El 27 de septiembre de 2022, se han cumplido 87 años de la Liberación del Alcázar de Toledo. Lo sucedido entre los muros de esa fortaleza, fue digno de un guión de película, y si esta heroica hazaña la hubiera protagonizado el ejército norteamericano, Hollywood hubiera realizado una superproducción que esta estaría entre las más increíbles películas épicas de la historia del cine.

Pero lo sucedido fue en España y tan sólo dio lugar al rodaje de una película italiana de 1940 dirigida por Augusto Genina, producida también por España, con título original en italiano, L’assedio dell’Alcazar que narra la historia del asedio del Alcázar de Toledo en julio de 1936, reproduce la defensa del Alcázar de Toledo, incluyendo la escena de la conversación telefónica que Luis Moscardó, hijo del coronel José Moscardó, mantuvo con su padre y el jefe de las milicias comunistas de Toledo, que a la postre fue fusilado por los rojos días después.

Recomiendo ver esta película, que se puede bajar de internet.

Pero cuál fue el guión de esa película

Un Coronel del ejército español, José Moscardo y 690 Guardias Civiles, 8 cadetes de la Academia de Infantería, 1 de la de Artillería y 110 civiles combatientes defensores, con sus familias (120 paisanos, 500 mujeres y 50 niños), se refugian en el Alcázar y se enfrentan a las tropas republicanas 15.000 hombres de la 1ª División Orgánica y miles de milicianos de la CNT, POUM, Partido comunista y UGT venidos desde Madrid.

La película la Protagonizó, indirectamente el coronel Moscardó, aunque una historia de amor protagonizada por un oficial del ejército español (Fosco Giachetti) y una valiente defensora (Mireille Balin), se introduce en el guión.

El Alcázar fue liberado tras un asedio, que se prolongó desde el 21 de julio de 1936 hasta el 27 de septiembre de 1936.

La liberación del Alcázar, por orden de Franco, hizo que se perdiera la ocasión de entrar en Madrid y poder terminar con la guerra. Pero no se podía dejar morir a esos héroes anónimos, de cuya hazaña se hablaba en todo el mundo.

Cuando las tropas nacionales llegaron a Maqueda, Madrid estaba en un caos y carecía de tropas y armamento, la defensa no existía y Madrid, esperaba caer al primer empuje. Pero la decisión de liberar el Alcazar, prolongó la guerra. 

La República había puesto la toma del Alcazar en un objetivo estratégico y propagandístico y hasta el presidente del gobierno de la República, Largo Caballero fue animar a los atacantes para que tomaran el Alcázar, mientras el Mundo miraba con ojos de admiración por los defensores. Franco prometió liberar el Alcázar y a sus defensores.

El Alcázar se había convertido en un mito para los defensores y una necesidad para los atacantes.

Pero he de detener este pequeño relato en el episodio más epopéyico de ese asedio: La llamada del jefe de las milicias comunistas de Toledo, que tenía al hijo del jefe de los defensores prisionero y le chantajeaba con matarle, sino rendía el Alcazar.

Sonó el teléfono de la centralita del Alcazar y el jefe comunista Cándido Cabello, pidió hablar con el Coronel Moscardó. Transcribo la conversación:

Jefe de Milicias: Son Uds. responsables de los crímenes y de todo lo que está ocurriendo en Toledo, y le doy un plazo de diez minutos para que rinda el Alcázar, y de no hacerlo fusilaré a su hijo Luis que lo tengo aquí a mi lado.

  • Coronel Moscardó: ¡Lo creo!
  • Jefe de milicias: Y para que veas que es verdad, ahora se pone al aparato.
  • Luis Moscardó Guzmán: ¡Papá!
  • Coronel Moscardó: ¿Qué hay, hijo mío?
  • Luis Moscardó Guzmán: Nada, que dicen que me van a fusilar si el Alcázar no se rinde, pero no te preocupes por mí.
  • Coronel Moscardó: Si es cierto encomienda tu alma a Dios, da un viva a Cristo Rey y a España y serás un héroe que muere por ella. ¡Adiós, hijo mío, un beso muy fuerte!
  • Luis Moscardó Guzmán: ¡Adiós, papá, un beso muy fuerte!
  • Vuelve a coger el aparato Cándido Cabello.
  • Coronel Moscardó: Puede ahorrarse el plazo que me ha dado y fusilar a mi hijo, el Alcázar no se rendirá jamás.

 A Luis Moscardó le fusilaron los republicanos, junto a la puerta del Cambrón de la muralla de Toledo,  el 23 de agosto junto a otros sesenta prisioneros de Toledo. 

Sobran comentarios, sobre este episodio. José Moscardó había dado su palabra de no rendir jamás el Alcázar.

La liberación llegó después de que los defensores pasaran hambre y sed, sufrieran las voladuras del Alcázar con minas y tuvieran unas bajas de 48 muertos, 438 heridos y 22 desaparecidos. Los atacantes republicanos, sufrieron 3.000 muertos, ignorándose el número de heridos. 

Este infierno terminó a las nueve de las noche del 21 de septiembre de 1936, cuando los Regulares de Tetuán y una bandera de la Legión entraron en los escombros del Alcázar.

Los famélicos defensores salieron de los sótanos gritando ¡Viva España! Y se abrazaron a los liberadores, que se quedaron a dormir esa noche en las ruinas de la fortaleza.

Al amanecer, el coronel Moscardó recibió al general Varela con el lacónico: “En el Alcázar, sin novedad”.

La defensa del Alcázar fue una de las mayores gestas de la historia militar del Mundo y su liberación fue una cuestión de honor, sin valor estratégico alguno, pero en la que la palabra de dos hombres valía más que cualquier estrategia militar.

 

6 Comentarios

  1. A ver si los globalistas peperitos -niñatitos de terciopelo arrellenados en sus sillones- se atreven en la próxima legistlatura a, simplemente, extender hacia el pasado los años o las décadas sobre las que recae la ley de memoria histórica.

  2. Emocionante relato que pone los pelos de punta, ¡Cuántas gestas protagonizaron los españoles en su larga y dilatada historia!. ¡Cuántas personas dieron su vida por sus principios , ideales y por España! ¡Cuántos de aquellos héroes y heroínas, dieron motivo a innumerables renglones escritos con la sangre de tantos valientes! ¿Qué ha sido de los españoles combativos de los que nos jactábamos allá por dónde poníamos nuestra presencia?
    ¿Cómo hemos podido caer tan bajo?
    Manipular la historia o acallarla, ha sido y es otro signo inequívoco de la manipulación de una izquierda resentida que nunca ha aceptado los valores intrínsecos de esta gran nación que es España. La masonería introducida durante la República, nunca ha soltado de la mano al PSOE y tras la Transición, entró en las instituciones , manejando un lado y otro. Dividir a los españoles ha sido su gran victoria, desde esa manipulación constante y la negación y oposición absoluta a cualquier atisbo de patriotismo.
    ¡¡ VIVA ESPAÑA !! 🔴🟡🔴.

  3. La gesta del Alcázar durante la Cruzada de Liberación del 36 –para otros, incluidos los perdedores, la Guerra Civil- es fiel reflejo de 2 tipos de sociedades enfrentadas, de 2 tipos de pensamientos y sentimientos contrapuestos.
    Una vez amañadas las elecciones por el Frente Popular se inicia una persecución religiosa con el incendio de Iglesias y, ya comenzada la contienda, el dejar rienda suelta a dementes cortando los huevos a obispos y demás actos cobardes como los de tortura y asesinato de mujeres y niños solo por el hecho de ser católicos, llegando incluso a la más absoluta esquizofrénica con la apertura de féretros con los restos mortales de religiosos expuestos en la vía pública. Todo en nombre de una supuesta democracia, república o revolución con marcada intrusión estalinista en que ya no era España sino la URSS (hoy se pondría Bruselas) ¿No suena a música conocida? ¿A que se aprecia mejor y más claramente hoy en día con la actual fase de DOMINACIÓN y EXTERMINIO en toda la humanidad?
    Voy a soltar un detalle llamativo de la infiltración de los masones en los 2 bandos durante este periodo: en el bando nacional, en concreto en la Iglesia, por una parte el cardenal masón Vidal y Barraquer y por otra Companys. Al principio de la contienda, milicianos de la FAI detuvieron al cardenal y arzobispo de Tarragona Vidal y Barraquer que fue salvado in extremis de ser fusilado por la banda de Companys que le ayudaron a huir de España.
    Los milicianos al ser analfabetos o ingenuos manifiestos desconocían aquello de la infiltración masónica y de que va “el tema”.
    Este mismo personaje –Vidal y Barraquer- posteriormente se negó a firmar la Carta Colectiva de los Obispos Españoles.
    Está claro que entre demonios hay camaradería.
    Ahora en la propia Iglesia Bergoglio es muestra viviente de estos demonios.

  4. Siguen encarcelados unos patriotas,por gritar:Cataluña es España!,en una librería de Madrid llamada Blanquerna,una especie de sede o Embajada de Cataluña en Madrid,desafiando de este modo al Gobierno catalabista separatista,sep.2013.Una condena desproporcionada,mientras que los terroristas callejeros de Barcelona tienen inmunidad…o sueltan a la calle a los asesinos de la ETA.

    Nos solidarizamos con estos compatriotas a los que negaron la libertad de expresión,y pedimos su liberalización inmediata.

    Otro tanto ocurre con la inmensa tortura ejercida sobre la Familia Royuela,pedimos que se haga justicia con este rosario de crímenes organizados por el Fiscal Mena,pedimos a los tribunales españoles de investiguen las miles de denuncias del expediente Royuela.

    Le deseamos una pronta recuperación a Santi Royuela tras haber sido hospitalizado por un brote psicótico.

    Y no estaría de más que la gente volviese a sacar en los balcones la bandera de España como a mediados de 2019,ante de tantas amenazas y odio socialcunista.

Comments are closed.