El 18 de julio de cada año, día del nacimiento de Nelson Mandela, la ONU invita a las personas de todo el mundo a celebrar el Día Internacional de Nelson Mandela (18 de julio) contribuyendo con pequeñas cosas en sus propias comunidades.  Yo voy a contribuir a celebrar este día con este pequeño trabajo.

Cuando lo lean, consideren que  he decidió ejercer mi derecho a réplica contra la ONU, al sentirme aludido sobre que este personaje tenga un día mundial de homenaje. Primero aludido como abogado, segundo, como aficionado a la historia del siglo XX y tercero como padre de niños menores de edad..  

Pero en este derecho a réplica que me he auto otorgado, hagamos un pequeño repaso por la historia que rodea a este personaje.

Nelson Mandela, era miembro de la nobleza de la raza xhosa, enemigos de la etnia zulú y perteneciente al clan Madiba, Era uno de los 13 hijos tenidos con sus cuatro esposas, por su padre, que ejercía de asesor  de la casa real Thembu, nieto de rey Ngubengcuka. Su nombre verdadero era nombre completo era Rolihlahla Dalibhunga Mandela.

SÍGUENOS EN TELEGRAM:

El Diestro: https://t.me/ElDiestro
El Diestro.TV: https://t.me/eldiestrotv

Mandela salió de su pueblo natal y se estableció en la ciudad Sudafricana de Alice, inscribiéndose  en la facultad de Derecho  del Fort Hare University College de Alice, en Ciudad de El Cabo. Ya matriculado en el centro y siendo miembro del consejo estudiantil de la Universidad, Mandela se implicó en una disputa académica en torno a un resultado electoral, lo que le acarreó la expulsión de las aulas en el segundo año de carrera. En 1942 pudo terminar su diplomatura por correspondencia con la Universidad de Sudáfrica (UNISA). 

Enterado además de que su padrino le había concertado un matrimonio tribal, Mandela le robó algunas piezas de ganado y con el dinero obtenido de su venta se fugó a Alexandra, uno de los populosos suburbios negros en el extrarradio de Johannesburgo. En esta rebelión familiar tomó parte también un hijo del jefe Dalindyebo, Justice, compañero de estudios de Mandela en Fort Hare y al que su padre quería casar igualmente con una desconocida. 

Posteriormente el futuro dirigente se reconcilió con su padrino, quien le pagó unas clases de especialización en Derecho, en la Universidad de Witwatersrand.

En 1943, Mandela se unió al Congreso Nacional Africano (ANC), organización abanderada del nacionalismo negro fundada en 1912 y cuyo liderazgo ostentaban en ese momento Alfred Bitini Xuma y James Calata. En el ANC Mandela, trabó íntimo vínculo con Walter Sisulu, un paisano de Transkei que se ganaba la vida como agente inmobiliario. Fue Sisulu, seis años mayor que Mandela, quien le introdujo en un bufete de abogados blancos de Johannesburgo, abriéndole las puertas de una profesión liberal a la que muy pocos negros conseguían acceder.

En 1951, fue procesado bajo la acusación de violar la Ley de Supresión del Comunismo, conducido a juicio y finalmente condenado en diciembre a una pena de nueve meses de prisión con trabajos forzados. Nada más recobrar la libertad, Mandela se reunió con Tambo, quien en 1955 iba a suceder a Sisulu en la Secretaría General del partido y tres años después a Mandela en la Vicepresidencia, y juntos consiguieron abrir en Johannesburgo un despacho de abogados. El primero del país regentado con licencia por juristas negros,

 Posteriormente y pagado por la URSS, mantuvo una serie de estancias clandestinas en Etiopía, para participar en la Conferencia del Movimiento Panafricano de Liberación de África Oriental y Central, en Guinea, Ghana, Nigeria, Liberia, Sierra Leona, Uganda y Senegal. Tras su vinculación estrecha con los asesores militares soviéticos, estuvo una larga temporada en Argelia y Sudán, para recibir entrenamiento paramilitar. Recordemos que los terroristas de ETA, del IRA, Brigadas Rojas y Rote Armee Fraktion o RAF), también denominada como la banda Baader-Meinhof, además de otras organizaciones terroristas como MPAYAC (grupo terrorista canario comandado por Cubillo), se entrenaron durante décadas en los campamentos militares de Argelia y Sudán. 

En diciembre de 1961, Mandela, tras su entrenamiento como terrorista y en la clandestinidad y asumido la jefatura del brazo armado del ANC, Umkhonto we Sizwe (Lanza de la Nación, también conocido por su sigla, MK). Nada más crearse, el MK comenzó a atacar, con ínfulas guerrilleras, instalaciones del Gobierno y objetivos policiales y a ciudadanos sudafricanos blancos, su principal objetivo., La Lanza de la Nación llegó a contar con 11.000 terroristas en Sudáfrica. 

En octubre de 1963 Mandela fue detenido y recluido en la Prisión Central de Pretoria y la fiscalía expandió su causa criminal con la adición de los cargos de sabotaje, terrorismo y conspiración para derrocar el Gobierno mediante revolución interna e invasión de fuerzas extranjeras. Elevado su estatus de peligrosidad, el prisionero fue transferido al centro de máxima seguridad de Robben Island, emplazada en una pequeña isla en el mar a once kilómetros de Ciudad del Cabo. Comentó entonces el llamado juicio de Rivonia, población próxima a Johannesburgo, donde Mandela compartió banquillo de acusado con otros siete altos dirigentes del ANC y el Partido Comunista de Sudáfrica (SACP). Estos eran Walter Sisulu, Govan Mbeki, Raymond Mhlaba, Elias Motsoaledi, Ahmed Kathrada, Dennis Goldberg y Lionel Bernstein.

En ese juicio, reconoció Mandela, que era miembro del MK y aliado de las guerrillas y fuerzas de liberación negras que combatían a sus respectivas férulas coloniales y neocoloniales en los países vecinos, declarándosele culpable de  sostener una campaña de atentados y ataques con bomba contra la población sudafricana blanca.

La Lanza de la Nación, en 1967, atacó al ejército sudafricano en Rhodesia (hoy Zimbabue) y recibió ayuda material y logística de los países aliados de la URSS, y en 1975 el grupo terrorista, fue acogido por el gobierno comunista angoleño

Los atentados terroristas de los cuales es responsable directo Nelson Mandela, como dirigente del Congreso Nacional Africano y de su brazo armado Umkhonto we Sizwe (Lanza de la Nación, son los siguientes

  • 1980: Atentado contra la refinería de SASOL en Sasolburg.
  • 1982: Ataque fallido contra la central nuclear de Koeberg
  • 1983:Atentado con 19 muertos en Church Street en Pretoria
  • 1986: Atentado con coche bomba en Durban, con 3 muertos
  • 1987: Atentado en el tribunal de Johannesburgo (3 muertos)
  • 1988: Atentado de Roodepoort contra el banco Standard (6 muertos)

En esos atentados, dirigidos únicamente contra los blancos, murieron más de 13 niños blancos sudafricanos, entre ellos la voladura de un autobús escolar.

El propio partido de Mandela, el Congreso Nacional Africano (ANC),  ha admitió públicamente  que recurrió a la tortura, a las ejecuciones sumarias, a los atentados con bomba y a la siembra de minas en su lucha contra el apartheid. Destacados miembros del ANC han reconocido que podían haber hecho más para acabar con la horrenda práctica en los guetos negros de hacer arder la cubierta de un coche en tomo al cuerpo de sospechosos de cooperar con las fuerzas de seguridad surafricanas. El reconocimiento de estas actividades ante la Comisión por la Verdad y la Reconciliación que presidio el arzobispo Desmond Tutu, supuso la investigación final de las atrocidades que Mandela y su partido, realizaron en Sudáfrica..

El ANC ha entregado 139 páginas en esa Comisión, con testimonios de los autores y conocedores de los hechos, en las que da detalles de muertes en sus bases de Angola, del uso de minas en zonas fronterizas de Suráfrica y de la ejecución de 15 miembros del partido acusados de espiar o amotinarse. El ANC de Nelson Mandela, ha asumido posteriormente, la responsabilidad de 500 atentados por bomba en 11 años, y quizá otros 95 más, aunque no está seguro de ellos. Oliver Tambo, dirigente del CNA a las ordenes de Nelson Mándela, confesó que autorizó personalmente en 1983 un ataque con coche bomba contra la sede de la fuerza aérea en Pretoria que costó 19 vidas. Sobre el uso de minas, el ANC declara que sólo empleó minas que estallaban al paso de vehículos pesados y únicamente en carreteras patrulladas por el Ejército, aunque a veces estallaban al paso de un tractor o un camión con obreros agrícolas, todos ellos, agricultores blancos.

En resumen: Mandela, abogado campeón de los derechos humanos, digno de ser homenajeado por la ONU.

 

5 Comentarios

  1. Por eso ha sido un guía en la vida de otro hipócrita de manual llamado Obama, valientes HDGP. Muchas gracias por informarnos de quien fue este sujeto, la verdad que nunca me intereso su vida ni como la pintaban, por mucho regimen que exista, no te meten una condena tan larga si no eres culpable de asesinatos y encima de niños, no se como el pueblo pudo aguantar esto, pero tenemos una mente muy liviana a la que se le van los recuerdos. Saludos y gracias de nuevo

  2. Cuando la ONU o cualquier organismo supracional nos intenta meter por los ojos o con calzador a cualquier personaje, ya es motivo para desconfiar.
    Los atropellos, asesinatos y posterior diáspora del pueblo blanco sudafricano fue un hecho desde que este individuo accedió al poder.

  3. Siendo presidente lo hicieron miembro de la Orden de Malta, lo cual dice mucho para quien sepa lo que son esos tipos. También se hizo muy amigo de uno de los grandes oligarcas de la minería (un irlandés, no recuerdo su nombre, de una poderosa familia de la minería de oro y diamantes) . ?Hizo algo por los mineros y por los pobres en general? Creo que no.

Comments are closed.