Lo que está pasando en estos momentos tenía que llegar. Después de que las compañías aéreas obligaran a su personal a inocularse tenían que llegar las consecuencias para la salud de los inoculados y estos están empezando a perder el por protestar y denunciar todo lo que están sufriendo.

Según informan varios medios estadounidenses, los pilotos de aerolíneas comerciales están denunciando más que nunca las lesiones que están sufriendo por las vacunas. Esto, a su vez, está provocando un caos en la industria y el entorno “hostil” que los pilotos no vacunados y los que han sufrido lesiones por vacunas deben soportar para permanecer en un trabajo.

También se está denunciando que, a lo largo de este año, habrá escasez de pilotos e incluso empresas como American Airlines están suspendiendo vuelos en algunas ciudades por estos motivos. También se denuncia que el gobierno de Biden está amenazando a los profesionales con perder sus carreras, si no entran por el aro. Y aunque muchos de ellos tienen miedo a hablar, otros empiezan a alzar su voz, protestando y denunciando todo lo que está pasando.

Esto no es algo que suceda solo en Estados Unidos, en otros países, como en el caso de Australia, también empiezan a surgir las protestas y los pilotos están concediendo entrevistas y denunciándolo todo en los medios de comunicación. En un artículo del digital estadounidense ‘The Defender’ se han recogido varios testimonios de denuncia de estos pilotos.

Uno de ellos, Bob Snow, publicaba un vídeo en el que afirmaba: “probablemente nunca volveré a volar”. “Tenía la esperanza de enseñarle a mi hija a volar. Ella quiere ser piloto. Eso probablemente nunca sucederá, todo cortesía de la vacuna”.

Josh Yoder, piloto de una importante aerolínea comercial, veterano de combate del ejército y ex médico de vuelo ha denunciado que “ha recibido cientos de llamadas telefónicas de empleados de aerolíneas que están experimentando reacciones adversas después de la vacunación con COVID-19”, describiendo las historias como “desgarradoras”.

Son varios testimonios más los que se difunden en esta publicación. Lo que nos llama poderosamente la atención de todo esto es que, de pilotos españoles no sabemos nada de nada. Debe ser que son una especie de superhombres o deben tener una constitución física a los del resto del mundo.

 

8 Comentarios

  1. Como en este país el fraude es endémico, es posible que los pilotos españoles estén sin pinchar y se hayan pillado certificados falsos como el de Pharmamar.

  2. ¿Por qué los medios ya no han hablado de la red de certificados “falsos”? Porque eso haría ver al rebaño que esa aparente unanimidad pro pinchazo era falsa, y que al fin y al cabo no le ha pasado ná de ná al que no se pinchaba.
    Aparte, los nombres que pudiera haber en esa lista que terminasen por arrancar caretas.

  3. Recordemos que uno de los objetivos que persiguen los adeptos del “no tendrás nada y serás feliz” es precisamente que la gente deje de desplazarse. Así que si ahora empiezan a faltar pilotos, se suspenden vuelos, quiebran aerolíneas… ya ves tú. De cara a la galería igual dicen que hay un problema, y tomarán medidas absurdas e inútiles para “solucionarlo”, pero igual que con la agricultura y ganadería en España (y occidente en general): hay que dejar morir todos esos sectores. Y si no se mueren solos, empujarlos un poco más hacia el abismo.

  4. Entre los pacientes de mi consulta tengo muchos que han sufrido efectos adversos y otros muchos los siguen sufriendo . Pero tengo uno que trabaja en Correos y que me cuenta que en su oficina son 17 empleados , de los cuales solo dos se negaron a inocularse el veneno . Curiosamente los 15 restantes , todos están sufriendo efectos de todo tipo y algunos de ellos graves. Me ha parecido interesante comentar esto por si aún hay esperanza de que algunos seres puedan despertar de este gigantesco fraude /crimen.

  5. Para José. Ánimo y sería bueno que lo comentaras con tus compañeros de profesión. Todavía hay muchos médicos que animan a la gente a pincharse y algunos hasta se enfadan con el paciente si se enteran de que no está pinchado.

  6. Lamento decir que en lo que a mi respecta he perdido la fe en todos los ciudadanos españoles; en todos no, porque por suerte ha habido gente con cojones y con ovarios suficientes como para decir NO al veneno experimental.
    Señores “inmunizaos” no lo siento por ustedes, lo siento por aquellos que han descubierto que fueron engañados, pero por el resto que aun estais esperando a ver cuando os meten la cuarta, ¿que quieren que les diga, ajo y agua? Pues ajo y agua para ellos.

  7. Llamadme lo que queráis, pero yo estoy deseando millones de muertos inoculados para que ni siquiera los medios de intoxicación no puedan camuflarlo. Estoy aguantando muchas gilipolleces estos dos últimos años. Igual para salvar medio planeta se tiene que morir el otro medio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here