Evidentemente, no hay nada mejor para desmontar los argumentos falaces de las personas que están a favor del aborto, que compararlo con otros asuntos con los que entran en una contradicción brutal. Hay muchos ejemplos, el respeto que tienen por la vida de los animales o lo de acuerdo que estarían con que se impusiera la obligatoriedad de las vacunas.

De esta forma, un youtuber estadounidense ha recorrido varios lugares de Nueva York y les ha preguntado a los proabortistas si están de acuerdo con la frase “mi cuerpo, mi elección”. Cuando estos le respondían que sí, entonces llegaba la pregunta que les provocaba un colapso en el cerebro: “¿Qué opináis de los mandatos de vacunación?” Algunos llegaron incluso a ponerse agresivos con la pregunta puesto que estaban quedando en evidencia.

Algunos respondía argumentando un simple “no es lo mismo”, otros le gritaban alterados diciéndole “vete de aquí” y la mayoría consideraba que un no nacido no es un niño y que las vacunaciones son buenas para la comunidad. Debe ser que los niños no lo son. Como verán, son una panda de descerebrados a los que no les funcionan muy bien las neuronas y en cuanto se les hace una pregunta seria colapsan por completo.

 

21 Comentarios

  1. Yo estoy completamente de acuerdo en que en mi cuerpo mando yo. Lo que los descerebrados no entienden es que en el momento de la concepción, ya no hay un cuerpo, sino dos, y uno de ellos es tan frágil que hay que defenderlo tanto o más que el que lo contiene. Creo que esta sociedad está muy ciega y no ve el suicidio, amén de asesinato, que supone el aborto. Además de las consideraciones éticas, morales o religiosas, están las pragmáticas, es un auténtico error genético, perdemos diversidad genética, ya digo desde un punto de vista práctico. Por otra parte, antes de llegar al punto de este auténtico drama que es el aborto, los gobernantes deberían dar soluciones para la vida y hay muchas. Llegará el momento en que la humanidad se dé cuenta del error que se está cometiendo, esperemos que no sea tarde.

  2. A ver si aprendemos a pensar en profundidad en lugar de dejar que las serias imperfecciones y limitaciones del vocabulario limiten el pensamiento. Cuando utilizamos un adjetivo o un pronombre posesivo, cuando utilizamos un genitivo, no nos referimos necesariamente a una propiedad. Mi bolígrafo es una propiedad o una posesión. Mi país no lo es. En el primer caso, en el caso de una propiedad, ésta nos pertenece. Mi país o mi madre no me pertenece y no puedo disponer de ellos como puedo disponer de una propiedad que ha sido hecha o comprada por mí. En el caso de “mi cuerpo”, mi cuerpo no es una propiedad ni nada hecho o comprado por nadie como pueda ser un automóvil.

    El cuerpo es un templo, un instrumento del espíritu y una obra de Dios, fundamento último de todo derecho, de toda obligación y único propietario en el registro de la propiedad cósmico. Nadie tiene pues derecho alguno a disponer de su cuerpo de un modo caprichoso o substrayéndose a fines y normas superiores. El feticidio es un homicidio y, desde el punto de vista supremo del derecho natural, un contradios. Los abortistas se valen de una torpe y falaz analogía, abusando de las limitaciones cognitivas de los que se dejan descarriar por las limitaciones del lenguaje. Mi mesa, mi cuenta dinero, mi libre elección. Mi país, mi familia, mi cuerpo, mi idioma, no son de mi libre elección.

  3. El aborto es un Derecho como otro cualquiera la verdad no entiendo tanta polemica.
    Por el ABORTO LIBRE DE HIJOS DE PUTA.

  4. Todos estos hay que recordarles que ese Derecho sus putisimas madres no lo ejercieron pero aún estan a tiempo.

    POR EL ABORTO LIBRE DE HIJOS DE PUTA.

    • Aprenda a ser más elocuente. Edúquese. Aprenda a contribuir una mísera idea a un intercambio organizado y productivo de ellas; si no para mayor ilustración de la sociedad, al menos, por respeto propio. ¿De qué noción o nociones de derecho partiría Vd.? Más bien parece que de ninguna. Detestar la “polémica” no es sino un retroceso civilizatorio. En el Occidente culto teníamos disputatio y dialéctica. Ahora tenemos cafres que vociferan exabruptos y repiten consignas mediáticas. Es Vd. inferior.

      • Del Derecho al ojo por ojo y diente por diente y antes de soltar exabruptos lea vd y entienda lo que lee que ya sabia yo que más de un cateto me iba a contestar porque yo no apoyo el aborto bobalicon abogo por el aborto libre de hijos de puta aunque sea 30 años despues.

        • Da igual. Como cuestión de principios, la criminalidad del aborto no depende de quienes sean o vayan a ser los abortados. Por supuesto, su no argumentación sigue siendo paupérrima.

          • Crimen no Justicia le doy la oportunidad a sus putas madres de abortarlos 30 años despues porque si estos no hubieran nacido hubiera sido una bendición. Quieren aborto pues que empiecen por ellos mismos.

  5. La vacuna es lo mejor para el aborto libre de hijos de puta puede empezar cualquier politico de mierda elegido al azar y ejercer el Derecho que su puta madre no ejercio cuando lo tuvo.

  6. ¿Y si encontramos la manera científica de que cumpla 4 años dentro de la madre? ¿es un no nacido un ser humano con sus derechos y deberes, o no?

    ¿Y por qué el humano que está dentro no es el dueño del cuerpo que está fuera? ¿y con derecho a acabar con esa vida por su libertad a decidir?

    • Exactamente. Es que el desarrollo del ser humano es único y exhibe lo que se llama neotenia; es decir, la cualidad de ser un feto o algo como un feto fuera del vientre materno porque todavía es totalmente dependiente. No es como los caballos, que nacen y se ponen a mamar, a deambular y a pastar.

      • Pues sí.

        Calle calle, que estos entonces dicen que hasta los tres o más años tienen derecho a matarle.

        • Así huyen hacia adelante. Lo importante es que así se vea la conexión íntima entre el feticidio y el infanticidio.

        • El aborto es asesinato y más cuando lo aborta cuando el feto ya se esta desarrollando otra cosa es en la primera semana o días que tomando ciertos quimicos e incluso alimentos producen el efecto de impedir la concepción o el desarrollo y ahí ya podemos entrar en discusiones o discutir sobre metodos de anticoncepción pero sacar el feto y triturarlo es una barbaridad. Claro que de la otra manera no habría negocio. Yo en cambio si estoy a favor del aborto libre de hijos de puta aunque sea 30 o 40 años despues cosa que sus putisimas madres no hicieron. Es curioso como los más proabortistas son los más hijos de puta nada nada que empiecen por ellos mismos.

  7. Aprenda a ser más elocuente. Edúquese. Aprenda a contribuir una mísera idea a un intercambio organizado y productivo de ellas; si no para mayor ilustración de la sociedad, al menos, por respeto propio. ¿De qué noción o nociones de derecho partiría Vd.? Más bien parece que de ninguna. Detestar la “polémica” no es sino un retroceso civilizatorio. En el Occidente culto teníamos disputatio y dialéctica. Ahora tenemos cafres que vociferan exabruptos y repiten consignas mediáticas. Es Vd. inferior.

    • Porque no se va vd a tomar por el culo yo educación no tengo ni la pienso tener si a vd le molesta me temo que el inferior es vd.

  8. Estos progres dan asco, siguen las consignas de sus amos sin rechistar. Con este tipo de chusma inútil y mamporrera el futuro dela humanidad está en riesgo.
    Esta locura, con un poco de conciencia que tengas, deja huella, pero claro, este tipo de gentuza bajuna no conoce que es eso.

  9. No es por nada que los cultos satánicos en la Gringolandia buscaban abortos y fetos asesinados para realizar sus rituales. Aquí es posible que también aunque sean más discretos y estén limitados a círculos herméticos globalistas como los que ordenaron a nuestros reales títeres un premio Princesa de Asturias para la Abramovic.

  10. En cuanto hay concepción hay vida.
    La dignidad de una persona no depende de la etapa de la vida en que se encuentre.
    Como reflexiona muy bien el señor Juan Arida:
    Antinatural es el aborto, el infame y cobarde asesinato del propio hijo, del ser humano más inocente que imaginarse pueda. Y digo ser humano, porque si no lo es desde la concepción no lo será nunca: ni el más fanático darwinista diría que existe un “evolucionismo intrauterino”. En cuanto a su inocencia, insisto en mi argumento preferido: en el caso extremo, el de embarazo por violación, el así condenado a muerte presenta una coartada que ningún acusado puede esgrimir; una coartada metafísicamente inatacable: cuando se cometió el delito, ¡él no existía! Sin embargo, hoy se aboga por ese asesinato en nombre del derecho de la mujer a disponer de su cuerpo, ignorando o pretendiendo ignorar que el embrión, y a fortiori el feto, no es “algo” sino “alguien”, como solía repetir Julián Marías. No es parte de su cuerpo, ni mucho menos una malformación patológica que se puede (y a veces ¡se debe!) extirpar. Y eso es lo que patrocinan muchos de los que tienen a su cargo el cuidado de esta comunidad: miembros del gobierno, legisladores, educadores (¿lo son?, hasta integrantes del más alto tribunal de justicia. Y en los “mass media”, salvo rarísimas excepciones, no se oye una voz que clame contra este crimen. Con todo desparpajo hablan de “salud reproductiva”, de “evitar el embarazo”, de “saber cuidarse”; como si la gloria de dar vida fuera una enfermedad.

    Sus hijos no son sus hijos
    Son los hijos y las hijas
    De los anhelos que la vida
    Tiene de sí mima.

    Vienen a través de ustedes, más
    No de ustedes y aunque vivan
    Con ustedes, no les pertenecen. (Kalil Gibran)

  11. Para je.

    Porque intervenimos en la obra divina, porque nos creemos con derecho a ello.
    Porque lo hacemos a todas horas y con todas las cosas, porque nada vemos inmutables.
    Porque lo hacemos talando un árbol o modificando el curso de un río. Lo que pasa es que hay interferencias e interferencias en la obra cósmica y eso es lo que su absurdo pensamiento no capta. Iguala lo divino con lo humano y banaliza lo sagrado, renegando de Dios para ponerse en su trono.
    Recuerdo una frase de Jo-el el padre del primer Superman, que se me quedó grabada: “no te inmiscuyas (no recuerdo la palabra exacta, pero venía a ser esa la idea) en el destino de los hombres”. Venía a darle un toque de atención para que no se endiosara, al menos así lo entendí yo, me marcó y siempre la he tenido presente cuando he tenido algún poder. No modifiques desde tu voluntad lo que no ha de ser (“lo que no está de Dios” decían mis mayores), no forzar es como yo lo entiendo, dejar fluir la vida y no crearse arquitecto de la vida de los demás.
    Porque en el fondo somos conscientes de nuestra pequeñez y no lo aceptamos, como consecuencia nos endiosamos. Si Dios no existe, que nos impide ser como él y ocupar su vacante? Es una pura contradicción, una más de las muchas en las que millones habitan como su medio natural.

    No es el aborto lo que acabará con el hombre, será su incongruencia y no solo en este asunto, sino en todas las cosas. Sin duda la mayor de todas es atentar contra su especie, que es lo que es el aborto. Matar para vivir, congruencia en tiempos de guerra, incongruencia en tiempos de paz. O es que, en realidad nunca existió tal paz?.

    Saludos.

Comments are closed.