Veamos, siempre que se suspende en Twitter una cuenta que no encaje con lo progre y que se salga de lo políticamente correcto, ¿quién aparece entre los principales sospechosos por haber provocado la suspensión de esa cuenta? Pues, ¿quién va a ser? El de siempre: Rubén Sánchez, más conocido como “el Facuo”, uno de los más grandes vividores de España puesto que utiliza una supuesta asociación de consumidores para lograr objetivos políticos… y subvenciones.

En estos días, Desokupa anunciaba que se iba a ocupar de echar a los “son sus costumbres” que habían ocupado la casa de matrimonio de ancianos de Fuenlabrada. Decía, además, que lo iba a hacer gratis y que lo iba a hacer de inmediato.

Pues hoy se le ha suspendido la cuenta en Twitter. ¿Y quién dirán que ha sido de los primeros en aparecer para celebrarlo? Pues el de siempre. El que siempre anda detrás de todas estas cosas. El que tiene montado un chiringuito caza subvenciones, por un lado, y un chiringuito en las redes sociales para perseguir las cuentas de quien disiente con la “versión oficial”.

 

1 Comentario

Comments are closed.