Ronaldo es cinturón negro de Jiu Jitsu y emprendedor en el sector de la seguridad privada y los gimnasios en Barcelona y Brasil. Un hombre de grandes proporciones que impresiona por su fortaleza, pero también por su humildad y sentido del humor. Es lo que se podría llamar un gigante amable, que transmite buenas vibraciones y te mira a los ojos cuando te habla, pero ante todo es un hombre bueno y es mi amigo. Y hoy está aquí para contarnos qué podemos hacer para estar más seguros en general y en qué puede ayudarnos la práctica de deportes de contacto y artes marciales.


Ronaldo nos va a dar algunas claves para que podamos defendernos mejor y no tener miedo de que nos pase algo, sino simplemente como solución para que estemos mejor prevenidos.

¿Emprendedor o luchador? La historia de Ronaldo

Hoy vamos a hablar con él de 2 temas que siempre están de moda en España, no sé si por suerte o por desgracia. Y en los dos es un gran experto nuestro amigo Ronaldo, hispano brasileño con una gran experiencia como experto en lucha libre y fitness, pero también en seguridad privada y emprendimiento. Dos vertientes de una misma persona que están muy presentes hoy en día en un país como España, cada vez más deportista, pero también más inseguro que nunca. Y vamos a hablar con él de cómo poder prevenirnos mejor frente a cualquier tipo de amenaza de tipo delincuencial y de violencia.

La situación en todo el país, pero especialmente en Cataluña y Barcelona, hacen urgente que tomemos conciencia sobre la necesidad de proteger mejor a la población y la defensa personal es la mejor opción para empezar.

En primer lugar, Ronaldo, ¿cuál ha sido tu vertiente más pronunciada en tu vida? ¿El mundo de las artes marciales, el emprendimiento o la seguridad privada en concreto?

Gracias por recibirme en vuestro periódico, Miguel. La verdad es que no es fácil elegir cuando uno se ha dedicado a varias cosas y ha puesto mucho de sí mismo en todo. Al final, pienso, todo está relacionado. Yo empecé desde muy joven en todo a la vez en mi país natal, Brasil, entrenando y trabajando muy duro. Brasil es un país maravilloso, pero todos sabemos que tiene el grave problema de la inseguridad ciudadana. Por desgracia, en cualquier momento te pueden asaltar, por lo que es de inteligentes ser precavidos y estar preparados para cualquier cosa que pueda suceder.

Brasil es también un país donde se practica mucho deporte y, en concreto, todo lo relacionado con la lucha. Tenemos incluso especialidades que son muy nuestras, como el Brazilian Jiu Jitsu, que es de las artes marciales más efectivas que hay. Y al final, no sé, la vida me fue llevando por ese tipo de deportes de contacto y la necesidad social que había en Brasil de disponer de seguridad privada.

Empecemos por la seguridad privada. ¿Cómo es una empresa de seguridad privada en Brasil?

Es muy complicado. Por una parte, tienes la satisfacción de estar ofreciendo un servicio muy necesario y que la gente valora mucho. Y lo pagan encantados de la vida, claro, porque no hay más remedio. Por otro lado, sin embargo, no estás nunca tranquilo, pues en cualquier momento puede pasar algo y yo tenía muchísimos agentes de seguridad distribuidos por el país. Y así era que, si me llamaban de noche, a una hora un poco tardía, lo primero que me venía a la mente era que habían matado a alguien. Y podían ser dos opciones: que un agente mío hubiera matado a un criminal o viceversa. No era una situación agradable y se repetía muchísimas noches, por desgracia, con la consiguiente investigación y a veces también el reconocimiento del cadáver de un empleado mío y cosas así. Pero son las cosas de Brasil.

También queremos hacer aquí un homenaje a tu padre, que fue cobardemente asesinado en Brasil hace un año

En efecto. Mi padre fue un buen hombre y tiene mucho que ver con esta vocación mía de haber emprendido en los negocios. Yo siempre le conocí así, de hecho, recorriendo los sitios para hacer sus negocios, y al principio lo hacía en un carro, aunque luego le fue yendo cada vez mejor. Y era un hombre muy bueno y recto, trabajador y con las ideas muy claras. Desafortunadamente, en Brasil todo se puede venir abajo en cualquier momento si unos criminales se cruzan en tu camino. Y es algo que no puedes prever nunca del todo, pero con más razón tenemos que estar muy preparados. Y en este sentido, además de ser una práctica deportiva y yo diría que espiritual, las artes marciales y deportes de contacto también son un gran as en la manga para autoprotegernos.

¿Crees que España se está convirtiendo en Brasil, a marchas forzadas, en este tema de la inseguridad?

Sin lugar a dudas. Lo mejor que tiene Europa en general es su seguridad, pero pienso que a veces sus habitantes no somos conscientes del privilegio del que gozamos. No cuidamos lo que tenemos y estamos permitiendo que la situación se deteriore rápidamente. En mi caso particular, por el contrario, soy brasileño, pero desciendo de europeos y puedo analizar con objetividad los dos sitios. Por eso te digo que estamos dando pasos en la dirección incorrecta. Y yo resido en Barcelona, que es uno de los peores sitios de todo el país en el sentido de la inseguridad. La gente aquí está sufriendo mucho y pienso que no es justo. No me parece normal que la gente trabajadora y honrada de este país tengo que estar aguantando ciertas situaciones a todas horas.

Cada vez más chicas se apuntan a clases de defensa personal en Barcelona. ¿Por qué será?

¿Crees que las artes marciales pueden ayudar en este sentido?

Definitivamente, algo está pasando para que la gente lo piense cada vez más, porque las inscripciones a los gimnasios de artes marciales en Barcelona han aumentado bastante en los últimos tiempos. La gente le da más valor a aprender defensa personal por si son asaltados y esto incluye, sobre todo, a las chicas.

¿Qué ventajas reales puede ofrecer la defensa personal a las mujeres en Barcelona?

SÍGUENOS EN TELEGRAM:

Realmente es muy importante aprender a defenderse, pero más si eres chica. Por el tema de la violencia de género y las agresiones sexuales, que están disparadas en esta ciudad. Es por ello que enseñamos a las chicas las cuatro o cinco cosas básicas que les pueden salvar de un mal susto cualquier día. Y desde ahí hacia adelante hay muchas técnicas para aprender.

Sin embargo, mucha gente te dirá que las chicas no tienen fuerza para soportar la agresión de un hombre. Que lo mejor es salir corriendo y ya está.

Por supuesto que lo mejor es salir corriendo. Eso en todos los casos y no importa si eres hombre, porque a nadie le interesa quedarse a probar suerte con un delincuente o una persona que está drogada y no sabe lo que hace. Pero yo le haría una pregunta a esas personas que dicen que lo mejor es salir corriendo y con razón: ¿cómo sales corriendo si te tienen agarrado de un brazo, o del pelo, o si ese agresor está es mejor forma física que tú y te gana a la carrera? Tienes que saber hacer algo para contrarrestar esas situaciones y en primer lugar el miedo. Ese miedo insuperable que supone el verte agredido, de repente y sin razón, cuando menos lo esperas.

El Brazilian Jiu Jitsu o BJJ es un gran desconocido entre las técnicas de combate y defensa personal, pero es muy efectivo y divertido.

Esa sensación tremenda de que van a asaltarte. De que algo malo te va a pasar

La verdad es que uno se pone muy nervioso cuando aparece el menor signo de violencia. Esa sensación tremenda de que van a asaltarte. De que algo malo te va a pasar.

Y eso lo sabemos muy bien los que nos hemos subido a un ring a un tatami. Porque no es fácil, tampoco, estar en una competición y tener que enfrentarte a otra persona que también ha entrenado muchísimo. Se te hace un nudo en el estómago y es una sensación desafío que también te ayuda a comprender mejor lo que es una pelea de verdad en la calle. Te ayuda a recordar esa sensación. Y lo importante es ser capaces de canalizar todos los instintos, inclusive el miedo, y controlarlo todo para ser mejores que el otro y salir victoriosos. Y es el mismo concepto cuando nos estamos enfrentando con un agresor de verdad, porque en el tatami todos somos compañeros, pero todo lo que entrenes con tus compañeros te ayudará mucho a salir de los verdaderos peligros.

¿Las artes marciales, en los niños, pueden prevenir el bullying en Barcelona y en cualquier lugar?

Por supuesto. Y no sólo es que les ayudan a defenderse, sino que les convierte en mejores personas. Enseñándoles valores que son importantísimos para su desarrollo y su transición hacia personas adultas. Y en el caso del bullying, por supuesto que es importante defenderse y tener esa seguridad en sí mismos. Es algo fundamental. Y las artes marciales y deportes de contacto se lo pueden dar.

Nunca sabremos cuántas personas pudieron salvarse del peor rato de su vida, o incluso de graves heridas y muerte, si hubieran tenido algunas nociones importantes de defensa personal. Como personas que sabe algo de estos temas, coincido con Ronaldo en que seguramente sean millones.

¿Qué podemos hacer si nos agreden por la calle y sin previo aviso?

Muchas veces, todos lo sabemos, tendremos avisos primero. Veremos gente rara haciendo cosas raras y poniéndose violentos, tal vez porque están borrachos, en cuyo caso es mejor quitar esa zona cuanto antes y salir de allí a toda velocidad. Y llamar a la policía si no podemos hacer otra cosa cuando vemos que están molestando a gente normal.

Pero, a veces, realmente, nos vemos sobrepasados y rodeados.

En estos casos, si no podemos evitar la situación, mantener la calma es muy importante. A nosotros nos ayuda a mantener la respiración y la sangre fría y al otro, muchas veces, se desanima al vernos tan seguros. Son situaciones donde también juega un gran papel la psicología.

Los niños deberían ser iniciados cuanto antes en estos deportes por sus valores, por la capacidad que adquieren para defenderse y porque ayudan muchísimo a evitar el bullying.

Cómo actuar ante una agresión

Los primeros momentos en una pelea son fundamentales. Para empezar, es muy importante que seamos capaces de evitar el enfrentamiento y eso incluye nuestra capacidad para salir corriendo, sin recibir agresiones, cuando nos damos la vuelta. Porque mostrar la espalda nunca fue bueno en una pelea, pero son cosas que sólo podemos aprender entrenando. También es muy importante que podamos transmitir una sensación de seguridad, de que sabemos defendernos, porque eso va a poder desanimar al contrario en muchos casos. Y es que los delincuentes y agresores no quieren una víctima difícil. Pero esto es sólo el principio y puede que tengamos delante a un adversario más tenaz y complicado. ¿Qué hacer en estos casos?

Lo primero es guardar la distancia

Lo primero es guardar la distancia, si no podemos escapar rápidamente. Y eso también va a ser un síntoma muy claro de que sabemos defendernos y puede desanimar al agresor, para empezar, porque es muy difícil golpear a alguien que mantiene bien la distancia. Y el principal ejemplo de esto creo que es el boxeador Mayweather.

A continuación, si nuestro rival es demasiado violento y persiste en su actitud, llegando a acercarse hasta una distancia de golpeo, es muy importante saber esquivar o incluso aprovechar esas acometidas para entrar a su vez en su guardia y golpearle. Sin miedo de hacerle ningún daño. Y es que hay que romper esa barrera que a veces nosotros mismos nos ponemos, incluso a la hora de defendernos, porque eso es exactamente lo que estamos haciendo y no es nada malo. Y es problema del otro si nos pone en esta tesitura desagradable de tener que luchar por nuestra propia vida.

Potenciar nuestro instinto de supervivencia y no tener miedo de hacer daño al agresor

Efectivamente. Y eso es algo que tenemos que pensar: nuestra propia vida puede estar en juego en cualquier pelea absurda y no digamos si hay armas de por medio. Un arma blanca es más peligrosa en la corta distancia que una de fuego y una sola puñalada o puñetazo o patada nos puede matar, incluso si somos luchadores fuertes y entrenados. Y cualquier caída mala puede provocar un descalabro, sin necesidad siquiera de que nos golpeen. Por lo tanto, no descuidar la atención y estar preparados es fundamental. Y esto es algo que se consigue con un poco de entrenamiento constante. Una realidad que practicamos todos los días en nuestros cursos de defensa personal en Barcelona.

¿Cuánto tendríamos que entrenar defensa personal para que esto funcione de verdad en una pelea?

Yo diría que no menos de 2 días a la semana, una hora cada día, dejando aparte que tenemos que mantenernos en forma con ejercicio complementario. Pero es que entrenar defensa personal no es ningún drama. Es una actividad de ocio en la cual nos relacionamos con otros deportistas como nosotros. Y conseguimos ese cuerpo 10 que tanta gente sueña cambio necesario, por ejemplo, para salir corriendo ante una emergencia.

La gente se queja de que pueden doler los golpes. ¿Es eso cierto?

Que los golpes duelan es inevitable, pero la cuestión es adaptar el entrenamiento a cada uno de nuestros alumnos. Y saber elegir bien qué tipo de arte marcial o deporte de contacto queremos. Porque no es necesario ni siquiera recibir ningún golpe. Por ejemplo, el Jiu Jitsu, siendo un arte marcial tan efectivo, carece de golpes por completo. Solamente hay llaves. Y en nuestros cursos de defensa personal en Barcelona, Santander o Jaén no hay golpes porque si y todo se adapta al nivel y las preferencias de cada alumno. Hay alumnos que quieren progresar mucho en poco tiempo y acudir a las competiciones, pero la mayoría simplemente quieren aprender lo básico y mantenerse en forma mientras se divierten. Pero aquí no se olvida a nadie a pegarse.

Esta casa de gimnasios familiares tiene 2 locales en Barcelona y otro en Santander y otro en Jaén, todos ellos con un marcado ambiente familiar y orientados a la defensa personal y las AA.MM.

Vosotros sois una familia dedicada por entero a las artes marciales y deportes de contacto en Barcelona

Y en Santander, donde también hemos abierto un gimnasio de artes marciales recientemente. Y en Jaén. Nuestra marca es un tipo de gimnasios familiares y de artes marciales llamada Xfit. Y en todos estos lugares hemos querido huir del concepto de gimnasios industriales, de tipo cadena, pero también del gimnasio de barrio un poco destartalado. Con nosotros, por el contrario, tienes acceso a los dos conceptos: todas las ventajas de un sitio acogedor y familiar y con las máquinas e instalaciones más actualizadas.

Tú eres cinturón negro de Jiu Jitsu y tus hijos han seguido tus pasos

Dos de mis hijos practican Jiu Jitsu y otra, boxeo, siendo dos de ellas chicas. Por eso creo que predicamos con el ejemplo y queremos transmitir esta recomendación de practicar estos deportes de contacto y artes marciales. Y te resumo las ventajas en pocas líneas:

  • Te aportan valores como el sacrificio por unos objetivos, el compañerismo, la amistad, la humildad del que sabe y el que no sabe, etc.
  • Te pones en forma rápidamente y de manera divertida, entrenando con más gente como tú y divirtiéndote.
  • Te pones a prueba con oponentes que son tus propios compañeros y que te ayudan a progresar.
  • Aprendes a defenderte y ayudar a otros en caso de peligro.

Para terminar, en tu vertiente de emprendedor:

¿Qué consejo darías a los jóvenes que sueñan con poner sus propios negocios en una época de tanta incertidumbre?

Bueno. Es cierto que estamos en unos tiempos muy confusos, pero a nadie se nos dice cómo van a ir las cosas cuando empiezas a emprender un negocio. Es imposible saber. Y es parte de la aventura de emprender, aunque recomiendo siempre a los más jóvenes que trabajen primero para otros. Para saber cómo funcionan las cosas antes de depender de uno mismo. Y también es importante tener socios que nos complementen y nos acompañen en este camino, que es muy gratificante, pero a veces no es fácil tampoco, por lo que es muy bueno disponer de un socio que nos ayude con todo y tenga un perfil diferente al nuestro. Un complemento, en definitiva.

Muchas gracias por acudir a El Diestro y por tus consejos y experiencias.

Gracias a vosotros y bendiciones. Saludos a todos y a entrenar: sin excusas. Os esperamos.

 

1 Comentario

Comments are closed.