Están saltando todas las alarmas y pretender ocultar lo que está sucediendo con las inoculaciones es como pretender tapar el sol con un dedo, completamente imposible. Los efectos secundarios y las muertes, provocadas por las inoculaciones, ya están siendo tan descaradas y con unos datos tan aterradores, que incluso medios oficiales se tienen que hacer eco de una información que ya nadie puede ocultar.

Y una buena prueba de ello es que un medio tan oficialista, como lo es CNN Portugal, tiene que informar sobre unos alarmantes datos que se está produciendo en el país vecino: “Mes de mayo con mayor mortalidad en Portugal al menos desde 1980”. Y ojo con la coletilla, porque dicen “al menos desde 1980”, con lo que podríamos pensar que el dato puede ser aún peor.

El número de muertes que se han producido en el mes de mayo de 2022 es de 10.315 personas, cuando el promedio de defunciones de los últimos cinco años, en el mismo mes, ha sido de 8.864. Es decir, que estamos hablando de casi un 15% más. ¿Dónde queda aquello de que los beneficios eran mayores que los riesgos? Y observen este dato, según la Plataforma Nacional de Vigilancia de la Mortalidad,  el mayor incremento de la mortalidad se registró en los mayores de 85 años, quienes tuvieron 1183 defunciones más que en mayo del año pasado.

Nos gustaría ahora escuchar a los Carballo de turno, a la lista de Margarita de Val y a cientos y cientos de farsantes que nos han vendido las bondades de las inoculaciones. Nos gustaría que ahora nos contaran qué es lo que está pasando y por qué están sucediendo estas cosas. ¿Será la variante “mehanuntadodemasiadobien” como para decir la verdad la que está causando estos estragos? Sinvergüenzas, son unos sinvergüenzas.

 

9 Comentarios

  1. Aun me parecen pocos, y aun han de morir mas personas, tantas espero como para que estos sinverguenzas como ustedes los llaman no puedan salir de sus casas, a menos que deseen morir a manos de un pueblo enfurecido.
    Pero no solo estos sinverguenzas no, los otros sinverguenzas, los del gobierno, los de la oposicion y los de todos los demas partidos politicos que han apoyado al primero, pero tambien esos otros vestidos de negro y con puñetas, y los que van de blanco, verde o azul pero todos con el fonendo colgando del cuello (que espero que un dia sea una soga) y no olvidemos a esos otros sinverguenzas, los que salen con traje y corbata en los noticiarios y en los programas vendidos al crimen, y los que van vestidos en esos programas basura como si fueran gilipollas, y tampoco nos olvidemos de los uniformados, de todos! de los de azul, los de verde y los que desfilan marcialmente con el bozal puesto. Que llegue un dia en el que ninguno de ellos pueda salir a la calle y esperar regresar a sus casas vivos. Y ese dia llegara.

  2. Yo recomiendo que los listos se vayan un buscador de patentes y busquen vacunas de ARN desde el año 2009, vacunas para el cáncer, el alzheimer, la influenza, que lean los antecedentes de la invención y así comprueben por sí mismos los errores de las anteriores vacunas, luego pueden seguir el rastro de titulares de las patentes y sus financiadores, luego pueden buscar las vacunas 0patentafad más recientes por ejemplo desde 2016 y añadir sensores biológicos, grafeno, fibras animales (seda) etc. Y volver a comprobar lo mismo, luego pueden hacerlo con animales o con negros y comprobar las vacunas y sensores africanos experimentados en esos países que se han opuesto a la OMS.
    Eso es lo que yo hice con la primera foto de Wuhan, y luego en abril de 2020 le concedieron a Microsoft la patente mal concedida ya que no especifica el sensor corporal que en vista la señal, y Sánchez dictó la nos de las fumigaciones aéreas, las leyes de control digital, y hasta la no tendrás nada porque te lo vamos a quitar y será feliz y otras muchas más en el intervalo de Wuhan a la imbecilidad pastueña. La única diferencia entre las patentes y la realidad es que el patentes se cuidan mucho de aclarar que los experimentos son con animales, más que nada por no ir a la cárcel, pero hay gente que se ofreció voluntaria a una ciencia de ateos en un acto de fe científica. Que les vaya bien, y que Dios los guarde, porque la ciencia no tiene ningún interés moral, solo científico.

    Ahí están las patentes, solo hay que saber leer, interpretar y darse cuenta que son hipótesis que pretenden justificar solo un poco para no quedar en ridículo, pues eso es lo que se ha inyectado la gente por ignorancia.

    A los listos les recomiendo la lectura de las patentes y comprobarán las certezas hipnóticas con animales de las vacunas.

  3. No hay que dejar de recordar que las medidas plandémicas también han provocado y seguirán provocando muchas muertes en diferido. Diagnósticos tardíos, bloqueo casi total de la sanidad con un personal entre la neurosis y la “nueva normalidad ” de vidorra a la que no pensaban renunciar, estrés prolongado con sus nefastas consecuencias, sistemas inmunes dañados por encierros sin sol y depresiones, suicidios, enfermedades producidas por los bozales, y un interminable etcétera. Y esto requería una cantidad demasiado pequeña de sensatez y conocimientos sanitarios para que nadie pueda atreverse ahora a decir aquello de “no lo vimos venir”.

    Todavía recuerdo todos los insultos que recibí cuando se hablaba de imitar el confinamiento de China e Italia (puro guion) y anticipé todos esos daños graves y garantizados para la salud de las personas, frente a un hipotético salvamiento de unos “contagios” que a día de hoy nadie ha demostrado irrefutablemente. Pero claro, la “evidencia científica” de los “expertos” era todo lo que necesitaba el rebaño, por encima de las evidencias científicas y populares existentes hasta ese día.

  4. El tema es que han adoctrinado a la mayoria de que lo que no sale en los medios no existe, por lo tanto podremos ver por los alternativos como las poblaciones se siguen reduciendo y los medios oficiales seguiran callando

Comments are closed.