Filipinas

De siempre lo escuchaba de mis mayores que, las historias se repiten, estas verdades a medias, como si con la verdad, se pudieran meter palabras entreveradas, pero como soy persona que, lo blanco le llamo blanco y a lo negro nunca lo veré blanco, Por ello me amparo en esta sintonía. Hay veces que según se mire, se repiten y ojeando el interés de esta cinta, los últimos de Filipinas del año 1945, se veía como su comandante en aquel territorio colonial español, observaba una imperiosa sublevación, cosa que pasó y se pudo ver el desastre posterior ante aquella debacle que se le avecinaba.

[Todas las vacantes de la consultora tecnológica Capgemini en España]

Viendo la catástrofe y comparando este PSOE con los últimos de Filipinas, veo la similitud entre la perdida de aquella colonia de España con la destrucción de votos que, como aquel comandante en plaza colonial observaba una imperiosa sublevación, aunque, mejor dicho, del “territorio apache” que tubo bajo su dominio colonizada en suelo patrio de Andalucía durante 40 años. Como se puede ver la historia se repite. Describo los casi 40 años del PS donde fue ultrajada y vejada por los ocho rincones de nuestra Andalucía.

Hemos visto como los andaluces se han sublevado con rebeldía y una insubordinación digna de elogio. Por cierto, resulta aberrante como en anteriores ocasiones, “los nobles varones” los llamados barones con b, están alzando sus bocazas de siempre, mirando de soslayo lo ocurrido en Andalucía. Con esa boca pequeña que siempre les caracterizó, yo siempre les he identificado a estos “nobles” como sirvientes, como lacayos de una organización fraudulenta en política, donde cada uno cacarea de ese predominio quijotesco con palabras grandilocuentes, pomposas  y vacías de contenido, mirando solamente para el pajar que le dan de comer.

He leído por ahí que, la victoria del PP en Andalucía, se debe prioritariamente a una estabilidad y experiencia, algo que, según estos barones, “beneficia a todos los que son presidentes en ejercicio” cosa que olvidan o se callan a qué tipo de política y de partidos benefician con esa frase entrecomillada. Ya ven, hay quien comulga con ruedas de molino y otros se comen el palo largo de la b, como diría mi primera educadora Gertrudis.

¿Será este partido socialista los últimos de filipinas? Por ahora creo que no, los lacayos los tienen bien amaestrados, el carril lo conocen muy bien, además de tenerlos bien cebados con un mantenimiento que, ya se ve. Porque visto lo visto el varapalo que le han dado a este PS ha sido en toda regla. Se creían que el cortijo andaluz, según ellos, era territorio colonial, de una región española dentro de una España que empieza a amanecer. ¿O no?