cargos

Habrán escuchado eso de que en España tenemos cuatrocientos cincuenta mil políticos, cuatrocientas cincuenta mil personas con nómina pública por ejercer la política, por lo que tenemos más político por habitante, que cualquier otro país desarrollado. Desgraciadamente no es un tópico, y lo peor es que esa cifra sigue en aumento.

[Cuatro proyectos de Envision crearán más de 4.000 empleos directos en la España interior]

En estos días en que se está gestionando el nuevo gobierno andaluz, Juanma Moreno expresaba contrariedad por los problemas que se está encontrando para conformar su nuevo gobierno, parece que quiere añadir al mismo, gente con capacidad y valía demostrada en la actividad privada. Es debido, a que la gente independiente que trabaja en la empresa privada, no quiere participar en política, en su gobierno, por la mala reputación que tienen los políticos en unos casos, y por lo muy mal que están pagados, en otros.

Las dos cosas son ciertas, aunque con diferentes matices; La mala reputación de la clase política, se la ha ganado a pulso, y casi podría considerarse, un calificativo muy leve por  lo que realmente merecen y para lo que están haciendo contra el pueblo español. En cuanto a lo otro, lo de que cobran poco, es verdad, al menos sobre lo que reciben oficialmente, aunque también es verdad que no es porque el pueblo no pague, lo hace y muy sobradamente, me explico:

Es verdad que cualquier líder político en España, y en relación a la actividad privada y porque así está montado el sistema, cobra bastante menos. Si fuera por dinero nadie querría trabajar en lo público, pero esta afirmación es tan verdad, como que detrás, en segundo nivel y hacia abajo, tenemos un ejército cobrando sustanciosas nóminas públicas, además de infinidad de parabienes y que es para lo único que están.

Lo decía recientemente en otro escrito -Por poner un ejemplo muy gráfico- en el parlamento andaluz hay 109 parlamentarios, la mayoría y digo la mayoría, solo cobran por apretar un botoncito y muy de vez en cuando. El resultado es que los que están solamente para esa labor, y que son infinidad, cobran, casi igual que aquellos otros -son unos pocos- que tienen “responsabilidades” y que son de verdad los que tienen que gestionar el gobierno.

Los responsables de solucionar este problema, si en algún caso hubiera verdadera intención de hacerlo –no lo tengo nada claro-  son los mismos que en general se benefician. Es una más, de las muchas deficiencias y abusos del régimen que padecemos, y que soporta sobre sus espaldas el pueblo español.

También te puede interesar...


Artículo anteriorEl arte es la expresión del corazón
Artículo siguienteEl pase natural de Juan León
Faustino
Terminadas mi obligaciones genéticas; lo de cultivar los árboles, garantizar la continuidad de la especie y escribir un libro, me dedico a darle voz a todo lo que me descuadra en mí de rededor, muy especialmente la falta de justicia en su más alto concepto. Cuando no lo hago, escucho la voz de mi padre que me recuerda que "nunca se ha escrito nada de ningún cobarde". como apenas puedo dar voz, escribo pequeños textos para intentar suplir "mi afonía" y además me esfuerzo intentando que lleguen a la gente. Tengo infinidad de escritos publicados en "círculos menores" He sido pregonero de la Semana Santa de mi ciudad, Tomares. He publicado la novela; Costalero de Sevilla, Mi blog personal es Incorrectamente Político, encabezado por una foto de George Orwell y su más célebre frase: Periodismo es publicar aquello que alguien no quiere que publiques, todo lo demás son relaciones públicas.