Muchos ya ustedes lo sabrán porque lo han publicado muchos medios de comunicación, el entrenador del Real Madrid, Pablo Laso, ha sufrido un infarto este fin de semana y ha estado ingresado en la unidad de cuidados intensivos del Hospital de la Moraleja. Laso, de 53 años, se empezó a encontrar mal la noche del pasado sábado y en la madrugada se desplazó hacia el hospital por su propio pie. Algo que, probablemente, le habrá salvado la vida.

Tras ser ingresado, al técnico madridista se la practicó un cateterismo y ha estado estable durante el fin de semana. Una vez abandone la UCI y se le traslade a planta, le realizarán pruebas para conocer las causas y el alcance de su dolencia. Ese proceso y su posterior recuperación hacen que volver al banquillo esta temporada para afrontar el desenlace de la Liga Endesa sea imposible.

El lugar de Laso en el banquillo lo ocupará Chus Mateo, su ayudante, que ya se hizo cargo del equipo cuando el entrenador vitoriano dio positivo por coronavirus a mediados de diciembre y no pudo dirigir algunos encuentros.

Queremos dar nuestra más sincera enhorabuena a Pablo Laso por haber conseguido salvar la vida. Nos alegramos de que no se haya convertido en una víctima más de esas muertes repentinas que tanto estamos viendo en los últimos tiempos.

 

3 Comentarios

  1. INCREÍBLE, NADIE COMENTA LO DE LA VACUNA Y LO ACHACAN AL ESTRÉS DEL BALONCESTO, COMO SI HASTA AHORA NO HUBIERA EXISTIDO ESTRÉS Y PRESIÓN (a los 54 años).

    He leído la noticia en el diario Inmundo de El Mundo, y los comentarios más votados son estos:
    Estrés y sobrepeso.. mala combinación.. a recuperarse.
    Lo que no entiendo es como no hay mas casos ,el baloncesto es pura dinamita para el corazón !ánimo!
    Estrés, sobrepeso y el rinoceronte en la habitación que todos fingen no ver.
    Muchos partidos mucha presión, mucha ansiedad, total para al final siempre lo mismo, Madrid​/Barcelona; Barcelona​/Madrid. Hay que suprimir los play off, Liga regular como en el futbol, y menos equipos.
    Mucho ánimo y mucha fuerza. Nos creemos inmortales pero cualquier día puede ser el último.
    Ánimo Mister. A curarse pronto y sin prisa para volver. La salud es lo principal y este deporte es de muchísima tensión. Estamos contigo.
    Mucho ánimo a Pablo L, seguro en unos días este bien…
    Tras la lectura de algunos de estos comentarios, pienso que no hay nada que hacer, no le den más vueltas.

Comments are closed.