Lo de los políticos que sufrimos en España es, cada día, más sorprendente e indignante. Con ellos queda demostrado que llegar a ciertos puestos de responsabilidad gracias al peloteo, al enchufismo, al compadreo o a otros oscuros motivos, provoca que, gracias al protagonismo que adquieren, queden en evidencia cada vez que abren la boca. Y mucho más si tenemos en cuenta que les gusta salir en los medios más que a un tonto un lápiz.

Pero hay un político que está despuntando a nivel nacional por encima del resto. Se trata de la alcaldesa de Gijón, Ana González, que ya se ha convertido en protagonista en más de una ocasión, gracias a sus salidas de pata de banco. Suyas son frases tan famosas como aquella en la que refiriéndose a los hombres, dijo: “Me empeño en creer que no son animales sino seres humanos”.

Es decir, que estamos hablando de un espécimen, que, aunque será de sobra conocido para los gijoneses, para el resto de España está resultando ser una auténtica sorpresa del despropósito. Y como parece que aspira a vencer en algún campeonato de decir chorradas sin sentido, parece no querer dejar un día sin dejar su granito de arena para alzarse con el premio de esa competición.

Ahora, por ejemplo y como firme defensora de la Agenda 2030, nos pretende dar una idea para reducir la “huella de carbono”. Y atentos porque esto ya es de nota, sugiere que, para conseguir tan “maravilloso objetivo”, evitemos decir “ok” en los mensajes de WhatsApp. Según González, “cada ‘ok’ de esos, supone una huella de carbono”.

Huella de carbono contaminante la que deja el cerebro de González cada vez que se le ocurre una tontería como esta.

 

8 Comentarios

  1. Sin duda alguna los ciudadanos de Oviedo les hemos colado a los ciudadanos Gijón esta indeseable política como si del mismísimo “Caballo de Troya” griego se tratara.
    Esto decía esta impresentable cuando fue nombrada candidata a la alcaldía de Gijón, el 26 de septiembre de 2018: «Si no soy conocida en Gijón, ya me daré a conocer»… sin duda que lo ha hecho, y con creces.

    https://www.elcomercio.es/gijon/ana-gonzalez-alcaldia-psoe-gijon-20180926210247-nt.html

  2. Es curioso que una mofeta sea alcaldesa y ponga en duda la “humanidad” del varón.

  3. Pues esta alcaldesa tiene mas apariencia de varon que de hembra. Me supongo que tambien pondra en duda su humanidad.

  4. Hay un patrón repetitivo en ese tipo de mujeres: pelo canoso sin peinar o corte y peinado tirando a estilo masculino, algunas con vestimenta nada femenina, cero maquillaje, y sobretodo de ideología de izquierdas… Son lesbianas (o casi) pero sobretodo odiadoras de hombres. Las dá repelús pensar que puedan generar algún sentimiento de atracción a algún hombre, de ahí ese aspecto que “lucen”.

    Por el contrario, las mujeres que se sienten femeninas, que visten con gusto, se peinan y se tiñen y maquillan (si es que lo necesitan), son las que no suelen tener ningún tipo de problema en su relación con los hombres, y tienen una forma de pensar más centrada y son por lo general más inteligentes.

Comments are closed.