El Fuerte William Henry fue construido por los británicos a mediados del siglo XIX, al norte de la ciudad de Nueva York, en lo que entonces era territorio francés. Su diseño respondía más a la defensa frente a ataques de los indios, pero un fuerte ejército francés lo atacó con un potente despliegue de artillería 2 años después de su construcción.

Aquí no queremos hacer spoiler de una película tan emblemática, que a lo mejor no has visto, por lo que tal vez este artículo no sea para ti si la tienes pendiente y no quieres saber nada.

Los británicos levantaron este fuerte para completar su dispositivo defensivo en su vértice situado más al norte, llegando a internarse en territorio francés, lo que provocó una respuesta armada por parte de éstos. Y enseguida reunieron un ejército formado por soldados regulares y colonos franceses, así como contingentes nativos. Un sistema idéntico al usado por españoles y británicos en toda América.

El imperio británico había decidido extender su dominio en América

Los habitantes del fuerte llevarían una vida bastante aislada con respecto al resto de la civilización. Sus únicas comunicaciones cotidianas se basaban en los convoys de aprovisionamiento y matarían el tiempo en complementar su dieta con la huerta y ganadería propia, así como en cacerías y rondas de exploración. Probablemente sabían que la diplomacia entre Francia y Gran Bretaña volvería a fracasar y habría de nuevo guerra, pero seguramente no podían imaginar el nivel de violencia y destrucción que iban a sufrir por parte de sus vecinos del otro lado del lago.

SÍGUENOS EN TELEGRAM:

El imperio británico había decidido extender su dominio en América a todo el continente. Una agresiva política imperialista que había fracasado pocos años antes con los españoles, que al mando de Blas de Lezo derrotaron al poderoso contingente británico en Cartagena de Indias. En esta ocasión, sin embargo, fueron ellos los que se defendieron en inferioridad frente a un enorme ejército francés, que rodeó el fuerte y empezó a bombardearlo con una potente artillería.

La película de El último mohicano es muy gráfica sobre lo que sucedió a continuación. Los atacantes franceses se fueron situando a cada vez más próximos a las murallas del fuerte, logrando machacar las defensas del mismo con bastante éxito.

La escena de la batalla en el Fuerte William Henry, de la película de El último mohicano

La escena de la batalla en el Fuerte William Henry, de la película de El último mohicano, retrata bastante bien las circunstancias del combate y el armamento utilizado. Los soldados europeos y milicianos usaban mosquetones y espadas mientras que los indios iban provistos de armas blancas y porras, aunque también disponían de armas de fuego que les daban sus jefes blancos.

Una bala de mortero fue descubierta en el fuerte con restos de un cráneo y pelo

La situación dentro del fuerte se empezó a hacer cada vez más desesperada. Los defensores carecían de la potencia de fuego artillera francesa y han quedado testimonios arqueológicos muy elocuentes de esta realidad. Sin ir más lejos, una bola de cañón de mortero francesa con restos de un cráneo con pelo. Una clara muestra del final dramático de un soldado o civil británico, el fuerte estaba colmado de familias enteras de los colonos y soldados. Y también de criados negros y aliados indios de los defensores, todos los cuales temían por igual la furia de los nativos de otras tribus que luchaban para los franceses. Y los hechos posteriores demostraron que tenía razones para tener miedo.


La rendición del fuerte William Henry, de la historia de El último mohicano

La superioridad de fuego de los franceses convirtió el fuerte William Henry en una ratonera. El general escocés Monro no tuvo otra salida que rendirse cuando advirtió que tu colega Webb no vendría en su auxilio, pero su adversario Montcalm le ofreció condiciones muy buenas para deponer las armas. O eso parecía.

Las condiciones que se concedieron a los británicos fueron generosas. Se les permitía ser evacuados a cambio de la liberación de los prisioneros franceses y podrían llevar sus armas y banderas, aunque no la munición. También se les prohibía volver a en un tiempo considerable en el continente. Al parecer, los caciques indios fueron involucrados en estos términos de paz, en el sentido de que les fueron explicados, pero si hay algo claro es que no estuvieron de acuerdo desde el principio. En la filosofía nativa de la guerra no existían las condiciones de paz, que sí se practicaban con frecuencia en Europa, entre oficiales que eran casi todos aristócratas: para los indios, en cambio, no existía la rendición con condiciones, sino la victoria o la muerte y la esclavitud.


Los indios llegaron a rematar y mutilar a los heridos y enfermos

Lo que pasó a continuación no está tan claro en todos sus detalles. Los británicos entregaron sus municiones y quedaron recluidos dentro del fuerte, bajo vigilancia de los franceses, pero los indios estaban sedientos de botín y trofeos. Y apenas podían esperar para entrar en el fuerte para arrancar cabelleras y saquear todo lo que pudieran, lo que hicieron a pesar de los intentos franceses por controlar la situación. Unos intentos que en absoluto fueron unánimes, puesto que los británicos eran enemigos mortales de los franceses. Y resulta muy inverosímil que los franceses se fueran enfrentar con indios enfurecidos que además trabajaban para ellos. Y todo para defender a sus peores enemigos.

Entretanto, el general Monro quedó acuartelado en el campamento francés, desde el cual conoció el desarrollo de los infames hechos que sucedieron a continuación: los indios aliados de los franceses se adentraron en el fuerte y empezaron a hacer de las suyas, atacando incluso a los enfermos y heridos que se encontraban en el hospital. Aunque todo fue muy confuso, parece evidente que la evacuación del fuerte resultó muy complicada por este problema de los indios, que de ninguna manera querían dejar escapar a sus enemigos. Su violencia tan extrema intimidó a los británicos, que no se decidían a salir del fuerte en dirección al próximo Fort Edward, a “tan solo” 30 kms de huida hacia adelante perseguidos por los indios.

La masacre causada por los indios en Fort William Henry

Las mayores dudas sobre la masacre causada por los indios en Fort William Henry, de la cual no cabe dudar, tienen que ver con las cifras. Porque son muchos los que dudan de la capacidad real de esos indios, aliados de los franceses, por mucho que los británicos salieran del fuerte con los mosquetones vacíos. Incluso se dice que esos indios, en su ansia de conseguir más trofeos de guerra, desenterraron cadáveres del cementerio del fuerte para cortarles la cabellera, lo que pudo provocar un brote de viruela entre ellos. una enfermedad mortal y contagiosa que luego habían llevado de vuelta a sus campamentos.

Seguro es que los ataques empezaron ya antes del abandono del fuerte y luego continuaron hasta que los supervivientes llegaron a Fort Edwards. Conforme a la costumbre indígena, no se respetó color de piel a la hora de hacer esclavos y matar. Y hubo casos de personas que huyeron por los bosques durante días, esquivando a los indios vencedores, muchos de los cuales pertenecían al pueblo de los hurones.


La historia del Fort William Henry, de El último mohicano

Tras sólo 2 años de servicio, el fuerte William Henry fue destruido por los franceses antes de abandonarlo. Y así quedó durante dos siglos, uno de los rastros más evidentes de la brutal guerra entre británicos y franceses e indios. Uno de tantos fuertes como se levantaron en las fronteras y trayectos fluviales por unos y otros, hasta la incontestable y definitiva victoria británica, que dio lugar a su vez a la insurrección posterior que culminaría con la Independencia de los Estados Unidos de América.

La historia de Fort William Henry es una de tantas anécdotas trágicas que protagonizaron nativos indios y colonos europeos que huyeron, en algún momento de su historia familiar, de la tiranía y la miseria de su continente originario. Sin embargo, en su nuevo continente de acogida se encontraron con problemas parecidos y, sobre todo, la misma guerra que había en Europa, dirigida por oficiales aristócratas pero llevada a cabo, en su mayor parte, por humildes indígenas y colonos europeos.

Los británicos, maestros de propaganda, convirtieron su derrota en el Fort William Henry en una oportunidad. Y empezaron a explotar en su país la gravedad de la traición francesa, con el asesinato indiscriminado de civiles inocentes. Una maniobra muy similar a la que luego realizarían cuando ocurrió la famosa revuelta de los cipayos en la India, otra masacre que sufrieron, pero que les sirvió para reforzar más si cabe su dominio sobre ese enorme y rico país.


El fuerte estaba construido sobre un terreno glacial arenoso, lo que dificulta los trabajos de excavación de sus restos.

 

2 Comentarios

  1. Siglo XVIII. Corregirlo por favor. A mediados del siglo XIX fue la guerra Norte-Sur ya con los EEUU constituidos como país.

  2. Esta frase es mentira:

    Un sistema idéntico al usado por españoles y británicos en toda América.

    Los británicos no hicieron nada en el sur de América,más que molestar y cambiar esclavos negros por tabaco en mal estado…mientras que los españoles llegaron a ocupar gran parte del norteamérica,en la parte sur de esta.Esos fuertes eran construcciones de órdenes religiosas españolas…algunas fueron ocupadas por colonos franceses e ingleses.

    Cuando los ingleses y su estúpida enciclopedia británica,hablan del genocidio español de los amerindios…mienten,por qué ahí están todos vivos y coleando viviendo en sus tierras de Latinoamérica,se puede decir lo mismo de lo que hicieron los ingleses en Nueva Inglaterra o en Canada?,queda algún indio apache vivo por allí?,solo quedan unos cuantos en una reserva,como si fuesen animales en peligro de extinción.

    Aunque el reportaje es de lo más peliculero y sesgado,si nos creemos que los ingleses asesinasen al último mohicano.,para robarles sus tierras y sus recursos…como se extinguieron tantas especies animales nativas en norteamérica?,también las extinguieron los mismos…para dejar sin comida a los indigenas.

Comments are closed.