El bulo ha sido una represalia propagada por la periodista de ABC, Isabel Vega. Ha sido la respuesta a lo que ayer desveló públicamente ACODAP, acerca de que durante una conversación telefónica mantenida por la tarde con el juez Presencia, Vega terminaba por reconocer que era falso que el juzgado central de instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional hubiera remitido ningún testimonio al juzgado mixto nº 5 de Talavera de la Reina.

Según las propias manifestaciones de Isabel Vega “todo fue un bulo urdido por Ekaizer”, refiriéndose al conocido periodista y colaborador habitual de los platós de televisión, Ernesto Ekaizer.

La noticia falsa, que fue seguida por varios medios de comunicación digital como Confilegal El Confidencial, fue también respaldada por el programa de televisión de la cuatro “Todo es Mentira”, que incluso contó con la participación de Fernando Presencia como entrevistado.

Fue el propio juez quien advirtió a sus entrevistadores que se estaban cometiendo errores de bulto por el servicio de documentación del programa.

Ante el nuevo fake, el juez Fernando Presencia se reserva el ejercicio de las acciones que le correspondan contra la periodista de ABC, y contra quienes a sabiendas están participando en la campaña de desinformación contra su persona y la asociación que representa.

 

13 Comentarios

  1. Comunismo puro y duro el de ABC, examinar la salud mental de los ciudadanos libres es una práctica habitual en los regímenes totalitarios, Stalin fue un maestro en el asunto. Yo creo que al Juez Presencia debemos mandarlo a un centro de reeducación subvencionado como puede ser cualquier periódico, radio o televisión del régimen.

  2. Menos mal que los medios no difunden informacion falsa ni hacen desinformacion y lo suyo es chequear las noticias falsas!!! ¿Y el juez presencia no va a denunciar a esa hija de la gran puta? Anuqe ya imaigno que este hombre estara de poner denuncias a corruptos hasta el gorro.

  3. Insisto: ese organismo que pretenden crear para “luchar contra la desinformación” debe empezar por esas fábricas de mentiras y tergiversación como el ABC, el inMundo, Gangrena 3, Telerrisión Espantosa, infraSER, etc

    Pero ya sabemos que el objetivo es apuntalar a toda esta gentuza, agentes de destrucción, Enemigo Público nº 1.

  4. Y si lees entre líneas, estos ataques en medios de manipulación de masas con falsedades gravísimas, mentiras y manipulaciones burdas contra hechos gravísimos denunciados, y no demostrando que las denuncias son falsas de manera rápida y sencilla, hechos espantosos, que atentan la Seguridad Nacional del Estado el no derrotarlos, qué significan, que lo de ACODAP y Royuela es verdad al 4000%, mentira, al 60000%, punto pelota.

    El que tenga ya muchas dudas o lo niegue es un mermadito o un engañador en el ajo.

  5. Pues no estaría de más.

    Un tío que se cree y basa la muchedumbre de sus denuncias en los papeles apócrifos de una persona enferma como Royuela, una de dos: o se le ha ido la olla de alguna manera o se está aprovechando del tal Royuela (lo que tampoco es inverosímil, pues su canal de YouTube está muerto y sólo habla en el de Royuela).

    Aprovecho para diferenciar tres etapas en el de este último:

    1. La de los supuestos dos mil asesinatos de Mena que se “descubrieron” en la clínica Morín. Esto es un chiste fruto del delirio de Royuela.

    2. Una segunda, dieciséies años después, con Mena ya con 87 años, en la que, aunque sigue “haciendo de las suyas” a pesar de su edad, aparecen los “topos” que informan a los Royuela de todo: fraude realizado en Cataluña en las elecciones USA, supuestas posesiones inmobiliarias de miembros de la administración marxista en EEUU que yo le demostré, con imágenes “Google Earth” que eran chamizos, a lo que Royuela contestó que se trataba de una información falsa que Mena había tratado de hacerles colar y que, ríanse ustedes, ESO HACÍA MÁS VEROSÍMIL LA HISTORIA.

    A esta misma etapa corresponde los intentos de parasitación de fanáticos del “Expediente Royuela” de manifestaciones que nada tenían que ver con él, como la de “Médicos por la Verdad” y la “Mafia de Miami”

    También podríamos encasillar en esta lo de las fantasmagórimas fosas comunes.

    3. La actual. Viendo que la primera ya cansa y sólo la creen sus sectarios y que la segunda tampoco cuela, tanto por su inverosimilitud como porque, para creerla, habría que aceptar que los “topos” de los Royuela son omnipresentes y omniscientes y que Mena, Zapatero, la Robles, etc. son imbéciles que los único que saben hacer es escribir manuscritos que, invariablemente, acaban en manos de Royuela, está tratando de malutilizar la lógica insatisfacción de la gente con el gobierno marxista para convocar manifestaciones de apoyo a su “Expediente”. Como la gente, hablando en términos generales, no ve más allá de sus narices, es posible que pueda tener algún pequeño éxito (aunque a la de Bilbao fueron cuatro gatos) pero, siendo una trampa, como lo es, al final resultarán en nada.

    Lo he dicho mil veces: con la mentira no se va a ninguna parte (antes al contrario) y resulta desolador que Javier Villacorta, hombre bienintencionado, patriota pero excesivamente crédulo y con quien estoy de acuerdo en esencial, descuide tanto el rigor que deberían tener las informaciones de “El Diestro” y se haga eco de lo que dice cualquier youtuber que diga lo que quiere oír.

    Me preocupa, porque no sólo es problema de este diario: estoy viendo esta actitud en bastantes medios de la derecha y, repito, eso sólo puede desacreditarnos.

    Y, volviendo a Presencia, lo mismo: este hombre, por muchas injusticias que se hayan cometido contra él y por muy buen jurista que sea, o se le ha ido la olla o se está aprovechando de Royuela o ambas cosas. Por muy mal que esté la Justicia española (que lo está) no puede ser que todos sus colegas le hayan condenado y separado del servicio porque “estén pagados por la mafia de Miami”.

    Y, ni mucho menos, puede ser que fundamente sus denuncias en lo que dice Royuela. Y, mucho menos aun, que inste a los simples a poner denuncias basadas, en lo que dice un tío en YouTube y no en lo que ellos sepan o sospechen por conocimiento propio. Esto es utilizar y engañar a la gente y, como dice el fiscal, “spamear” a la Justicia.

  6. je O sea: yo me creo un canal de YouTube. Me invento que tú has cometido cualquier abominación delictiva. Me paso tres años mostrando en el canal “documentos” que así lo “demuestran” tales como que te has cargado al novio de tu hija, a Gutiérrez Mellado, a Terenci Moix; que has contribuido a falsificar las elecciones en EEUU; que llevas no sé cuantos enterrados en fosas comunes. Hago caso omiso de que padeces una enfermedad mental grave que te induce a pensar asi, hago caso omiso de que mi padre (que es quien me induce a decir tanto disparate) tiene antecedentes de condena por DENUNCIA FALSA, y… resulta que la Justicia tiene que demostrar que lo que denuncio es falso y que no estoy como una cabra.

    Hay que ser mermadito, sí.

Comments are closed.