Uno de los problemas más comunes de la piel y que puede afectarnos gravemente es el acné. Suele aparecer durante la pubertad y su presencia puede ser leve, media o crónica. Tiende a acarrear una serie de problemas que inciden en nuestra autoestima y la manera en cómo nos percibimos. Es por ello que el cuidado de la piel se ha popularizado en los últimos dos años. Poco a poco nos estamos educando sobre la importancia de usar protector solar, el proceso de desmaquillarse y la aplicación de cremas con diferentes componentes para nutrir nuestro cutis. 

Este apogeo del cuidado de la piel ha permitido que se popularicen diferentes componentes naturales por sus grandes aportes a la salud y resultados en pro de la buena apariencia de nuestra piel. Uno de estos productos es el aceite de CBD y hoy te contaremos por qué es el aliado perfecto para combatir el acné. 

El acné: un problema que no distingue edad

Un error común es pensar que el acné es algo propio solo de los adolescentes. Si bien es cierto que es un fenómeno en la piel común en los pubertos, por los cambios hormonales drásticos que se sufren a esa edad, no significa que sea exclusivo de ellos.  El acné es una enfermedad crónica caracterizada por una inflamación de las glándulas sebáceas, especialmente en la cara y en la espalda. 

Las causas de aparición del acné son muchas, desde la edad, no limpiar la piel correctamente, no usar productos adecuados para nuestro tipo de piel, alimentación con base en productos ricos en grasas trans, carbohidratos, dulces y bollería industrial; falta de agua o alguna medicación. La forma en como se presenta puede variar, dependiendo de la piel de cada persona. 

El aceite de CBD, una opción natural para curar el acné

¿Qué es el aceite de CBD?

El CBD es uno de los diversos componentes químicos que se encuentran en la planta del cannabis. Este ha sido utilizado para la elaboración de aceites con un extracto al 40% de cannabidiol. Su uso se ha traslado para la elaboración de productos  cuyo consumo genera  diferentes beneficios. Entre ellos, están los aportes positivos en la cosmética. El uso del aceite de CBD ha arrojado resultados increíbles para el tratamiento de diferentes afecciones cutáneas, desde acné y rosácea, hasta heridas o quemaduras. 

¿Por qué el CBD  es bueno para tratar el acné?

Entre el amplio catálogo de ventajas que parece tener el uso y aplicación del aceite de CBD se resaltan sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Atributos que lo convierten en un gran producto dermatológico. Dichos atributos ayudan  a acelerar el proceso de cicatrización, evitan la aparición de manchas, mantienen la piel hidratada y, en general, optimizan la salud. 

Además el consumo de CBD  en la lucha contra el acné no debe limitarse únicamente como tónico, sino que también puede ser ingerido. De esta manera, resulta mucho más efectivo. El CBD  trata esta condición de la piel de tres maneras: reduciendo la producción de sebo, minimizando el estrés e inhibiendo la inflamación. 

Adquiere tu aceite de CBD de la mejor calidad visitando la web de FórmulaSwiss.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here