a la cárcel con el Gallo

Hoy queremos compartir con todos nuestros lectores y amigos esta anécdota, titulada ¡A la cárcel!, ¡a la cárcel con el Gallo!, y que protagoniza el maestro Rafael Gómez “El Gallo” en una de sus actuaciones en la Plaza de toros de Valladolid.

[QUÉ VERGÜENZA: Las Principales Constructoras Españolas Alteraron Licitaciones Públicas Durante 25…]

Como es sabido de todos los aficionados muchas veces las reacciones del público se disparan, ya sea a favor o en contra de uno de los intervinientes. Y eso fue lo que le ocurrió a “El Gallo” en una corrida en Valladolid.

Se trataba de un mano a mano con otro torero. Y tras acabar con la vida del primero de sus astados, no habiendo suerto y siendo increpado por parte del público, un espectador comenzó a increparle duramente a la muerte del toro y decía gritando:

– ¡A la cárcel!, ¡a la cárcel con El Gallo!…
 A lo que Rafael, consciente de que aún le quedaban dos toros encerrados, respondió:
- A la cárcel… ¡qué más quisiera yo con lo que me queda ahí dentro!