Nuestro amado líder, ha encargado la producción de una serie, docudrama, o lo que sea, titulado “Las cuatro estaciones” rememorando la gran obra del Vivaldi.

Solo que Vivaldi era un genio, y él es un pobre tonto, eso sí, con muchas pretensiones, y balcones a la calle.

Esas cuatro estaciones, deberían titularse así:

  • Mentiras,
  • Corrupción,
  • Nepotismo y
  • Traiciones.

Voy a explicar, brevemente, estos episodios:

  1. Mentiras.

Llego al poder por medio de una moción de censura, diciéndole a todo el mundo que iba a convocar elecciones inmediatamente…

Mentira. 

Se agarró al poder como una lapa, y permaneció en esa situación un año y medio, más o menos, hasta que vio que había laminado a sus opositores, que el PP estaba en la inopia, como siempre, y que podía tejer una tupida red de favores mutuos con los separatistas catalanes, los republicanos y los proetarras, amén de las femihistéricas.

No le importó en absoluto, y nunca le ha importado, el futuro de España, trabajar por la consecución del bien común, luchar por dejar a nuestros hijos una España y una sociedad mejor que la nuestra, etc.

Él es su Dios, cree estar por encima del bien y del mal, y que se puede engañar a todo el mundo, todo el tiempo…

  1. Corrupción.

La llegada del Covid, contra el que nada se hizo, ni se facilitó información útil a la población, con el tonto Simón diciendo sus bobadas por las televisiones, daba la impresión de que lo que menos le importaba era atajar el problema.

Forzó una “legislación” de urgencia, por medio de decretos-leyes, que luego convalidaba el Congreso, con el inane Casado en la no oposición.

Se permitió que los ministros, altos cargos, comunidades autónomas, y hasta los ayuntamientos, comprarán material sanitaria a precios que producen vergüenza ajena pero claro, había que pagar la mordida correspondiente a los políticos, conseguidores o intermediarios, y para el partido correspondiente.

Digamos que generalizó las prácticas corruptas de Jorge Pujol en Cataluña, a todo el territorio nacional.

  1. Nepotismo.

Cualquier amigo, conocido o correligionario de Pedro Sánchez, si está en el paro, es porque quiere…

A todos los que han acudido a él les ha nombrado ministros, altas cargas –no es un error-, o asesor es, aunque no supieran hacer una 0 con un canuto.

Es el  típico tonto al que le gusta rodearse de gente más tonta que él, todavía, para que no se note mucho que es tuerto.

Y claro, en el país de los ciegos, el tonto es el  rey.

Ha asaltado, manu militari, todas las instituciones destinadas a preservar el débil Estado de Derecho que tenemos:

  • La fiscalía general del Estado, ahora ya del Gobierno.
  • El tribunal de cuentas, que da carpetazo a todo fraude que se denuncie ante él.
  • El Defensor del Pueblo, un ex fraile rebotado –no sabemos si expulsado o huido de la orden  correspondiente-, al que se encomienda perseguir los “abusos” de algún sacerdote o religioso, convirtiéndole en un Gran Inquisidor contra la Iglesia Católica.
  • La CNMV YCNMC, en donde coloca a sus peones, el último, Bacigalupo, el ministro de la inútil Teresa Ribera.
  • Y, por último, pero no menos importante, el asalto a INDRA, que, “casualmente” es la empresa que controla informáticamente los resultados electorales…, por lo que el gran pucherazo está al caer.

En  definitiva, se ha cargado nuestro escaso Estado de Derecho,  eso sí, ante el pasotismo general, como si la cosa no fuer con nosotros.

Es muy difícil conseguir libertades y derechos públicos, pero es muy fácil perderlos…

  1. Traiciones.

Todo ello cimentado sobre una política de traiciones, a todo y a todos.

Y, en primer lugar, al  PSOE, que ha desmantelado, orillando a sus mejores cabezas, y convirtiendo al  gobierno y al partido en un grupo de sumisos y sumisas, que le ríen las gracias, y dicen que es el más inteligente, el más guapo, y el encanto de las nenas, y de los nenes…

Para muestra, un botón, las reiteradas declaraciones de la ministra portavoz, a la que el cargo le viene grande, muy grande.

¿Por qué no llamarla ministra insultadora de la oposición, denominación que iría más en consonancia con su verdadera función…?

Pero, aparte de esa traición, que podríamos llamar interna, a su propio partido, que ha desmantelado, ha traicionado al Estado, y al propio Rey, tolerando los ataques contra la monarquía por parte de sus socios republicanos, separatistas y proetarras.

Además de abandonar las políticas de estado, con la causa saharaui, pueblo al que España traicionó, y es hora de decirlo, con toda claridad, entregándolo a Marruecos, la potencia ocupante, en lugar de cumplir con nuestras obligaciones de derecho internacional, como potencia administradora del territorio, celebrando un referéndum de autodeterminación, etc.

Pues bien, este petimetre abandonó la política de estado de España, de medio siglo, para “regalar” el  Sáhara Occidental al país que se ha apoderado, manu militari, del territorio, y todo ello en  secreto, obedeciendo a oscuros intereses, presiones o chantajes, que espero algún día podemos conocer debidamente.

En otras palabras, ha traicionado a todos y a todo, primero para conseguir el poder político, y después para mantenerse en él, todo el tiempo posible.

¿Se puede engañar a todo el mundo, todo el tiempo…?

Pienso que no.

De cualquier forma, las elecciones de mayo de 2023 nos darán la respuesta.

 

También te puede interesar...


Artículo anteriorMenos mal que el panfleto de Ignacio Escolar existe y nos aclara lo que ha dicho Irene Montero
Artículo siguientePara monos y monas
Ramiro Grau Morancho
Ramiro GRAU MORANCHO es Graduado Social (Premio Extraordinario), Licenciado en Ciencias del Trabajo y Abogado. Profesor de Derecho del Trabajo y Seguridad Social, Derecho Penal y Administrativo, en varias Universidades, Públicas y Privadas. Ha publicado treinta libros sobre temas jurídicos y sociales, y miles de artículos en prensa, diarios jurídicos y revistas especializadas. Tiene un blog, titulado Navegando Contracorriente, y sus libros se venden en www.graueditores.com Es Académico Correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de España.

8 Comentarios

  1. Y si algun dia hubiera elecciones, lo que esta por ver, no duden que ganara por mayoria absoluta…
    Como ya no queda españa, no la que alguna vez conocimos, es hora de que o sea empujado a la horca, lo cual no va a suceder, o los antes españoles libres se apresten a asumir que ya son esclavos.

  2. Pedo Sánchez Felón, no es más que un maricón y un desgraciado que se merece morir colgado o guillotinado, cada vez me da más asco y repugnancia esta alimaña que han puesto de presidente para destruir España, esta serpiente venenosa hay que tirarla en una fosa séptica ya que no es más que un montón de mierda que está cumpliendo con una agenda criminal este subnormal e hijo de perra quiere guerra y la va a tener, ahora ese cabrón dice que a cogido el bicho, a ver si fuera pronto para el nicho pero como todo es mentira este desgraciado va a seguir tocando los cojones y sirviendo al mal, a este traidor hay que encerrarlo en un contenedor y tirarlo todo al mar.

  3. Cuando El Poder Real elige a sus marionetas para llevar a cabo sus Planes es muy cuidadoso, evidentemente nunca podran ser honestos e inteligentes, sino que deben de cumplir ciertos requisitos en funcion del puesto, Tontos, Ambiciosos, Chantajeables, Amorales, Soberbios,,,,,,,serian los principales .

  4. Cuando un pueblo elije a mentirosos y traidores para el gobierno no puede tener la consideración de víctima, sino de cómplice.
    Cuando la proporción de ígnaros imbéciles – que además tienen derecho a voto – supera el 70 %, se puede decir que esa sociedad, no es lanar, sino morralla que no sirve ni para fertilizante orgánico.

  5. La llegada del Covid, contra el que nada se hizo, ni se facilitó información útil a la población, con el tonto Simón diciendo sus bobadas por las televisiones, daba la impresión de que lo que menos le importaba era atajar el problema.

    ¿Pero que problema? ¿Un fraude sanitario? ¿Y vd ha sido Fiscal? Me da la impresión que ya su edad o reciente ictus del que me alegro se recuperase le ha pasado factura porque se luce vd a peor en cada articulo suyo y pensar que una vez le crei a vd. Ha demostrado que es otro sistemico más. Como le dije en otro articulo que tenga vd un buen día. Todo se sabrá y cuando se sepa espero que no entre vd en shock si es que realmente se ha creido todo este cuento.

  6. Y digame en esas elecciones a que asesino voto.
    Voto a los asesinos del psoe, podemos, pp, vox,cs, erc ¿a cual digame vd? porque no hay que votar a nadie y ni participar en las mesas y cuando venga un togado tocando los cojones mandarlo a tomar por el culo por coaccionarte para colaborar con el crimen organizado. A estas alturas ni en las mesas hay que estar.

    Delito de coacciones: Obligar mediante la fuerza o intimidación a alguien a hacer algo en contra de su voluntad aunque el fin sea legitimo y añado yo salvo causa de fuerza mayor aunque muchos lo omitan, Pues bien el obligar a participar en las mesas electorales es u delito muy claro de coacciones.
    Todos los que creis en los partidos, votantes, militantes os ofreceis de voluntarios pero al resto nos dejais en paz. Es que mi conciencia no me permite ni votar ni legitimar asesinos (no me caen bien).

Comments are closed.