Vivimos en un mundo de oscuridad y tinieblas, mentiras, falsedad y desinformación, sin embargo tenemos a bien informarles que la luz del mundo sigue brillando para aquellos que tienen el valor de ver más allá de sus narices… ¿Dejarás que te alumbre?

 

3 Comentarios

  1. Yo lo que he hecho, aunque me está sacando mis demonios, es traerme a mis padres a vivir conmigo, poner el trabajo en su sitio, que no tiene que llevar tanta dedicación ni tiempo, y mi vida en segundo lugar. Se que es lo correcto. Y ellos se merecen cuidados ahora, igual que cuidaron de mi cuando yo era niña. Ningún sistema va a cambiar x eso. Yo no tengo hijos. El día de mañana… tocará vivir con amigos y reinventarnos. Pero a mis padres no los dejo abandonados morir en ningún hospital o residencia donde se los carguen. Aunque también soy consciente, que no lo estoy haciendo todo lo bien que debiera. Pero sí, que lo estoy haciendo lo mejor que se y puedo ahora mismo. Eso es lo que estoy haciendo, y lo que sin duda haría.

    • Enhoabuena @Hekate, puede ser dificil pero has hecho lo correcto.

      Necesitamos más amor y menos egoismo, no nos volvamos como los yankis, que paren hijos para a los 18 años soltarlos al mundo y si te he visto no me acuerdo, un hijo en cada estado desperdigado sin apenas contacto entre padres/hijos (no digamos ya hermanos, primos y tíos no saben ni lo que es a menos que tengan raíces españolas). Pero eso si, a la hora del pavo (Acción de Gracias) todos juntitos (y cada vez más la gente está pasando), en el mayor ejercicio de hipocresía nunca visto, aunque pasen el años sin hablarse (por falta de interés mutuo). Y otra cosa que no falla es la foto/postal de navidad de la familia nuclear, es decir padres e hijos si estos son menores aparentando toda felicidad como en las películas, si son mayores de 18 ya no vuelven a aparecer en la foto.

      Y esos mismos padres que soltaron a sus hijos al mundo a los 18 años a su libre albedrío, no sé si sabéis que en USA las universidades las pagan los propios chavales, tienen que pedir créditos del estado y endeudarse y mientras estudian se pluriemplean lavando platos, recogiendo basura, etc, en trabajos mal pagados para al final devolver el credito, el mayor sistema de esclavitud que hay, crear esclavos para luego, si no tienen la suerte de ser empleados por una empresa que les pague el seguro medico, arruinarse si sufren alguna enfermedad por no poder pagarla, los gastos medicos alli son estratosfericos y los seguros medicos mas aun. Y luego se les llena la boca con lo del pais de las libertades.

      Y esos mismos padres que soltaron a sus hijos sin darles ninguna ayuda (lo unico que les pagan a todos son los correctores dentales para que tengan todos la sonrisa perfecta para las fotos), a los 60 ya empiezan a buscarse residencia, ya tienen asumido que su vida terminará allí y así es, además idiotizados e infantilizados con actividades como carreras de caracoles, globitos para el niño y la niña y cosas así, y hablo de primera mano.

      En resumen, la vida de un yanki: nacer, poner a la edad correspondiente el corrector dental pagado por los padres, a los 18 fuera de casa, a buscarse la vida como un esclavo, endeudarse hasta pagar el credito, crecer y reproducirse según el ciclo anterior, encontrar un trabajo (a veces uno tras otro) y ver pasar la vida envejeciendo mientras se busca asilo para acabar ahí como dinosaurios, pero que no falte la reunión del pavo. Ni tampoco la única otra ocasión en que se reúnen, en el funeral, donde con lágrimas de cocodrilo se visten todos de riguroso negro de pies a cabeza todos están “devastated” (que aqui cada vez traducen como “devastado”, en un horror como si se tratase de un lugar reducido), aprovechan para poner el devastated en as redes sociales, todos a echar la lagrimilla (en eso son buenos actores) y en cuanto entierran al difunto cada uno por su lado y sigue tan olvidado como lo estaba en vida.

      Y esto lo venden como “el sueño americano”. Por suerte en España tenemos sentimientos, respetamos a nuestros mayores y sabemos devolverle lo que han hecho por nosotros, sin olvidar que los que se esclavizaron fueron ellos, pero por nosotros, y aunque no sea por devolverles los favores, lo hacemos por amor, porque son nuestros padres, los queremos y los respetamos.

      Luego vienen a España y se quedan de piedra de ver que conocemos a todos nuestros primos, tíos, sobrinos (y no solo eso, sino que nos relacionamos con ellos), incluso en segundo grado, porque ellos no conciben eso, solo existe cónyuge e hijos (padres en el asilo, y por tanto olvidados), no conocen ni a los propios hijos de sus hermanos una vez que cada uno hace su vida, y por tanto sus respectivos hijos no saben ni que los otros existen. Y claro, hacen películas como “Mi gran boda griega” (hecha por una griega) y lo ven como bichos raros y se creen que es ficción, mucha más de la que crean ellos en sus película.

      La lástima es que la buena costumbre de tener a los padres en casa, con la riqueza que éstos aportan, y sobre todo a los nietos (soy una persona que me crié con padres y abuelos y me dieron más conocimiento del que he adquirido en todos los libros que he leído) se está abandonando en favor del “modelo yanki”. Y la gente con la excusa de “estan mejor cuidados en una residencia” (mentira, nunca nunca están mejor que con su familia por muy enfermos que estén) o que trabaja mucho, prefiere pasar de ancianos gruñones o que den trabajo, o de sacrificar sus vacaciones, y que no les falte el bar, los amiguetes, etc., los padres en un segundo plano. Luego todo muy solidarios con ukrania, con fulanito que le pasa no se que, y a los padres que les den. Muy solidarios con el vecino, pero cuando hay una necesidad en la familia, que cada palo aguante su vela.

      Que no te quepa duda de que has hecho lo correcto, ellos te van a enriquecer mucho, y tus padres aunque sean chinchones deben estar muy orgullosos de tener un hija como tu, yo lo estaría, y ojalá que el dia de mañana yo tenga a alguien como tu.

      Solo deseo que Isabel la pobre tia de la maroma del tal Luis Lorenzo, a la que presuntamente asesinaron con metales pesados para cobrar la herencia, y otros ancianos abandonados por sus hijos, hubieran caido en manos tan agradecidas como las tuyas. Bravo y un saludo a tus padres, te deseo lo mejor.

Comments are closed.