He tenido la gran suerte de conocer a muchos militares, policías armadas y guardias civiles, a los hombres que el destino más primordial era la defensa de todos los españoles e incluso leído libros de este, para mí, magnicidio. Estos hombres abnegados bien por sus sentimientos patrióticos y por el deber de su juramento y la obligación de su promesa y obligaciones a la que se deben en cumplir la Constitución y promesa de servir a España en todo momento. Yo que, como he dicho antes he conocido a muchos GC, entre los que se encuentra familiares muy allegados, entre ellos sirvieron a su patria en las Vascongadas, otros son amigos de diversos rangos en este cuerpo tan poco reconocido, los cuales me erijo y simpatizo de una manera muy personal.

Yo nunca olvido los atentados de esta banda criminal vasca. Solamente con leer en aquellos tiempos tan sangrientos y criminales, y ver lo telediarios, solamente con las fotografías de aquellos atentados criminales, el que suscribe, de aquellos instantes, retumbaban los disparos a boca jarro y los estruendos de las bombas lapa debajo de los coches, bien fueran GC, militares o andantes, mis oídos, como he dicho antes, se mezclaban con los sonidos y el dolor de aquellas masacres que el día a día esta banda criminal asesinaban en cualquier rincón de España. 

Los atentados de ETA, fueron unos 3.517, atentados contra la GC, 477 y 316 contra personas y 161 en acuartelamientos y casas de la GC. En aquellos tiempos había cifras de ametrallamientos, explosivos y un etc. muy largo de sopesar. En aquellos tiempos, hubo momentos que la Iglesia de la Euskalherria abstuvo de un sector de obispos y sacerdotes vascos una simpatía y a su vez, una complacencia inaudita confundiendo a todo ser de estas maniobras sangrientas y criminales. En el año 2018 en julio día 16 escribía sobre este tema y con el título: La Iglesia vasca y ETA, un artículo en este periódico, tratando sobre   esta manija de acontecimientos que, muchos españoles más jóvenes no han conocido de estos asesinatos, podrían pensar que todo esto es un sueño, pero no, es real. 

Como que, no es real, es inexistente lo que “se ha dicho en el marco de la ONU, estos días pasados, donde victimas del terrorismo bajo el auspicio de la FVT, destaca en este organismo un marco de protección que se ha establecido en España para los afectados por loa afectados por la violencia terrorista”. ¿Hasta vamos a llegar señores de la FVT? Este organismo de las víctimas del terrorismo de ETA, ha seguido de la mano al Marlaska de turno, donde esta agenda de la visita por el ministro de interior del gobierno más cobarde que tuvo España.

Grande Marlaska, posiblemente se esté dando un baño de misericordia hacía unos criminales, los cuales poco a poco, van desalojando las cárceles donde dispuso la ley, a presidios cercanos a donde cometieron esos asesinatos. No voy a adentrarme en números, ni tampoco de las trampas para el canjeó de estos criminales, pero quien calla otorga, por eso enumero que se le dio luz verde a 345 condenados de ETA su acercamiento a  Euskalherria, la patria de estos miserables hombres de la guerra en las provincias vascongadas.

Quisiera poner en mayúscula una operación de la GC, que muchos españoles no conocen y es que, durante aquellos años casi ningún guardia civil quería ir destinado voluntariamente a esas provincias vascas y Navarra, y se optó por imponerlo como destino forzoso. Se decidió, con buen criterio, que había que compartir a esos agentes con un curso de ambientación y adiestramiento, etc. etc. un deber que se le imponía a estos valientes GC en defensa de toda España. 

De ETA a Marlaska y tiro porque me toca. Quisiera saber quién fue el que le lavó la cabeza a este Juez, nacido en Bilbao, donde al parecer estuvo en las miras de aquellos tiempos en las vascongadas, en donde fue presionado por la banda antes mencionada.     

Dos de cada tres etarras ya están en País Vasco y Navarra tras los 345 traslados de Marlaska, entre ellos se encuentra Txapote, asesino de Miguel Ángel Blanco. 203 etarras desde que Fernando Grande-Marlaska dirige la cartera. De todos esos terroristas, 98 tienen delitos de sangre, con un total de 298 víctimas mortales. Este ministro del interior de este Gobierno Comunista social de España, dígname ¿a que ha ido para hablar de terrorismo de ETA en la ONU? “Si no tenemos policías, jueces, abogados, fiscales, honestos, valerosos y eficientes; si se rinden al crimen y a la corrupción, están condenando al país a la ignominia más desesperante y atroz” (Javier Sicilia) No le conozco pero no me digan que la frase es maravillosa, ¿O no?