos tantos a personas físicas, como a personas jurídicas. La colecta de impuestos es la forma que tiene el estado (como lo conocemos hoy en día), para financiarse y obtener recursos para realizar sus funciones”. Fuentes varias

El último párrafo resume el por qué y para que de los actuales impuestos. Estos son para enfrentar los gastos públicos del estado. Pues el mayor gasto público del estado es el mismo estado, sus particularidades que lo forman y sus descomunales sueldos (Punto 3 Punto 10 de Mi Idea) No creo que haga falta más impuestos, sino más calidad humana y consciencia para administrar una nación. Esta se puede administrar y solventar tranquilamente con sus propios activos si estos fueran correctamente administrados, y con un mínimo aporte de parte del resto de la sociedad que lo conforma para ayudar a los más necesitados. Los impuestos más necesarios si serían aquellos para regular el mercado interno, por tal motivo toda importación y exportación y algunas actividades mas, sean comerciales, industriales, productivas o económicas y financieras, si pagarían impuestos, pues tanto unas como otras influyen de alguna manera en la economía interna de la Nación. 

Es necesario no una reforma tributaria, sino un nuevo sistema donde el principal motivo de los impuestos sea la necesidad del humano y no los gastos del estado. Cambiar el arquetipo donde todos colaboren según sus posibilidades, aportando para el bienestar del prójimo y no para solventar los gastos de un estado que siempre tendrá cuentas en rojo, tan en rojo que no les alcanza con todos los descomunales impuestos que cobran, sino que además tienen que tomar deuda externa para cubrir su total inoperancia en la administración y su total falta de humanidad en su ejecución. 

Con un sistema Humano eficiente, el impuesto dejaría de existir como tal, pues no se le impondría a nadie como ahora, ya que sería una “colaboración acordada”, por y para el bienestar de todos, siendo los impuestos antes citados una excepción por necesidad y no una obligación dispuesta por un estado cabalista y usurero cuyo valor principal es el dinero y no el bienestar de la sociedad toda.

 

4 Comentarios

  1. El impuesto viene del derecho romano e incluso mas antiguo, es un robo gubernamental, la pregunta es: que pasaria si nadie pagara impuestos ??? quizas no existirian falsas pandemias, falsos cambios climaticos, falsas agendas 20/30, falsas banderas, falsos gobiernos, falsas “elites” quizas lo mejor es matar de hambre a estos paracitos asesinos y NO PAGAR IMPUESTOS

  2. Impuestos: transferencia de recursos monetarios COACTIVA en favor de los poderes públicos (definición más extendida, con matices, en los libros de economía pública o de hacienda). Los impuestos son totalmente INCOMPATIBLES con la libertad material o económica. Si la religión se propone, los políticos y sus IMPUESTOS se IMPONEN, con ejército y policía como garantes de esa dictadura económica. Su impacto a lo largo de la historia ha sido devastador. Son principales causas de destrucción de naciones (UK y España perdieron sus posesiones en América por causa de los impuestos. España, incluso perdió su ex región, Portugal, por culpa de los impuestos que debían financiar la defensa de la cristiandad en Flandes, Franco Condado, Milanesado, Austria, Mediterráneo, etc., teniendo que colaborar con la sufrida contribuyente Castilla). Y casi todas las naciones han sufrido guerras extraordinariamente sangrientas debido a los impuestos a lo largo de toda la historia. El imperio romano fue destruido por su voracidad impositiva, como previamente Grecia. Y los impuestos son fuente de caciquismo secesionista. En USA, la sangrienta guerra de secesión tuvo como motivo especial los aranceles, impuesto a las importaciones). Son, los impuestos, contrarios a la LIBERTAD, INMORALES desde el punto de vista de la Bíblia, es decir, del católico verdadero fiel a Jesucristo, pues ROBAR es pecado de condenación ETERNA para todo el que robe, incluidos reinos, imperios, nobles, hacienda, seguridad social y toda clase de colaboradores y beneficiarios.
    Hoy los impuestos, en toda nación de la tierra bajo yugo democrático, NO financian el gasto público (fracción pequeña del gasto público), sino la COMPRA masiva de VOTOS mediante el actual sistema democrático de prostitución generalizada. El VOTO se COMPRA, y el votante se vende al mejor postor, sea del signo que sea. Los IMPUESTOS NO financian el gasto público, sino la compra de votos, a pesar de que mientan hasta sangrarles la lengua con lo contrario. Además, los IMPUESTOS, suponen ESCLAVITUD de los contribuyentes, ARBITRARIEDAD de quien los aplica (la bestia satánica y su imagen, los políticos), además de ya no suponer eso que se espera de las democracias, un LÍMITE AL EJERCICIO DEL PODER (como sí lo serían las DONACIONES libres y responsables conforme a conciencia de cada cual, tanto en cuantía, periodicidad y destino), pues hoy los gobiernos dominan directa o indierectamente más del 50% del PIB de las naciones democráticas y ese peso crece, camino de esclavitud generalizada. Ciertamente Adam Smith tenía razón cuando afirmaba en La Riqueza de las naciones, que los privilegios económicos son fáciles de establecer por el poder, pero muy difíciles de eliminar.
    Impuestos actuales en la mayor parte de países occidentales con sus matices:
    1 Impuesto sobre la renta (IRPF en España, existente desde 1977, en USA desde 1913), con la variante de no residentes. Grava las rentas en general, trabajo, capital, actividades económicas y profesionales, incrementos patrimoniales de transmisión de activos financieros y reales, premios, retribuciones en especie, etc. Su regulación es crecientemente arbitraria por parte del poder dictatorial y tirano de los políticos, y genera privilegios abusivos y crecientemente intolerables para toda criatura sana y consciente. El coste que tiene en términos de eficiencia este impuesto es sencillamente demoledor en forma de destrucción de riqueza y oportunidades, especialmente para quienes los padecen más, los más pobres. Su efecto desincentivo varía con el nivel de renta y el engaño de suponer su progresividad queda bien patente para cualquiera que examine bien el tipo de gravamen medio de cada contribuyente incluyendo todas las rentas y lo que éste recibe en intereses y capital de la creciente e inasumible deuda pública. El impuesto sobre la renta, agrava la desigualdad económica entre los más ricos y los más pobres de modo inequívoco. Este impuesto supone un rechazo al hecho contrastado de que no hay mejor forma de distribuir la renta que la libre competencia no dañina para nadie.
    2 Impuesto sobre el valor añadido (IVA en UE). Grava el consumo y distorsiona la eficiente asignación de recursos. Tiene un elevado coste de eficiencia que se traduce en destrucción de riqueza. Su origen está en creer que el consumo refleja mejor la capacidad de pago del contribuyente. Los tipos se han incrementado desde su creación en la crecientemente corrupta UE. Ya ni los productos de primera necesidad se libran de un tipo abusivo. Junto con el impuesto sobre la renta, contribuye a financiar la compra de votos con prostitución generalizada del electorado en un sistema de corrupción interminable.
    3 Impuesto de Sociedades e Impuesto de Actividades Económicas: gravan a PYMES, grandes empresas y multinacionales según el beneficio obtenido excluidas amortizaciones y depreciaciones legalmente admitidas. Suponen una doble imposición para el accionista, partícipe, propietario, del negocio, que ha de computar los dividendos repartidos también en la base imponible del impuesto sobre la renta. Este impuesto disuade a muchas empresas de invertir y crear nuevos negocios en determinados países, favoreciendo la deslocalización de la actividad económica, especialmente la más vital, la industrial.
    4 Impuesto sobre el patrimonio. Grava la riqueza a partir de un determinado nivel. Solo afecta a los contribuyentes más acaudalados, aunque, como el IRPF, sin distinción a cómo se ha obtenido la fortuna. P. Ej., un futbolista de 1ª división, sometido a una competencia perfecta y a una total ausencia de barrera a la entrada en su profesión, ha de soportar el mismo tipo impositivo que un narcoterrorista político que ha blanqueado su fortuna al salir elegido diputado, o un directivo de una antigua caja de ahorros que tiene su patrimonio en Liechtenstein.
    5 Impuesto de sucesiones y donaciones. Grava la transmisión de propiedad por herencia o por donación inter vivos. Es un gravamen por morir o por ser buen padre, madre o abuelo con los hijos o nietos, muchas veces mucho más pobres. Este impuesto es un expolio para los más pobres, que han tenido que renunciar a su herencia por no poder afrontar el robo miserable al extremo que supone este expolio ultra regresivo anti pobres. Además, es fuente de arbitrariedad mafiosa extrema por parte de los políticos compradores de votos.
    6 Impuesto de bienes inmuebles. Suelen estar a cargo de ayuntamientos y entidades locales (diputaciones), y gravan la posesión de bienes como casas, pisos, garages, fábricas, tiendas, etc. No es un impuesto progresivo y la revisión del valor catastral es tan arbitraria como la gestión de todos los demás impuestos. Es un robo añadido a la imputación de rentas que en el impuesto de la renta se añade al contribuyente por el mero hecho de tener casa en la que vivir.
    7 Impuestos a las importaciones, aranceles, multas, sanciones, etc. Se pagan en aduanas de puertos y aeropuertos de la UE, en función de la política comercial exterior de la propia UE y sus extremadamente corruptos y asesinos políticos. Las guerras arancelarias con otras naciones, USA, p. ej., han llevado a la ruína a la subvencionada por la PAC agricultura de “funcionarios” española. Además, los aranceles no son fáciles de establecer, pues la reacción de otras naciones puede impedir las exportaciones propias. Son fuente de conflictos incalculables, de pobreza y miseria creciente y no permiten la asignación eficiente de los recursos, respetando siempre los sectores estratégicos, fuente de soberanía económica a la que ninguna nación libre puede renunciar si no quiere ser esclavizada desde el exterior y aunque sus políticos digan que hay libertad.
    8 Otros impuestos regionales y locales. Crecen como setas (Cataluña, p. ej) y su arbitrariedad es vomitiva, propia de tiranías mafiosas sobre pueblos cobardes y vendidos como putas por un plato de lentejas.

    La locura de los partidarios de los IMPUESTOS, bien por lavado de cerebro, ignorancia, confianza en satanás (políticos y sus mentiras ilimitadas) o por maldad, les ha llevado a iniciar una guerra sin cuartel contra los países denominados “paraísos fiscales” (que en realidad son somo España con Franco, en la que no existía ni IRPF, ni IVA, que suponen más del 80% de los recursos recaudados como media, IS, sucesiones, donaciones, etc., y en la que el gasto público se financiaba con empresas públicas monopolísticas fundamentalmente (Telefónica, CAMPSA, SEAT, Correos, Iberia, Iberduero, compañías de aguas, astilleros, industria siderúrgica pública, industria aeronáutica pública, bancos y cajas de ahorros públicos excelentemente gestinados, Banco de España, etc.), hoy “amortizadas”, es decir, expoliadas por liberal conservadores, es decir, robadas a todos los españoles por la voracidad codiciosa y la irresponsable ruina democrática, así como con precios y tasas públicas). Suponen estos enemigos de la libertad y amigos de los IMPUESTOS, que no PROPUESTOS, que mejor que TODOS ESCLAVOS a solo unos pocos LIBRES. Por supuesto que eso de LIMITAR el poder arbitrario de los dictadores políticos y sus prostituidos votantes con DONACIONES libres y responsables, NADA DE NADA. Aquí dictadura fiscal a todo hijo de vecino y cárcel para el que no pague, no para el que incite a la guerra civil sangrienta desde Cataluña, a esos no, a esos libertad.
    Encima dicen que los IMPUESTOS son por nuestro “bien”, para tener sanidad (crecientemente desastrosa y cada vez más aplicadora de la “obsolescencia planeada” de la salud), educación (lavado de cerebro marxista comunista socialista desde los años ochenta del siglo pasado, con corrupción de menores hoy incluida), infraestructuras (la inmensa mayoría construida por Franco y demolidas por la actual democracia), etc., así como otra lista interminable de mentiras y engaños.
    Ni que decir tiene que los ETARRAS y los SABINOS ARANA (y hoy también los de la bandera de Aragón mezclada con la de Cuba), esos que odian a España y los españoles mucho más que Hitler a los judíos, esos de la ikurriña de odio a España y los españoles, el tiro en la nuca y las bombas bajo el coche (ya les vale a los militares, guardias civiles y policías “nacionales” de hoy su HONOR), esos gozan de un sistema fiscal ultra egoísta que destruye toda igualdad ante la ley fiscal de los españoles. Y para ese paraíso fiscal ETARRASABINIANO hay impunidad plena, licencia total para matar, odiar y corromper. En lugar de hacerles pagar toda la deuda pública requisándoles toda empresa, activo, tierra, negocio, dinero bancario, bienes, joyas, etc., haciéndoles pagar por medio siglo de ODIO incontrolado, incluso mayor al que hay en Palestina e Isralel, mejor se les ha permitido ser los amos, dueños y señores del gobierno de España, para destruirla y conducirla a una nueva guerra civil, esta vez de aniquilación y exterminio, porque ya no va a haber segunda reconciliación con la estirpe de la serpiente (y el hacha).
    Ante estos hechos, ¿no sería lo más justo que clama al cielo la INSUMISIÓN FISCAL GENERALIZADA?

Comments are closed.