No podemos añadir ni una coma, ni una sola palabra a este extraordinario mensaje que nos hemos encontrado por Telegram. Léanlo con atención y difúndanlo, a ver si esa parte de la sociedad cobarde y que no se inmuta por nada, despierta de una vez y empiezan a luchar por defender la memoria de esos padres y abuelos que están siendo aniquilados por una banda de criminales que llevan corbata y bata blanca.

“SE ESTÁ MURIENDO LA GENERACIÓN DE HIERRO,
PARA DARLE PASO A LA GENERACIÓN DE CRISTAL.

La generación que sin estudios educó a sus hijos.

La que, a pesar de la falta de todo, nunca permitió que faltara lo indispensable en casa.

La que enseñó valores; empezando por Amor y Respeto.

Se está muriendo la gente que enseñaba a los hombres el valor de una mujer y a las mujeres, el respeto por los hombres.

Se están muriendo los que podían vivir con pocos lujos, sin sentirse frustrados por ello.

Los que trabajaron desde temprana edad y enseñaron el valor de las cosas, no el precio.

Mueren los que pasaron por mil dificultades y sin rendirse nos enseñaron cómo vivir con dignidad.

Los que después de una vida de sacrificio y penurias, se van con las manos arrugadas y la frente en alto.

Se está muriendo la generación que nos enseñó a vivir sin miedo.
¡Se está muriendo! La generación que nos dio la vida”.

 

13 Comentarios

  1. ¿Corbatas? Más bien rastas, tatuajes y suciedad. Dejad los tópicos y poneros al día.

  2. La nueva generación es un pedo total.
    En cuanto a la generación que aquí llaman de hierro, mi experiencia ha sido la de gente amargada y desagradable que no tenia nada bueno que decir.

  3. Le escuche una vez a una vieja que estaba de directora del Fondo Económico Mundial y que ahora está de presidente del Banco Central europeo , una tal Christine Lagarde que ya debería de estar criando malvas que los ancianos vivían demasiado y eran un problema para la economía mundial y dijo también tenemos que hacer algo, lo mismo le escuché a esa rata que tienen los argentinos como presidente, Alberto Fernández, no me cabe duda de que ya lo están haciendo esos genocidas con la colaboración estelar de los sanitarios.

  4. Se esta muriendo no, la estan matando.
    Si algun dia se hace justica, cosa que dudo, aun la pena de muerte sera poco castigo.
    ¿Se acuerdan de lo que paso cuando la revolucion francesa? Habria que tener en cuenta que estos criminales van a barrer con familias enteras, madres, padres, hijos, abuelos, todos “inmunizaos” y todos camino de los cementerios. Familias enteras…pues eso, familias enteras.

    • ¿Es posible que no haya un solo Tribunal en todo el mundo que acepte las innumerables denuncias que está poniendo la gente a estos asesinos? ¿Tanto miedo les tienen? O, ¿tanto les están pagando?

  5. Hoy me comunicaron la muerte de mi primo político a los 62 años sin patologías previas, dicen que de una neumonía que le surgió hace tres días. Hace 15 días falleció mi hermano de 62 años por un ataque cardíaco cuando se encontraba en el baño, sin patologías previas. Hace un mes falleció un compañero de trabajo de otro ataque en el centro de Oviedo, sin patologías previas ( todos ellos tres dosis del veneno). Mi vecina de abajo, de 15 años, tras la segunda vacunación comenzó a llenarse todo su cuerpo de moratones, inflamación de los ganglios linfáticos, perdida de varios kilos de peso; la están observando en el Hospital, así como a otros muchísimos casos tras la vacunación, con otra serie de dolencias…
    Si ustedes no tienen ninguna noticia parecida que contar a su alrededor, les felicito.
    ¡HAY QUE AHORCARLOS!

    • Claro. Al hilo de lo usted comenta, dejo mi opinión.
      La estrategia del NOM es GOBERNAR GLOBALMENTE por la fuerza, pasando por encima de derechos y libertades. La gente no es muy consciente de lo que eso implica:
      Los banqueros, magnates y sionistas van a adminsitrarnos “por sus narices”: Educación, sanidad, y PENSIONES. Y ya han dicho hasta el aburrimiento que ellos NO QUIEREN mantener jubilados (ellos sí, se entiende). A ver, el que no quiera enterarse es que tiene un queso de bola por cerebro.
      ¿Queda claro? NO quieren mantener viejos, punto. Así que lo de reducir la huella de carbono va a ser muy pero que muy literal. Vamos que en cuanto estemos un poco viejitos nos van a administrar una buena eutanasia preventiva y ecológica, (eso contando con que no nos hayan inoculado ya ciertas cositas).
      La generación de hierro llegó a los 80 años más o menos, la generación idiota veremos si alcanza los 70.

  6. Todos los mantras progres, colaboracionista con el metacapitalismo, van encaminados a esto. La estrategia es terminar con la mayoria de la pobalción, y dejar solo a los que necesiten para su vasallaje. Y los primeros son los mayores, que para estos mamarrachos son un despilfarro.

  7. Lo que están matando es la memoria de los reductos en donde se concebía la libertad, y al mismo tiempo una forma inocente de interpretar el mundo que quedó caduca por condicionar el alma bajo una autoridad humana escondida en una ideología divina. El olvido es la muerte, pero lo fundamental nunca desaparece y si se cree eso se mata dos veces para buscar una excusa y justificar la inacción. Este mundo es para la purga y el trabajo es individual primero y colectivo después, es para purgar los males que interfieren con la libertad, la esencia de cada ser. La religión ordenó la sociedad secuestrando las almas de sus acólitos mediante la hipnosis, programando el bien con condiciones en lugar de desplegarlo naturalmente, y los resultados están a la vista, no se comprende la naturaleza del mal y lo que hace falta para combatirla cuando se niega al mismo la propia naturaleza, y es mas, se pretende volver a una forma que sirvió para lo que sirvió en su tiempo, y hay que superarla si es que alguien aprendió algo, porque si no se tiene la base hay que repetir el curso. No se puede negar la realidad natural ni condicionar sus leyes, sólo actuar en consecuencia. Las ideologías nunca pueden gobernar la vida, porque las ideas son herramientas cuando sirven de manera práctica a la vida en una circunstancia específica, por lo que no existe una única manera de hacer las cosas, y cada quién debe encontrar la suya, de combarir y eliminar el mal, es su responsabilidad y de nadie mas, es un trabajo y un deber.

  8. Y luego estamos los que nos hallamos entre medias, que ya no somos jóvenes, pero tampoco mayores, que nos creímos el “cuento” del esfuerzo, de ser honrado y trabajador, de actuar con un mínimo de ética, para luego comprobar cómo los hijos de puta se salen siempre con la suya y pocas veces pagan por lo que hacen. Un mundo donde, sencillamente, todo lo que nos contaron era mentira. Un mundo donde da grima ser joven por la mierda del mundo que se les ha dejado y donde ser una persona mayor da miedo, por el peligro de recibir malos tratos o una muerte no solicitada. Todo esto es horrible. Decidí no tener hijos cuando me di cuenta de lo que iba todo esto y que las cosas no hacían más qhe empeorar día tras día. Pero me queda el consuelo de que estos hijos de perra genocidas y “filántropos” asesinos (vaya oxímoron) jamás podrán robarnos ni el alma ni la esencia de una vida buena. Una vida buena, mamones, no una buena vida, pues no tiene nada que ver, materialistas y narcisistas de pacotilla. Lo único triste es que buena parte de la sociedad traga con su horrible visión del mundo y de los seres humanos. Que Dios nos asista y que Jesucristo nos proteja.

  9. O directamente Jimena, es que no piensan como tú y yo.

    Miralo de esta forma:

    Están en otro mundo con las consideraciones propias de ese mundo. Para que me entiendas lo que te quiero decir, son como “buenos” rodeados de “buenos” como ellos (no como nosotros), en un mundo malo per se. Circunscrito a lo que conocemos bien, España, ese mundo suyo, el de la justicia, se pudrió el día que los jueces admitieron que un gobierno de gentuza (como todos, no olvidemos que son órgano colegiado, todo el consejo de ministros es responsable a título personal de lo que allí se decide) modificara la ley del poder judicial (Montesquieu ha muerto. Alfonso Guerra). De facto se cargaron la semi-separación de poderes que hasta entonces había (mundo medianamente bueno lleno de malos) y de aquellos barros estos lodos (“para que el mal triunfe solo se necesita que los buenos no hagan nada. Edmund Burke).

    El PP (“los buenos”) no hizo nada cuando pudo. No revirtió la situación pues vio la oportunidad que se abría ante sus ojos, de delinquir también ellos cuando les tocara el turno, con total impunidad. Volviendo a la PSOEZ, después de eso, o por eso precisamente, para poder delinquir libres, vinieron todos los casos de corrupción sangrante de la era González. O se pusieron la tirita antes de la herida (anticipación por prevención dada la intención), o ya estaban en marcha muchos de sus asuntos chorizos.

    Los jueces (y lo mismo la policía y el ejército) son como los Minions. Son esos monicacos absurdos pero “buenos” al servicio de un malo malísimo. Mientras el malo hace maldades, los Minions ejecutan sus órdenes malas sin pensar y sin sentido de la responsabilidad, simplemente obedecen al amo malo. En cuanto el malo se vuelve bueno, sus acciones dejan de ser malas y pasan a ser buenas por lo mismo: obedecen órdenes. Per se no son ni buenos ni malos porque no tienen ni conciencia ni consciencia. Los jueces son igual, a toro pasado (siempre) entonan el mea culpa. Me vienen a la cabeza los jueces alemanes que se reunieron para analizar su actuación después de las atrocidades que consintieron en el régimen nazi (no confundir con el juicio de los jueces). Cómo pudimos llegar a ésto?. La pregunta del millón y vuelta a empezar. Cuándo tocará que se vuelvan a preguntar lo mismo, con lo que hoy está sucediendo y están consintiendo? Ahhh sí, a toro pasado y millones de muertos después, volverán a horrorizarse de ellos mismos. Nos conocemos la película.

    Con aquello parece saldaron su “deuda” con las víctimas, espantaron los demonios de sus conciencias (el que la tuviera, que a estas alturas y visto lo visto, empiezo a dudar que hubiera y haya el mínimo sentido de la justicia en los jueces) y pelillos a la mar, se quedaron “en paz” con sus conciencias, valga la redundancia. Eso claro, quienes fueron más débiles que justos, el resto hizo el paripé como siempre, para quedar bien, salvarse de la quema y poder seguir “juzgando” las maldades de otros desde su absoluta prepotencia corporativa (que pocos jueces han juzgado y que mal lo han hecho. A Garzón no solo lo debieron expulsar de la carrera judicial, sino que lo debieron apartar por completo del mundo del derecho. Ahora no tendríamos a su putita donde la tenemos si lo hubieran incapacitado hasta para ejercer de abogado, porque ningún ascendente tendría y no sería válido para nadie, aquí o allende los mares) .

    El mundo de la justicia está lleno de injustos y de cobardes, con ese cóctel el líquido resultante es un magma de iniquidad. Está lleno de malos por ausencia de bondad y malos de verdad. El estado natural de algunos es completamente amorfo y circunstancial, según lleguen los vientos así se doblan, el resto es perverso desde su posición por encima del bien y del mal. Quién juzga al que juzga desde la parcialidad de su pensamiento político ideologizado?. Cómo se puede consentir que el juez tenga bando igual que el árbitro de fútbol?. El mal está en la misma génesis.

    No me valen excusas de ningún tipo. Si sigues en tu puesto y no renuncias viendo como ves, cómo todo se está degradando en tu mundo, o eres un idealista absurdo que te piensas un héroe que puede marcar la diferencia, o te has vendido, no hay más. En uno u otro caso, flaco favor haces a ese tu mundo que dices es necesario para que haya justicia. Sería mucho más impactante y por ende efectivo, que todos esos “honrados” que presuponemos que hay, dimitieran en bloque haciendo un comunicado de los motivos que les han llevado a tomar esa drástica decisión: preservar la pureza de la justicia. Eso sí marcaría la diferencia, eso sí sería un antes y un despues, un gesto de decencia y honor, y una denuncia pública del totalitarismo de esos políticos que los controlan. Es lo mismo que entre los ministros y diputados del Congreso, el camino se demuestra andando, si permanecen en la charca es que son lo mismo que el resto infecto: bacterias de ese ecosistema pútrido, con más o menos peligrosidad. Igual son bacterias inocuas, pero lo que nunca podrán ser es beneficiosas. Son como ocurre con las “floras” bacterianas humanas, mientras se mantienen en equilibrio son beneficiosas (pues fagocitan agresivas peligrosas), en cuanto aumentan de número desequilibran y descontrolan el medio y pasan a ser ellas las que lo atacan. No son ni buenas ni malas como los jueces, depende del número de colonias, depende del equilibrio, depende de que el Gru de turno deje de ser un villano y entonces los Minions dejan de hacer el mal.

    Todo da tanto asco, tanta indignación, que de ella a los pensamientos poco recomendables, va un trecho muy corto, que cada día que pasa se acorta más. La suerte que tiene todas estas inmundicias humanas (políticos, jueces, periodistas etc) del régimen podrido de corrupción hasta la médula (moral y económica, pues una sin la otra, la segunda sin la primera no se daría), es que la gente está más domesticada que un perrito faldero. Su suerte es que ya no corre sangre por las venas de nadie. Su suerte es que nos han “civilizado” tanto, que ya ni por supervivencia pura y dura somos capaces de hacer lo que se tiene que hacer.

    Solo un régimen como el del 78 propenso y predispuesto a delinquir, podría haber hecho tanto esa infame reforma, como la racanería de los sucesivos gobiernos a la hora de dotar a la justicia de medios y presupuestos suficientes. Solo los delincuentes temen a la justicia, si no has hecho nada ni lo piensas hacer, anhelas la justicia por lo que te puedan hacer.

    España es algo más y más grave que un estado fallido, es un estado podrido de iniquidad, desde el bedel del colegio más cutre que sabe que está mal llevarse los folios y aún así lo hace y encima se jacta de ello (iniquidad) hasta la cabeza misma del estado, hoy bicéfala en su corrupción moral, que sepamos de momento.

    “Este mundo se Acaba” (ministro-bulto Castells).

    No!, Vosotros lo habéis “acabado” con vuestra infinita maldad (por egoísmo, por relativismo, por codicia, por avaricia o, simplemente, por ausencia de bondad).

Comments are closed.