médicos

13)  El sistema de salud será reemplazado en su totalidad por un sistema de prevención consciente, donde la salud será consecuencia de la educación sanitaria construyendo centros de salud barriales totalmente equipados y gratuitos, logrando así descongestionar los hospitales actualmente saturados y colapsados por concentrar todo en ellos por “intereses” políticos y partidarios. MI

Es más que evidente que la salud del actual sistema cabalista es un negocio y no un servicio al prójimo. Todo el sistema sanitario está diseñado para que nadie realmente se sane, sino para mantenernos en estado de continua necesidad sanitaria y así comercializar con la salud del pueblo, sea por la venta de remedios, cobro por estudios, cuotas, o bonos, que el sistema usa como herramienta de recaudación y corrupción.

Un pueblo está sano si el estado lo permite previniendo y educando en salud, dando las herramientas valederas para que cada Humano no sea “sanitario dependiente” como ahora lo es, y se sane verdaderamente. En el estado actual no es redituable tener un pueblo sano, pues el negocio de la salud no funcionaría. 

La atención de la salud debe ser inmediata, y no dilatarse en interminables trámites burocráticos con turnos de atención tan ilógicos, que el enfermo para cuando le toca, ya está curado o fallecido. Con un simple programa de salud preventiva donde en cada barrio exista un centro de salud completamente equipado (mini hospital), funcional y gratuito, se solucionaría el problema, y la atención sería inmediata, tanto en consulta como en estudios, análisis y demás especializaciones médicas que ahora solo concentran los hospitales y que son casi kafkianas poder realizarlas. 

SÍGUENOS EN TELEGRAM:

La sanidad estatal tiene que ser completamente gratuita, rápida y eficaz, logrando así prevenir y diagnosticar cualquier enfermedad en el momento y no meses después cuando se consigue acceder al sistema luego de interminables intentos fallidos o turnos excesivamente largos, ilógicos e inhumanos. 

Los laboratorios emplean a los hospitales como instrumentos de prueba y a los enfermos como conejillos de indias de nuevos “medicamentos” que más que curar envenenan, para así poder mantener al sujeto “crónicamente dependiente” creando nuevas enfermedades que el supuesto medicamento produce como daños colaterales especificados en los prospectos, cuando la cura quizás sea muy sencilla y rápida si ese negocio sanitario no existiera y si la sanidad fuera para sanar y no para negociar.

También se tendría que rever todo el sistema sanitario privado, que es más corrupto e ineficiente que el estatal, cobrando cuotas altísimas por un servicio peor que el hospitalario, aunque evidentemente más rápido, pero maquillado para que se vea más deseable y bonito de lo que realmente es. Tanto en uno como en otro, privado y estatal, los negociados están a la orden del día, pues la oportunidad hace al ladrón y la sanidad privada tanto como la pública está repleta de oportunidades e inescrupulosos ladrones que sacan partido del sufrimiento y enfermedad de los humanos y de la necesidad del pueblo mismo. 

 

9 Comentarios

  1. La medicina institucional, socializada o gratuita es una grave injusticia. Nadie tiene porque pagar por la cirrosis o el cáncer del alcohólico salvo él mismo o, como mucho, su familia. El Estado no debe substituir a ésta. Las compañías aseguradoras sí pueden en ciertos respectos pero cobrando a cada cual lo que crean conveniente en función de sus circunstancias. En una sociedad sana, en una sociedad alineada con el orden cósmico, en una sociedad sociobiológicamente consciente, se acaban extinguiendo ciertos linajes enfermos o estériles por el bien de todos, por el bien común y, sobre todo, por un fin superior.

  2. Una inversión segura es involucrarse en gestión de tanatorios o montar una tienda de venta de ataúdes, la demanda no parará de crecer

  3. ¿Construcción de mi ni hospitales de barrio con todo el equipamiento y gratuito? Construir centros de salud no es gratis y dar el servicio con médicos, enfermeras, mantenimiento y etc, tampoco lo es. Alguien tiene que pagarlo. El que paga manda, por lo que si lo tiene que pagar el gobierno nacional, autonómico o local con con el dinero que previamente nos roba a punta de pistola a todos los españoles con la amenaza de meternos en prisión si no pagamos (impuestos), serán ellos quienes manden y no el paciente por lo que el sistema se irá volviendo cada vez mas corrupto, el servicio volverá a ser un juego de intereses donde interesa un paciente dependiente y será cada vez más costoso de mantener.

  4. Funeraria Low Cost “GRAFENALIA”, Ataúdes a medida hechos con madera reciclada de palé, pintura y barniz en spray del chino, incineración gratuita en el bosque más cercano a alguna base militar aérea

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here