Lo de la famosa frase “blanco y en botella” se queda corto ante la gran antología de disparates y evidencias a las que estamos asistiendo con esto de la farsemia. En el día de ayer, todos los medios de comunicación publicaban que Sanidad había dado orden de retirar unos test de antígenos por estar contaminados.

Los lotes afectados son los 2022012001, 2022011301 y 2022011501 del test rápido de antígenos para autodiagnóstico de la COVID-19 Rapid COVID-19 Antigen Test (Colloidal Gold)/Saliva, con referencia A606201. Han sido fabricados por Anbio (Xiamen) Biotechnology Co., Ltd. (China) con representante autorizado Lotus NL B.V. (Holanda).

Al parecer, todos esos lotes estaban contaminados con la bacteria Pseudomonas aeruginosa. ¿Qué bacteria es esa? Según figura en Wikipedia, Pseudomonas aeruginosa es un patógeno oportunista humano, más comúnmente afecta a pacientes inmunodeprimidos, tales como aquellos con fibrosis quística​ o sida. Estas infecciones pueden afectar a muchas partes del cuerpo, pero típicamente afectan las vías respiratorias, siendo una de las causas más frecuentes de las neumonías bacterianas nosocomiales.​ El tratamiento de dichas infecciones puede ser difícil debido a la frecuente y repetitiva resistencia antibiótica.

Qué casualidad, ¿no? ¿No les parece demasiado casual que los propios test de antígenos estén contaminados, curiosamente, con la bacteria que provoca la misma enfermedad que se pretende detectar? ¿No les parece este un asunto tremendamente extraño que debería levantar las sospechas de todo el mundo?

 

21 Comentarios

  1. En mi humilde opinión , sanidad de España no solo debería retirar tanto los test de antígenos y los que te destrozan la glándula pineal, los timo test PCR, lo mejor que debían de hacer es retirarse ellos por ser una asociación criminal al servicio del nuevo orden mundial.

  2. Gran parte de los sanitarios deberían morirse en la cárcel, otros despedidos y sin volver a ejercer, esto siendo benévolo porque se merecen ser colgados. Los covidiotas que se sigan vacunando y haciéndose los PCR y test, total se hacen un favor a ellos arruinaándose y eliminándose…

  3. La noticia saltó ayer en un periódico regional, ya sabemos ahora de donde vienen las olas todo incluido con las fumigaciones que ademas de utilizarlas para el clima, sus componentes son tóxicos y los respiramos a diario, por eso no es de extrañar que en Junio, de repente empecemos con tos seca o dolor de garganta y otra cosa mas, ojo a las analíticas que piden los mèdicos, ahora piden serologia para saber si has pasado esa enfermedad, sin tu consentimiento

  4. Yo lo tuve claro desde el principio, ni una mascarilla fabricada después de 2018, ni un test, ni una vacuna, ni un solo gel antibacteriano, y por supuesto eliminar de mi dieta cualquier alimento procesado que pudiera estar contaminado a propósito.
    También se debían evitar los lugares donde se congregaran muchas personas, como la manifestación del 8-M donde toda la primera línea y posteriores se contaminaron por algún aerosol esparcido a propósito, ahora fumigadas desde los aviones.

    Por cierto, je vuelto a recoger las partículas de una décima de milímetro que responden al magnetismo tras las fumigaciones.
    Si alguien quiere nuestras no tiene más que pedirlas.

  5. Nos parece muy siniestro tanto o más como el Gobierno actual.

    Nuestra sobrina no pudo ir de viaje de vacaciones concertadas,por qué les pedían un test obligatorio,una amiga se lo hizo y dio positivo tuviendo que anular el viaje ya pagado.

    Es decir que estaban sanas,y tras hacerse el test han enfermado…por eso era obligatorio?,para seguir justificando nuevos brotes del falso virus?,o solo para fastidiar y perjudicar a la gente?.

    Al menos en el centro de salud ya hay información sobre el herpes zóster…y no del mono verde,solo falta por saber de dónde aparece este herpes de las vacunas o de los tests?.

    A pesar de todo hay gente que siguen llevando la mascarilla o que la solicitan en sus negocios,a covidiotas no hay quienes les gane,no tendrá la TV alguna responsabilidad por hipnotizar a los telespectadores con tantas mentiras?,o es que pretenden llevar su falsedad hasta las últimas consecuencias?.

  6. El gasto social aumenta la deuda y la agenda 2030 con la eugenesia aprobada, es la guinda para el gobierno actual, de ir reduciendo población en el gasto de las pensiones para cuadrar los números. Es triste, pero es la realidad de estos sociópatas, para perpetuarse en el poder tienen que sacrificar al pueblo. Me remito al comentario anterior con el enlace cambiado:
    https://www.eldiestro.es/2022/06/morir-por-danzig-o-por-kaliningrado-y-vox/

    Se trata de comprender por qué objetivo o motivo vas a morir, si o si la muerte llegará, pero hay una gran diferencia entre morir envenenado como un gusano arrastrado o morir con honor en la lucha contra los sociópatas.

    Saludos cordiales

      • Es normal que haga esa pregunta al no entender el mensaje. Ninguna sociedad le dejará ser libre, muy ingenuo se tiene que ser. La psicología y psiquiatría denomina a lo que no puede controlar psicopatía, muchos psiquiatras no quieren atender a psicópatas por miedo de ser manipulados. Dependiendo de la observación, si es con moral tendrá un significado y sin moral tendrá otro. Los servicios de inteligencia enfrentados y en negociaciones entre bandos, la moral se deja a un lado en lo internacional, como la agenda 2030 y todos los conflictos de intereses territoriales de los recursos. El sociópata es un enfermo que es irreversible, fagocitado por la actitud lúdica, que es lo que más abunda y desorienta a ver detrás del telón. El psicópata puede generar tantas personalidades, como su inteligencia pueda potenciar, la cuestión será si sus actos serán fundamentados en la empatía o apatía, hacia el bien o hacia el mal, al prójimo.

        • El sociópata es antisocial, conductas antisociales, no son sociópatas, PSICÓPATAS

          busque y lea “diferencia sociópata psicópata” y los diferentes enlaces y abúrrase:
          https://www.google.com/search?client=firefox-b-d&q=diferencia+sociopata+psicopat

          “El psicópata es frío y calculador, el sociópata es impulsivo: los sociópatas suelen actuar dejándose llevar por sus emociones y sin pensar en las consecuencias de sus actos. Un psicópata, en cambio, nunca deja que sus emociones lo controlen. Esto se debe a que, como ya hemos visto, su rango emocional es muy limitado.”

          ¿Es usted morfeo?

          • https://medicoplus.com/psicologia/diferencias-sociopata-psicopata

            ¿En qué se diferencia la sociopatía de la psicopatía?

            Después de definir individualmente ambos trastornos psicológicos, seguro que ya han quedado bastante claras las diferencias entre ellos. Como hemos visto, los psicópatas y los sociópatas comparten muchos rasgos de la personalidad (de hecho, algunos expertos en salud mental creen que no es necesario diferenciarlos), pero hay ligeras diferencias que examinaremos a continuación en forma de puntos clave. Vamos allá.
            1. Un sociópata se hace; un psicópata, nace

            Seguramente, la diferencia más importante. Como hemos visto, la psicopatía es una enfermedad mental con la que se nace, pues tiene su origen tanto en la genética como en las alteraciones químicas durante el desarrollo cerebral. Por ello, un psicópata nace, no se hace.

            En cambio, con la sociopatía no se nace. La predisposición genética y las alteraciones cerebrales son factores a tener en cuenta, pero los verdaderos desencadenantes son las situaciones de vida (como por ejemplo, haber sufrido maltrato infantil). Por ello, la patología no se tiene desde el nacimiento, sino que suele aparecer alrededor de los 15 años. Un sociópata se hace, no se nace.
            2. Un sociópata es impulsivo; un psicópata, frío

            Otra de las diferencias más relevantes a nivel psicológico. Mientras que un sociópata suele ser impulsivo y compulsivo, un psicópata es frío y calculador. Por ello, los sociópatas suelen actuar sin pensar en las consecuencias de sus actos, dejándose llevar por sus emociones más impulsivas.

            Un psicópata, en cambio, nunca dejará que sus emociones lo controlen. Más que nada, porque su rango emocional es muy limitado. Los psicópatas analizan perfectamente las consecuencias de sus actos, lo controlan todo, piensan siempre con la mente fría y no dejan nada al azar. La impulsividad es un rasgo que no existe en la psicopatía.
            3. Un psicópata es encantador a nivel social; un sociópata, antisocial

            Un sociópata es una persona que padece un trastorno antisocial de la personalidad, por lo que es evidente que tendrá enormes dificultades para socializar con otras personas. Sus habilidades sociales son nulas, por lo que tiene muchos problemas para tener relaciones con otras personas.

            Un psicópata es justo lo contrario. Se trata de personas con unas habilidades sociales y comunicativas al alcance de muy pocos, por lo que son muy sociables y resultan encantadores para los demás. De hecho, este encanto es una de sus mejores armas para manipular a los demás.
            4. Un psicópata no tiene empatía hacia nadie; un sociópata, sí

            Uno de los rasgos más relevantes de la psicopatía es la falta total y absoluta de empatía. Un psicópata no podrá ponerse nunca en el lugar de nadie, ni siquiera de sus personas más cercanas. Es totalmente incapaz de sentir empatía ni por sus propios padres.

            En un sociópata, en cambio, pese a que la falta de empatía es un rasgo importante, esta falta de empatía no es total. Los sociópatas suelen sentir empatía por sus seres queridos, el problema es que los sentimientos de todos aquellos que están fuera de su círculo social no les importan para nada.
            5. La violencia es más frecuente en la sociopatía

            Solemos pensar que los psicópatas son todos asesinos en serie. Y nada más lejos de la realidad. De hecho, la violencia es un rasgo poco común en ellos. Hay excepciones, claro, pero lo cierto es que la violencia y la agresividad es mucho más frecuente en los sociópatas. Esto está directamente relacionado con la impulsividad propia de la sociopatía. Los psicópatas, más que la violencia, utilizan su inteligencia para manipular y conseguir lo que quieren.
            6. Un sociópata suele sufrir otras enfermedades mentales; un psicópata, no

            Mientras que los sociópatas, además de este trastorno antisocial de la personalidad, suelen padecer otras patologías como la ansiedad o la depresión, los psicópatas no tienen por qué sufrir otras enfermedades mentales. Hay excepciones, claro, pero la relación de la sociopatía con otros trastornos psicológicos es mucho más fuerte.

            No olvidemos que un sociópata ha experimentado sucesos que le han llevado a padecer esta condición, por lo que es muy habitual que dichos sucesos hayan desencadenado otras enfermedades. En la psicopatía, al no estar asociada a eventos de la vida, no tiene por qué haber otras patologías asociadas.
            7. Un psicópata es más estable emocionalmente

            Más que estable emocionalmente, un psicópata tiene un rango muy limitado de emociones. Prácticamente no pueden sentir ninguna emoción, cosa que les permite ser tan fríos y totalmente carentes de empatía. Los sociópatas, en cambio, sí que experimentan muchas emociones y de forma muy intensa, lo que los lleva también a ser más impulsivos.

          • Usted está fagocitado por los protocolos que la sociedad ha construido y no se da cuenta de estar capturado por el adoctrinamiento del inconsciente colectivo, hasta se comporta como un sociópata defendiendo la sociedad enferma. Hasta confunde individuos, lo que tenga con Morfeo, es cosa suya, no mía. Le falta mucho recorrido, para despertar en espíritu y dejar de ser devorado por el laberinto de la psique.

        • Jajaj, está usted como una cabra jaja, pero qué hablas, ¿pero que dice que defiendo y que he fagocitado?, hay morfeo jaja, se te nota, que llegas aquí elevado tres metros por encima de los demás mirando por encima del hombro y un ego enfermizo de enfermo mental hasta el infinito y más allá. Y que sabrás tú de mi espíritu jaja, cuídese esas ínfulas de indigente intelectual, buen día en su logia masónica ¿de Miami?, satan le tiene confundido y engañado, como es normal por otra parte.

        • Y como usted estúpidamente se ha atrevido a hacer juicios de valor sin conocerme y en base supongo a una frase escrita en un comentario que no sé ni como se himbenta todo eso, yo también me tomo la libertad, si me lo permite, y si no también.

          Y aprenda, las diferencias entre enfermos mentales como usted y sociópatas y psicópatas, y luego se da una vuelta por su tierra plana hasta los muros de hielo.

  7. Segunda ley de la estupidez, de Carlo María Cipolla: “La probabilidad de que una persona sea estúpida es totalmente independiente de cualquir otra circunstancia de esa persona”. Por ejemplo, entre la clase médica hay tantos estúpidos como en cualquier otra profesión. Dicho de otro modo “stultorum numerus infinitus est”.

Comments are closed.